lunes, 28 de febrero de 2005

Los mejores Oscar de la década


¡¡GUAPA!!

A mí me diréis de todo, oye, pero me encanta ésto de la alfombra roja. Qué modelitos, qué escotes, qué mujeres... ¡Qué mujeres! Y es que el preshow de los Oscar es toda una religión del glamour que ningún friki de los Oscar debe perderse. Que vale, éstos premios serán todo lo malos, falsos y comerciales que digáis, pero yo me lo paso BOMMMBA viéndolos.

La gran triunfadora de la noche fue, sin duda alguna, la obra maestra del tito Clint Eastwood, Million Dollar Baby, que se hizo con cuatro estatuillas de las más pesadas. El aviador, del gafe de Scorsese, se llevó cinco hombrecitos, cuatro de ellos técnicos y uno para Cate Blanchett, muy merecido, por su interpretación de Katharine Hepburn. Y qué guapa estaba la tia, madre mía, Hollywood vuelve al glamour de antes con mujeres como ésta.

Dos oscar se ha llevado Ray, a mejor mezcla de sonido y a mejor actor principal para el puto amo, Jamie Foxx, arrebatándoselo a Leonardo DiCaprio, mi preferido. Pero bueno, otra vez será. Soy de los que opinan que DiCaprio es un actorazo y que en unas décadas se convertirá en un clásico para el mundo del cine. Dos estatuillas también se ha llevado el film de animación Los increíbles, para mejor película de animación y mejor edición de sonido. Me alegro, porque la peli mola un huevo xD.

Sólo una estatuilla se han llevado Entre copas, ¡Olvídate de mí!, Diarios de motocicleta (mejor canción, olé tus huevos Drextler, o como te llames), Buscando Nunca Jamás, etc...

También resaltar que Alejando "Orsoncito"* Amenábar se ha salido con la suya y le han otorgado el oscar a la mejor película de habla no inglesa por Mar Adentro. Personalmente me hubiese alegrado más la victoria de la alemana Der Untergang (El hundimiento), pero como éstos son españoles, pues me alegro también.

He aquí el recuento de lo que ha sido la 77ª edición de los Oscar, y los más repartidos, también:

El aviador: 5 estatuillas (mejor actriz de reparto, mejor fotografía, mejor edición, mejor vestuario, mejor dirección artística) de 11 nominaciones.
Million Dollar Baby: 4 estatuillas (mejor actor de reparto, mejor actriz principal, mejor director, mejor película) de 7 nominaciones.
Ray: 2 estatuillas (mejor actor principal, mejor sonido) de 6 nominaciones.
Los increíbles: 2 estatuillas (mejor película de animación, mejor edición de sonido) de 4 nominaciones.
Buscando Nunca Jamás: 1 estatuilla (mejor banda sonora original) de 7 nominaciones.
Sideways (aka Entre Copas): 1 estatuilla (mejor guión adaptado) de 5 nominaciones.
Una serie de catastróficas desdicas de Lemony Snicket: 1 estatuilla (mejor maquillaje y peluquería) de 4 nominaciones.
Spider-man 2: 1 estatuilla (mejores efectos especiales) de 3 nominaciones.
Diarios de motocicleta: 1 estatuilla (mejor canción original) de 2 nominaciones.
Mar adentro: 1 estatuilla (mejor película de habla no inglesa) de 2 nominaciones.
Eternal Sunshine of the Spotless Mind (aka ¡Olvídate de mí): 1 estatuilla (mejor guión original) de 2 nominaciones.

(*): Luego le pagaré a La-ruina-de-la-familia los derechos de autor xD.

PD: Dios mío, ¡quiero conocer a la madre de Clint Eastwood! ¡¡Esa mujer es Dios!!

sábado, 26 de febrero de 2005

'El hundimiento' y tener el culo dormido


Hitler y el doblaje no son compatibles

¡Hey peña! Rafalet al habla (o al teclado). Menudo día que he pasado, y es que no he parado en ningún momento. P'arriba, p'abajo, p'al centro, p'adentro... Y es que, en sábado, ¡ya estaba levantado a las nueve de la mañana! Algo extraordinariamente extraño en mi ser, levantarme temprano un fin de semana. Y qué remedio, ya que a las doce y algo había quedado con una tia (que al final vinieron tres...) y yo estaba en estado de excepción.

Tocada la una del mediodía, nos dirigimos a buscar al novio de una y a esperar a otro chaval (Carletessss!!!), para a continuación irnos a comer a un bar de mala muerte donde los bocadillos son a lo Nacho Vidal y el lomo tiene tanta sal que se derrite en la boca. Pero ese no fue el plato fuerte de la tarde (jeje, éste chiste es mío, espero que lo pilléis), sino que luego íbamos al cineeee. Síiiii, al cineeeeeee, con lo que me gusta ir al cine y lo poco que he ido yo éste mes (TRES VECES!!!). Y no a un cine cualquiera, no, sino a los cines de Gran Via 2, que son la repera, con esas butacas, con esas palomitas, con esas dependientas...

La película que fuimos a fue El hundimiento. Basada en las memorias de la secretaria que Adolf Hitler tuvo en sus últimos dos años, El hundimiento narra los últimos doce días del dictador alemán y de su tercer reich, con una crudeza y una, me atrevo a decir frialdad, con el mismo nivel (o más) que la grisácea La lista de Schindler y la indiscreta El pianista. Pero la película también tiene sus peros, oiga. Cada uno de sus 150 minutos te atrapa considerablemente en la trama, pero creo que se hace demasiado larga y algo pesada a ratos. Será por el casi ausente ritmo de la película. Aquí es cuando pasa lo de siempre en un cine, cuando ves una película eterna, y es que se te duerme el culo y parte de las piernas y estás haciendo malabares para estar cómodo. Pero va a ser que no. Y eso que las butacas es de lo más cómodo -respecto a cines- que hay en Barcelona...

Pero bueno, sigamos con la película. El hundimiento brilla gracias a Bruno Ganz, que interpreta a Hitler. Con PAPELONES como éste, uno se pregunta qué coño se fuman los de "lo sosca" al nominar a Johnny Depp por Buscando Nunca Jamás o a Clint Eastwood por Million Dollar Baby (no nos engañemos, lo único que hace el tito Clint en la película es fruncir el ceño) teniendo a diamantes en bruto como éste. Y es que el tio SE SALE. Lástima que la haya visto doblada (un doblaje horrible, por cierto), que si no ya lo consideraría uno de mis dioses personales.

En fin, buena película, demasiado larga, demasiado depre (he salido con una cara...), pero se agradece que aún se hagan películas así. 100% recomendable.

¡Y que viva Bruno Ganz, coño!

PD: Que aprenda Amenábar a hacer cine.
PD2: Que le den por culo a Javier Bardem y se ponga a rezar a nuestro señor Bruno Ganz, aaaaamén.

El gilipollas y el mini-tren gavaniense (2ª parte)


Chuuuu, chuuuu!!!

El trenecito se les escapaba. Sólo había una solución, correr con todas las fuerzas disponibles hasta la siguiente estación del pequeño tren, la cual se situaba calles más arriba. Gilipollas, Loriña, Reiquelina y Anónima siguieron corriendo. El tren les pisaba los talones. No podían perderlo de nuevo.
- ¡Corred, joder, corred! - gritó Reiqueliña.
Gilipollas sentía algo en el bolsillo derecho de su pantalón. Era el Noia 5110 heredado de su hermana mayor. Las palabras de su hermana al confiarle el móvil resonaron en su mente. "Como lo pierdas, te mato. Como lo rompas, te mato. Como te lo roben, te mato. Y como le cambies la carcasa y le quites las pegatinas del piolín, te mato. Hala, puedes llevarte el móvil".

Al fin llegaron a la plaza, cuyo nombre no me da la gana de recordad, donde siempre ponen la cutre-feria de Gavà. Allí tuvieron que hacer cola hasta que el "azafato" del trenecito (con acento de maricón), un hombrecillo sospechosamente muy parecido a John Leguizamo, se acabase de hacer la manicura.
- ¡Que es para hoy! - Gritó un tio.
- ¡Tia buena! - Desconozco quién lo soltó.
- Ay callaros ya, ¡eh! Me estáis estresando de lo lindo y si no me dejáis en paz os vais a jorobar y no entraréis en el trenecito, hala - dijo el azafato, frunciendo el ceño.
- ¡Calla, maricona! - chilló Gilipollas.
- ¿Pero tú eres gilipollas? - preguntó Reiqueliña.
- Sí, ¿no?
- Déjalo.

Transcurrida una estúpida conversación donde predominaban los piropos hacia el azafato y las plumas de Gavà, al fin nuestros héroes pudieron coger asiento en el trenecito que les llevaría al Barnasud, y de allí a la playa y de allí de nuevo en frente de casa de Gilipollas. Gilipollas se sentó justo al lado de la "puerta" (bueno, eso una puerta no era, se trataba de una mierda de cadena de hierro, ya ves tú qué seguridad), y como los asientos estaban a petar, pues Gilipollas se acercó demasiado a la puerta, con lo cual la mitad de su pierna derecha estaba fuera y dentro del trenecito.
- Joder, vaya puta mierda de sitio que me ha tocado - dijo Gilipollas.
- ¡Shhh! ¡A callar! ¡Que hoy estoy de muy mal humor eh, que me ha venido la regla! - gritó el azafato. Reinó un silencio total en el trenecito. - ¡Arranca ésta mierda! - gritó de nuevo. Y el tren se puso en marcha.

Eso de ir en trenecito, cruzando Gavà, era como ser los amos de la carretera. Los coches adelantaban a toda hostia el tren, pitando y soltando berrerias, mientras el azafato se pintaba los labios y Gilipollas luchaba por la permanencia en el tren de su pierna derecha. El colmo fue cuando se oyó un chasquido en unos pequeños altavoces, en cada esquina de cada vagón, y empezó a sonar King Africa. "Boooooooooooooooooooooooooooooooooombaaaaaaaaaaaa", sonó. Todo el tren enmudeció. Hasta unos gitanillos, algo rechonchos, que estaban detrás de Gilipollas. El azafato empezó a bailar como si de Roció de Madrid en Crónicas Marcianas se tratara (es decir, MAL). El conductor meneaba la cabeza. Todos los pasajeros de aquél tren del demonio (o del orgullo gay) se sintieron en una situación algo extraña, penosa también, pero NADA veraniega. Los coches seguían pasando y soltando calamidades. Hubo incluso un coche patrulla que nos persiguió durante largo rato, para luego picarle el ojo al azafato e irse tranquilamente. Qué situación.
- Reiqueliña, ¿falta mucho para el Barnasud? - preguntó Gilipollas.
- Calla, canalla, y baila un poco, que King Africa es Dios - le respondió.
"Si ya decía yo, que dar uan vuelta por Gavà en trenecito no era buena idea. Pero algo me dice que no todo acaba aquí", pensó Gilipollas.

Tras largo camino recorrido, insufribles sesiones de King Africa y bailes cutres del azafato, el tren paró en su destino: el ¿centro comercial? Barnasud. Mucha gente huyó despavorida, incluso le dieron un toque al guardia de seguridad de setenta años que había en las puertas del centro. Pero Gilipollas y cía, como habían pagado doble billete, tenían que soportar una vuelta más.

"Me temo lo peor, sí, me lo temo".

El trenecito arrancó, al igual que el CD de King Africa, que empezó de nuevo. Dieron la vuelta a la rotonda y siguieron recto, hacia el centro de Gavà again. Pero un hecho sin precedentes haría que Gilipollas y cía llegaran tarde, muy tarde a Gavà. En la mitad de la recta recorrida que separaba el parque comercial y la ciudad, Gilipollas fue gilipollas y oportuno y tuvo que meterse la mano en el bolsillo derecho. Al coger el billete del tren, para ojearlo y distraerse, vio que el Nokia 5110, el preciadísimo Nokia 5110 de su hermana, caía al vacío. "Ay, caramba". El móvil cayó, poco a poco, como si fuera cámara lenta, hasta darse un golpe en el escalón del trenecito. El aparato se desmontó en dos pedazos. Uno se quedó donde estaba, en el escalón, y otro... Fue a parar a la carretera, junto a unos estrechos aparcamientos. Lo primero que se le pasó por la cabeza a Gilipollas no era el móvil, ni que qué haría para recuperar el móvil, sino, la imagen de su hermana, desmelenada a lo Gloria Trevi, y con un cuchillo jamonero lleno de sangre, el cual se lo incaría segurísimo a su queridisimo hermano. Gilipollas, como buen gilipollas, no pensó, sólo actuó, y arrancó la cadena que servía de puerta. Puso sus piernas en el escaloncito, dispuesto a saltar.
- ¡¡¡Detente!!! - chilló el azafato - ¡¡¡No saltes!!!
- ¡¡¡Se me ha caído el puto móvil!!! ¡¡¡Parad el tren o salto!!!
- ¡¡¡Que le den al puto móvil!!! ¡¡¡NO SALTES!!!
"Que te den a ti, marica de mierda, haga lo que haga hoy, moriré".

Gilipollas saltó. Cuando su pie izquierdo tuvo contacto con la carretera, un pinchazo muy fuerte recorrió el cuerpo de Gilipollas. La inercia hizo que se torciera el pie y rodara por la carretera. Se había hecho un esguince. Gilipollas intentó levantarse, pero no pudo, sólo pudo apoyar el pie derecho y dirigirse al lugar del impacto movilero a pata coja. Para su sorpresa, un desconocido, al parecer un camionero, ya había cogido la parte del móvil que se había caido y, claro está, se la dio.
- Chaval, que ésto lo puedes comprar en cualquier otra tienda.
- ¿Qué? - preguntó Gilipollas, inconsciente,
- Que la BATERÍA del móvil se puede volver a comprar, carajo. Anda, toma.
Gilipollas había saltado de un trenecito en marcha, se había torcido el pie, había arriesgado su vida por... ¡¡¡UNA BATERÍA DE UN NOKIA 5110!!!
El azafato saltó del tren, ya detenido, y vino corriendo. Para sorpresa de Gilipollas, vio que el azafato llevaba tacones.
- Pero, pero, pero, ¡¿tú eres gilipollas?! ¿Tú con qué piensas? ¿Con la cartera?

Al final, Reiqueliña, Loriña y Anónima llevaron al herido gilipollas de vuelta a Barnasud. Resulta que había un stand de la Cruz Roja montado y habían llamado allí, avisando de su llegada. Gilipollas pasó una hora sentado en un banco de un centro comercial, con el pie herido y descalzo al aire, y una bolsa de hielo encima.

Reiqueliña se fue a dar una vuelta en una tienda de discos.

Loriña se fue al lavabo a mirarse al espejo y pronunciar su nombre.

Anónima aprovechó la tarde y cruzó dos pueblos para dirigirse a la comisaría más lejana para que le renovaran el DNI.

El Nokia 5110 no sufrió daño alguno.

Gilipollas, sí. Por gilipollas.

miércoles, 23 de febrero de 2005

El gilipollas y el mini-tren gavaniense (1ª parte)


BASADO EN HECHOS REALES

Érase una vez que se era, un pueblecito catalán, ubicado a puertas del Mediterráneo, llamado Gavà (léase GÆVFÀ). En dicho lugar, cada verano, el pueblo irradiaba euforia y felicidad. Llegaba el verano, las vacaciones para muchos, los contratos temporales para otros, y los paseos, breves o largos, por la aspera arena de la playa. Entre otras muchas actividades, Gavà organizaba su propia línea urbana de "trenecitos", los cuales circulaban por la carretera o por el paseo marítimo. Así, tan panchos. Daban una vuelta a todo el pueblo -que no es pequeño- hasta llegar a la playa. Allí, hay que bajar para que el tren albergue a más pasajeros, dispuestos a llegar al ¿centro comercial? Barnasud.

Una buena mañana de julio de 2001, o de 2000, mi mente no llega pa' tanto, un ser de quince años de edad, de aspecto frágil y cansado, llamado Gilipollas, se despertaba con la llamada insistente de una amiga suya, Reiquelina, por su teléfono móvil. A Gilipollas le acababan de "regalar" el móvil. Era un Nokia 5110, heredado de su hermana mayor, Karmele (no marchante). Karmele le tenía mucho cariño a ese Nokia. Si Gilipollas le hacía algo malo al móvil, cualquier cosa, ella estaría dispuesta a matarle por vengar al teléfono.
- ¿Diga? - contestó Gilipollas, con voz ronca.
- ¡¡VIVAN LAS VACACIONES DE VERANOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO...
- ¿Reiquelina?
- ... y su princesa!!*
- La madre que te parió, ¿sabes qué hora es?
- Claro, las dos del mediodía - "Mierda", pensó Gilipollas. - ¿Por?
- No... por nada, por nada, dime, ¿qué querías?
- ¿Sales ésta tarde? Vaaaaaaaaaaa, di que sí hombre, di que sí. Iremos a la playa, al Barnasud, al paseo marítimo, a... - Gilipollas no podía seguir oyendo, aún tenía sueño. La idea de patearse todo Gavà le parecía, en esos momentos, agotadora.
- Vaaaaaale, sí, salgo, venga, adeu.
Gilipollas colgó el teléfono sin ni siquiera quedar a una hora. Pero se la sudaba, ya le picarían. Se levantó de la cama y se fue directo a la ducha. Cuando acabó caminó por el pasillo de su casa en pelotas, inconsciente de que su abuela, que en paz descanse en éstos momentos, estaba detrás suyo. Se fue a su habitación y se vistió.

Reiquelina, Loriña y Anónima se dirigían a casa de Gilipollas para picarle. Habían quedado para ir a pasear por la playa y demás chorradas que se les ocurren a los adolescentes para matar el tiempo del largo verano.
- Jajaja, seguro que estará agobiado el pobre, con lo vago que es - dijo Anónima.
- Que lo esté. Será bobo. Me ha colgado groseramente. Le morderé una rodilla - dijo Reiquelina.
- ¿Una rodilla?
- ¡Sí! ¡Una rodila!
- Lo... loriña - dijo Loriña.
Las tres picaron a Gilipollas y éste tardó unos diez minutos en salir. Menos mal que estaba ya arreglado.
- Hey - saludó Gilipollas.
- Hey - respondieron las tres a la vez.
- ¿Patearse la rambla? ¿Gavà? ¿O la playa?
- De momento vamos a la parada que hay frente a los juzgados - respondió Anónima.
- ¿Por qué?
- Solo tienes que mirar delante tuyo.
La parada y la casa de Gilipollas estaban a dos calles. Vamos, cuatro pasos y llegabas. Desde su portería se veían los juzgados y la parada.
- ¿Qué es eso? - Preguntó Gilipollas.
- Un... TRENECITO - respondió Reiquelina maliciosamente.
- Tengo un mal presentimiento - dijo luego Gilipollas.
- Lo... ¡Loriña! - gritó Loriña señalando el trenecito.
- Esto, creo que se nos escapa.

CONTINUARÁ...

(*): Véase 'Buenafuente' para entenderlo xD

martes, 22 de febrero de 2005

'Constantine' y el morbo que provoca un ángel


Keanu sigue tan insoportable como siempre,
pero ha demostrado que sabe mover almenos la boca cuando "actúa"


No sé de qué coño va el cómic, cuando tenga tiempo y encuentre ejemplares (o me los baje), pues me los leeré con mucho gusto. Pero Constantine, la película, basada en Hellblazer (si me equivoco que me corrigan los frikis devoradores de cómics norteamericanos, please), deja buen sabor de boca, con un argumento no muy fresco, pero entretenido, y una estética que ya quisieran Hellboy o Blade.

El film cuenta la historia de John Constantine, interpretado por el siempre infumable Keanu Reeves, un tio que ve cosas que los demás no ven (excepto gemelas locas de remate) y puede entrar y salir del infierno con sólo mirar a los ojos a un gato o sentarse en una silla, mojarse, y electrocutarse. Sí, es un poco rarito el niño, pero es que de pequeño ya le decían que estaba pirado y se lo creyó tanto que ahora tiene alucinaciones... Uys no, que lo que ve es de verdad. Sorry, el vino blanco hace estragos en mí, y cuando lo hace, no soy muy responsable de lo que puedo llegar a escribir.

Constantine conoce a una chica (Rachel Weisz, más buena que el pan), hermana gemela de otra, la cual se ha suicidado, y para más inri, tenía poderes como Constantine. Ésta chica pide ayuda a Constantine para que lleve a su hermana al cielo, ya que era católica hasta los ovarios, y claro, ya sabéis que si os suicidáis, vais al infierno. Regla de oro del catolicismo, "si te pinchas, te jodes". ¿Lo conseguirá Constantine, alias "Neo a lo macarra"? La respuesta en vuestros cines, queridos.

Ah, el mejor personaje es, para mí, el ángel Gabriel, que está interpretado por una tia, que aunque sea fea, con ese smoking, esas alas, y ese pelo, me da un morbazo que ** ********.

En fin, una peli bastante entretenida, aunque tampoco es para tanto. Pero mil veces mejor que Blade o que la soplapollez de Hellboy.

PD: Keanu, si lees ésto, quiero que sepas que cuentas con mi total apoyo cuando te dediques a ser modelo de relojes de pulsera. Hasta entonces, vete al carajo.

domingo, 20 de febrero de 2005

Yo, voto


El kit del votante. Con la primera entrega el fascículo
número uno y una papeleta en blanco


Hoy he cumplido. Por primera vez he votado (aunque sea en un referéndum... pero he votado). Ya soy un ciudadano hecho y derecho, ya soy un hombre. Me he arreglado especialmente para la ocasión. Cuando estaba listo para salir de casa, he mirado por la ventana y me he enfrentado cara a cara con mi destino. He cogido mi tarjeta censal (ya hablé de ella), mi dni (he censurado aquí la foto por no dañar los sentimientos de los lectores), el sobre para poner el voto y, efectivamente, el voto. Cuando he salido de casa, he salido con la cabeza bien alta y repitiéndome a mi mismo, "vooooy a votar, vooooooy a votar", moviéndome chulescamente y con todo "el kit del votante" en mi mano, cual película de Michael Bay (por los planos, cámras lentas...).

- ¡Mirad! ¡Va a votar!
- ¿Votar qué?
- El referéndum para una constitución europea para Europa, claro. ¿no lo sabías?
- ¿Qué es Europa?

El colegio erectoral... digooo, electoral, es el Doctor Fleming de Viladecans, o algo así. Está situado en un barrio marginal gitano (aka guetto que lo flipas) de dicho pueblo. Entrar allí es una aventura muy arriesgada, moviéndote por las calles con el máximo sigilo posible, no vaya a ser que te vea un gitano desde tu casa y te quiera quitar dos céntimos de euro para pagarse el bocata o recargarse el móvil, quién sabe.

Finalmente llegué a mi destino, cansado y con rasguños en la ropa. Burlar a las pandillas de adolescentes gitanos ha sido una tarea agotadora. Éstos raros y salvajes animalitos tienen los sentidos disparados para sentir presencias a dos kilómetros de distancia y robarles lo último en móviles de 2001 a sus víctimas, tanto, que les cuesta pensar con claridad. Pero bueno, eso es otra historia, vayamos al grano.

Entré en el ¿colegio? electoral mirando de izquierda a derecha, mirando a todo dios que pasaba por mi lado. Ellos también lo hacían y se susurraban entre ellos "Es un novato, un novatoooooo", "y qué pintas", decía otro. Decidí ignorar a esas víboras de mala madre y me dirigí a la clase donde tenía que depositar mi voto. Frente a mí habían tres mesas con dos o tres personas en cada una. En el centro de las mesas, una urna, llenita, cosa que me sorprendió. Caminé poco a poco hasta la mesa U (o ÚNICA, eso es lo que ponía en el cartel) y me detuve frente a ella.

- Éste es novato - susurró la mujer que había en la mesa a un calvorotas que estaba a su lado, el cual asentía.
- Vengo a votar - dije. ¿Y a qué venía? Seré idiota, no sé en qué pensaba al decir eso. Le di el DNI, sin censura, al calvorotas y lo repasó. Luego se lo dio a la mujer de antes y ojeó unos papeles, a continuación asintió.
- Ya puedes darle el voto - me dijo, con una sonrisa algo maliciosa. Se lo di al calvorotas y éste lo introdujo en la ranura de la urna. El sobre cayó al montón que ya había dentro. Europa ya contaba con mi SÍ a la constitución.

Giré sobre mi mismo y me fui de aquél colegio. Respiré hondo. "Ya soy un hombre", me dije. Y volví a cruzar sigilosamente el guetto gitano para volver a casa y escribir esta soplapollez blogeril. Ea, ¡hasta dentro de tres años!

'La venganza de los Sith' abrirá el próximo festival de Cannes


"Kiaaaaaaaa, que er Anaking ze ha pazao al lado ozcuro, kiaaaaaa"

Pum, pum, un, dos, probandooooooo, "me se" oye? Bien, bien.

Como hace tres años con El ataque de los pelones (aka El ataque de los clones), Jorgito Luca$ ha decidido estrenar, porque pa' chulo chulo su pirulo, La venganza de los Sith en el célebre festival de Cannes, en Francia, que se celebrará el próximo mes de mayo.

El actor de pueblo Ewan McGregor (aka Kiaaaaaaaaaaaaaaaaaaki stamosss!!), el cual interpreta a un ya no tan joven Obi-Wan Kenobi, también viajará a Cannes junto con la gorda barbuda.

Para los incultillos del mundillo, La venganza de los Sith narra el acto final de la nueva trilogía (que no ha salido nada redonda) de Star Wars, en el cual tiene lugar la aniquilación de los caballeros Jedi, el nacimiento de los gemelos Skywalker, la ascensión de Palpatine como Emperador de la Galaxia y el paso definitivo de Anakin Skywalker hacia el Lado Oscuro de la Fuerza, convirtiéndose en Darth Vader (el casquito, el orinal en la cabeza, y el "scuuuu scuuuu" vendrán cuando se caiga en un charquito de lava).

Se estrena el 19 de mayo.

viernes, 18 de febrero de 2005

TagBoard Ibérico

Pues acabo de colocarlo, por ahí abajo estará.

¿Y por qué lo he puesto? Pues porque queda monísimo y divino de la muerte, y como lo vi en el blog de Oak (o Jano), me entró la envidida rabiosa, y quise tener uno yo también xD.

=P

Recomendación (y van...): 'Descubriendo Nunca Jamás'


¡Vivan los DVD-Screeners!

Pozí, otra recomendación. Y ya van ¿dos? éste mes, pero mira, uno no lo puede remediar, y cuando ve una película que le gusta, tiene que recomendarla. Vaaaaya pó dió.

Ésta vez le ha tocado a Descubriendo Nunca Jamás, un film inspirado en hechos reales, que cuenta cómo el autor James Barrie se inspiró y escribió su obra de teatro más celebre, Peter Pan, y el éxito que obtuvo al estrenarse. Pero el film va más allá de eso. Nos cuenta una historia, a mi parecer, bellísima, y agridulce a la vez, de lágrima fácil, pero justificada, esos 20-30 minutos finales son de lo más emotivo de éstos últimos años.

El film cuenta con 7 nominaciones a los Oscar, incluída la de mejor película. Johnny Depp, que interpreta al escritor, está decente, pero cansa verle, porque no parece que haga de James Barrie... sino de Johnny Depp. Y para más inri está nominado al oscar, espero que no se lo den. Sin duda, lo mejor interpretativamente hablando, recae sobre Kate Winslet, que interpreta a la musa de Barrie; Julie Christie, interpretando a la madre de ésta última; y, por supuesto, Freddie Highmore, un renacuajo de trece años que interpreta a Peter, el hijo de Kate Winslet en el film. Grandiosa esa escena final entre Johnny Depp y él.

Lo que ya no es tan grandioso es cómo acabaron los personajes del film en la vida real, pero eso es algo que no os contaré para chafaros la película, queridos.

miércoles, 16 de febrero de 2005

Joño qué frío



Hará unas semanitas, o un mes, o no sé cuánto, Españñña entera vivió una ola de frío procedente de la quinta polla. A todos se nos encogieron un poquito las pelotitas y luego el país respiró tranquilo (con anginas, pero tranquilo).

NOW, almenos en Viladecans, un pequeño punto perdido alrededor de Barcelona, hace un viento frío DE COJONES. Pero frío frío, no sólo frío, FRÍO FRÍO.

Y es que sales a la calle, recién peinadito, y aunque lleves dos toneladas de gomina o espuma, ya ves tu pelo en la otra punta de Cuenca. También te puedes ir despidiendo del abrigo o de lo que lleves encima, porque se irán volando y nunca más lo verás. Es que es algo exagerado, mis queridos drugos.

Hace un par de días fui a tirar la basura. Como era el día en que mis padres tenían fiesta, pues se tiraron todo el domingo haciendo limpieza. Y cuando mis padres hacen limpieza, LA HACEN. Total, que ya me véis a mí, con el abrigo puesto encima del pijama, con dos cajas y una garrafa vacía en una mano, un saco de un metro y medio de largo y medio metro de ancho en otra, más una caja de ARIEL llena de mierda. ¿Habéis visto La Comunidad del Anillo? Bien, ¿recordáis aquél trozo en que Frodo y la superfriki-comunidad del anillo va por unas montañas heladas y que hacía un viento del copón? Pues así iba yo, hermanos míos. Aguantando el frío mientras soportaba una colosal ventisca helada. Los envases de yogur de fresa vitalínea vaciós se iban cayendo de la caja de ARIEL y corroteaban por el aparcamiento. Llegar al contenedor (a menos de cien metros de mi casa...) con ese temporal fue, en mi friki-opinión, merecedora de una calle con mi nombre.

Pues menos mal que se había acabado la ola de frío...

martes, 15 de febrero de 2005

Salvar a la taza Superman



Como buen frek que soy, debo tener mi correspondiente taza de Superman. La taza de Superman es un objeto que transmite inspiración y confianza al freak de clase media. Te levantas a las nueve de la mañana, enciendes la tele y pones tv3, la apagas porque no te gusta ver el careto del presentador, te sientas delante del ordenador y lo enciendes. Quieres desayunar y vas la cocina a prepararte algo y ahí está, la taza de Superman, mirándote con su cara bonita y guiñándote el ojo, le sonríes y ya sabes lo que tienes que hacer: preparate un colacao helado, la bendición de cada mañana (lo siento pero no trago ni una gota de café por la mañana).

Pero, ésta mañana ha acontecido un muy trágico suceso.

Iba yo tan campante por el pasillo cuando oigo una sintonía muy familiar procedente de la sala de estar/comedor (sí, nosotros comemos en la sala de estar, no nos caben mesas ni sillas en la cocina, se siente, no somos tan pijos). Mi hermana pequeña hacía por lo menos una hora que se había levantado y estaba espatarrada en el sofá con el pie aún roto encima de un cojín. La tia se había apoderado del mando a distancia y tenía puestos los dibujos éstos HORRIBLES, hechos con ordenador, de Spider-man. Resulta que mi hermana tenía mi gloriosa taza de Superman llena de zumo de piña (¡¡¡¡lo odio!!!!) y se lo bebía [modo Boris Izaguirre ON] CON UNA PAJITAAAAAAAAAAAAAAA [modo Boris Izaguirre OFF].

El Dios de los Freaks sabe que lo que hay dentro de una taza de Superman se debe beber como si el mismísimo Clark Kent bebiera un café en el Daily Planet, es decir, A SORBOS, como una persona normal. Y encima, LLENA DE ZUMO DE PIÑAAAAAAAAA, ¡¡¡todo un sacrilegio, hermanos!!!

Corrí tanto como pude para arrebatarle la taza de Superman a mi hermana. Su condenada zapatilla de leopardo hizo que resbalara y cayera de espaldas al suelo, no sin antes pegarle una santa patada a mi queridísima taza de Superman, lanzándola justo a la puerta de la cocina. El impacto hizo que la taza se rompiera en decenas de pedazitos y que la energía mística freak saliera de ella. La onda expansiva se llevó por delante a mi perrita, que se estampó con la televisión, apagándola, pero como mi perrita es inmortal, no sufrió daños.

Hubo un silencio incómodo.

La puerta estaba llena de zumo de piña. En el suelo, mi taza de Superman estaba "rest in peace". No podía creer lo que había sucedido. Le había pegado un santo patadón a mi taza de Superman y se había roto. Mi misión de salvarla del zumo de piña y las pajitas había fracasado.

Mi hermana siguió viendo los condenados dibujos de Spider-man.

New look

¿Os gusta? No me diréis que no queda fashionnn, eh?

domingo, 13 de febrero de 2005

Recomendación: 'Million Dollar Baby'


Hillary Swank y Morgan Freeman

Acabo de ver Million Dollar Baby, hermanos míos. ¿Qué decir de ella? Pues que es un peliculón, una obra maestra como de las de antes. Cada minuto del film se saborea y se disfruta con algo en tu interior que no sacan películas de calibres (léase también como millonadas) mayores. Da gusto ver películas así, da gusto que, a pesar de un final nada feliz, en apariencia, salgas de la sala con una sonrisa de oreja a oreja.

Respecto a los actores. No me ha parecido el mejor papel de Clint, pero el hombre lo clava, al igual que Hillary Swank, aunque no me parezca una actuación que se merezca el Oscar, la verdad, pero fijo que lo gana. Morgan Freeman también es Dios, para variar xD, no sé cómo lo hace éste hombre que en cada película le aplaudes en la cara. Crearía una nominación anual en los Oscar sólo para Morgan Freeman, para que se lo den cada año. En fin, se agradece que en una película te creas y te encariñes sobremanera con los personajes, es algo que cada vez está más ausente en el celuloide que nos llega.

Perdonad la brevedad de éste post, pero sólo se me ocurren dos palabras para definir ésta película: obra maestra.

Sopa de Cabra - Mala sang

La nit m'envolta,
les llums se'm tornen fosques,
t'escric a les parets,
m'allunyo de les coses.

La vida es fora, la lluna és buida i nova,
sota els meus peus fa fred,
no hi ha flors, només ombres.
Sé que te'n vas, que no estàs sola,
sé que no et queda res per mi,
m'és ben igual si no em perdones,
que sigui tal com soc,
que em senti així per tu.

Va ser tan fàcil,
avui tot se'm cargola,
no vull estar vençut,
cansat ni decebut.
La meva història
em sembla la d'un altre home,
només miralls trencats,
només imatges tortes.

La nit s'acaba
i al pic del dia em sento al fons d'un pou,
el cor desert,
el sol em cega
però tot i així jo em veig aquí tot sol, tan sol
com un ocell
que va esperant el vent.

Se m'han tancat totes les portes
i ja no em queda res per dir,
sé que ara ets lluny, que no estàs sola,
que s'ha acabat el joc
i el que he perdut soc jo.

La nit s'acaba
i un altre dia em sento al fons d'un pou,
el cor desert,
el sol em cega
però tot i així jo em veig aquí tot sol, tan sol
com un ocell
que va buscant el vent.

S'acabarà la nit algun dia, si, s'acabarà la nit
i no tindré mai, no, no mai, mala sang, mala sang,
cap mala sang...

jueves, 10 de febrero de 2005

¿Hacer bachillerato y no morir en el intento?


Ugggggggggg

Hacia bastante tiempo que no dejaba rastro escrito de mi presencia por este blog, creo que ya era hora de volver a las andadas.

La verdad esque con la cantidad de exámenes y demás mierda a la que nos sometemos los estudiantes, se me pasan muchas veces las ganas de ponerme a escribir algo (los comentarios de texto acaparan toda mi vocación literaria ¬¬'). Yo no se quien creó el programa de estudios para bachillerato, pero como dicen en 'Vaya semanita', seguro que iba pimplao xD. Al personaje en sí se le metió en la cabeza hacer la materia de tres años en dos, y claro, ¿consecuencias de ésto? Prisas, estrés, más prisas, más estrés, y así hasta final de segundo. ¿Qué pasa a final de segundo? Que tienes que preparar la selectividad, y eso como no es más prisas, más estrés, mas histeria, etc. ¿Y a que viene todo ésto? Pues a que estoy en la recta final de segundo de bachillerato y estoy que me tiro de los pelos jajajajaja, aiss.

Todo ésto sonará muy evidente, porque se supone que el que algo quiere, algo le cuesta, y si hay gente en la universidad será porque se puede llegar, ¿no? Pero bueno, hasta entonces... ñoadnfñadnfdfbadofadfaodfadfofoafdfadfoadfdjf xD.

Ésto es todo de momento, ¡hasta otra! :**

miércoles, 9 de febrero de 2005

Cuando lo extravagante domine el planeta


Bo-Bobo, la serie más extravagante desde Lain o FLCL

Corrían las siete y cuarto de la tarde. Estaba un servidor cuidando de su hermanita pequeña, que, recordemos, se rompió un pinrel; cuando dentro del repelente espacio 3xl.net, que emite la también repelente K3 (echo de menos los tiempos de C33) nos brindan con una nueva serie (van por el tercer capítulo), tan extravagante y genial como las lindezas de Gainax (FLCL o Karekano, si hablamos de lo extravagante, claro) o más aún si cabe.

Se trata de Bo-bobo (que no es el nombre original de la serie, claro, todos sabemos que la televisión catalana mutila descaradamente todos, o casi todos los títulos de las series). Imagina que el mundo está dominado por un emperador malvado que tiene como gran objetivo vital conseguir que toda la humanidad se quede calva. Por suerte existe un superhéroe que velará por las cabelleras y porque las peluquerias no se queden sin trabajo, hablo de Bo-Bobo, of course, el prota de la ésta serie animé, extravagante y delirante donde las haya. Éste tiarrón de raza negra y con un peinado rubio a lo afro tiene otra misión en la vida, que es proteger a Beauty, una niña que ha conseguido escaparse de los cazadores de cabellos y aún luce una cabellera esplendida. Todo un reto para un héroe un tanto estrambótico que tiene como principal arma de lucha, agarraos fuerte, dos pelos bastante largos que le salen de la nariz y que utiliza como látigos, pero además de estos pelos en la nariz, Bo-Bobo también tiene muchas armas escondidas.

Creada por Hiroki Shibata, la serie la producen los creadores de Dragon Ball (Toei Animation, of course) y consta de un total de cincuenta capítulos. Mezcla la comedia con la ciencia ficción más surrealista. Se estrenó en TV Asashi y ha obtenido mucho éxito en todos los paises donde se ha emitido (en España se está empezando a emitir en canales autonómicos, pero anteriormente ya la emitía Fox Kids, que ahora se ha cambiado el nombre por uno más hortera aún, JetiX). Además de el animé, Bo-Bobo también tiene un videojuego (creo que para Game Boy Advance), y es que éste superhéroe es todo un fenómeno.

¡Quiero ser japonés y extravagante!

lunes, 7 de febrero de 2005

La Incredi-pera mecánica



Antes de todo quería advertiros de que si veis que mi forma de hablar es un poco extraña, mis disculpas, el protagonista de La Naranja Mecánica -de Kubrick-, Alex, ha influenciado sobremanera en mi quijotera. Pero no desesperéis, mis queridos drugos, la influencia va para bien.

Otra cosa. ¡Menudo subidón ha pegado el contador de visitas! Os agradezco mucho que os hayáis enganchao a éste blog-revistilla, donde todos somos super-freaks y estamos un poco locos. Mil gracias.

Y ahora voy a contaros mi vida, para variar. Bueno, mi vida no, os voy a contar lo que me ha pasado éste domingo, of course.

Como todos sabréis, el miércoles fue mi cumple cumple. Cumplí nada más y nada menos que la mayoría de edad, que ya era hora. Aquél miércoles, mi family no tenía tiempo de celebrarlo "a lo grande" (remarco las comillas), así que dejamos los pasteles y demás paridas para ayer (claro, que ya estamos a lunes, hermanos míos), domingo, seis de febrero de 2005. Toma ya.

El domingo es el día de fiesta para todo quisqui, incluído para mis padres, cosa que ya es rara por sí misma. Sólo os diré que hoy nos hemos levantado a la una menos cuarto TODOS (éste factor es el responsable de que esté aquí escribiendo y rayándome la quijotera de no muy agraciada manera). Como cada domingo, a mi madre no le ha salido del chiripitifláutico de guisar nada. ¿Resultados de éste emperramiento adulto? Dos: Llamar al telepizza de marras o ir a un lugar de mala muerte a que nos hagan unos "deliciosísimos" pollos a last (no sé cómo carajo se escribe, mis queridos drugos) con unas patatas más llenas de aceite que un conservador machista.

Si a todo esto le sumamos que mi madre trajo el otro día del bar unas SEÑORAS PERAS (más grandes que mi mano), que mi padre (gaditano como nadie) se emperra en ver todo el santo día los carnavales de "cái", la cosa se iba de lo paranormal.

Cuando ya nos hemos zampado los pollos (qué mal suena esto), tocaba la fruta. Yo, como nunca como fruta, a no ser que esté enfermo, pues me espatarré en el sofá, viendo una peliculilla de la infumable Sandrah Bullock en Timotena 3. Mi madre trajo una incredi-pera y se la dio a mi sister menor. Ésta se la zampa y dice que quiere más (así de "alimentada" está la cría).
- Ve a buscarla tú, que ya eres mayor - le contesta mi madre. Total, tiene ocho años, es mayor ya, pero no tanto como yo xD (uy, esto de cumplir los 18 viene con demasiados delirios de grandeza; tendré que ir a que me reparen la quijotera).
Total, que mi sister menor va a la cocina a buscar un par de incredi-peras.

JUSTO en el momento en el que mi hermana pisaba la cocina, mi entorno se detuvo y viví una experiencia similar al "tiempo-bala" de Matrix. En ese "tiempo-bala", me levanté del sofá, lo más rápido que pude y corrí hacia mi silla. Algo me decía que iba a contemplar un espectáculo sin precedentes. Ya estaba sentado en la silla y el "tiempo-bala" continuaba. De repente veo que mi hermana va saliendo de la cocina, con dos incredi-peras en su mano. Cuando agarró el pomo de la puerta, dispuesta a cerrarla, en mi quijotera empezó a sonar la novena sinfonía de Beethoven.
- ¿Qué me ocurre? - me pregunté - Ésto no es normal.

El "tiempo-bala" continuaba, junto con la novena de Beethoven.

Mi hermana estaba cerrando la puerta cuando en un trágico y erróneo movimiento de pies, resbala y cae de espaldas. Por primera vez vi a una hermana volar, mientras ella abría la boca poco a poco y levantaba las manos.

El "tiempo-bala" continuaba, la novena también.

No sé qué diantres hizo mi hermana para que su pie derecho se colocase debajo de su trasero y provocarse un esguinze. ¡Pummmmm! Finalmente, la sister cayó y las incredi-peras que tenía agarradas se le cayó encima. Todo lo que había en mi quijotera cesó y mi hermana empezó a llorar. Mi padre, sobresaltado y soltando continuamente "me cagondiez, me cagondiez" se levantó de la silla y cogió a mi hermana. Mi otra hermana se partía el culo. Mi madre estaba en el limbo. ¿Yo? Pegándole patadas a mi perra mientras gruñía.

domingo, 6 de febrero de 2005

¿Por qué lo llaman amor cuando se llama atontolabamiento precoz?



Uy, hoy he quedado con mis amiguetes y hemos ido al cine a ver Los padres de él (mala, pero entretenidísima, que ya es mucho).

Uy, he visto otra vez en persona a Johnny Madrid, aunque no hayamos hablado mucho xDD (un abrazo perra!!).

Uy, el Joanet se ha comprado un manga y yo me he quedado con las ganas de comprarme el tomo cuatro de Las Crónicas de Tsubasa, jo xD.

Uy, que me ha tocado lavar los platos. No me importa, pero me da palo lavar los cubiertos.

Uy, y la bazura...

Y Uy final, aunque un tanto desconcertante para aquellos que no vivan dentro de mi jodida y complicadísima quijotera: Pensaba se me iba, pero, ¡uy! ¡lo que consiguen un par de sonrisas!

sábado, 5 de febrero de 2005

Rebeldes en la oscuridad

Por un servidor, espero que os guste ;).


El zumbido que provocaban sus sables láser en aquél instante era el único sonido que les acompañaba en ese frío, oscuro y destrozado búnker de la antigua República. Las explosiones, los disparos y las alarmas procedentes del temible ejército clon del recién creado Imperio Galáctico habían cesado. Los tres caballeros Jedi, junto con sus correspondientes aprendices, habían sido víctimas de una trampa. “Aquí Mon Mothma, líder de la Rebelión, -zzzzzz- diríjanse de –zzzzzzz- inmediato al sistema Bakura –zzzzz…” Sin duda el mensaje que recibieron semanas antes fue pinchado por el Imperio y se metieron de pleno en la boca del sarlacc. “Qué estúpido fui”, pensó Jar’Al Quet’ul, caballero Jedi y maestro del padawan Lio Picc, “’¡nunca debimos aterrizar en éste planeta!”. De repente, un rugido bastante fuerte se iba oyendo en la lejanía.
- ¿Oís eso? – Dijo un aprendiz – Parece un caza.
- ES un caza – respondió Jar’Al.

En los bosques de Bakura, un caza Tie, de aspecto diferente al resto, volaba a una velocidad y con una destreza inimaginable. Era Lord Darth Vader, el nuevo aprendiz del Emperador. Desde que el Emperador ordenó la aniquilación total de la Orden Jedi, el mutilado y aún joven Sith llevó a cabo una ambiciosa persecución de sus antagonistas hasta dar con su maestro cuando fue una vez un Jedi, Obi-Wan Kenobi.
Vader sabía que, probablemente, su antiguo maestro habría muerto a causa de los intensos bombardeos y ataques militares allá donde la mano del Imperio llegase, pero tenía que seguir buscando. Debía vengarse por sufrir tan deplorable traición. Sí, ésta vez él era el maestro y Obi-Wan el aprendiz. Gracias al Reverso Tenebroso de la Fuerza, Vader era tanto o más poderoso como había soñado antaño.
De repente, Vader sintió que la Fuerza se cebaba en algún lugar al noroeste. “Os tengo”, pensó. Giró suavemente el caza a la derecha y se guió con la ayuda de la Fuerza, esquivando con suma destreza los gruesos y altos árboles de los estrechos bosques de Bakura.

- Estamos atrapados – dijo Lio Picc -, no disponemos de salida alguna, y el bosque está plagado de soldados de asalto.
- Contrólate, mi joven aprendiz. No te inquietes. Cuando llegue la hora del combate puede que tus nervios te jueguen una mala pasada y eso no te gustará – respondió Jar’Al, su maestro.

Jar’Al siempre había poseído cierto sentido del humor, muy raro de encontrar en un caballero Jedi. Cuando finalizaba su aprendizaje y fue enviado junto a su maestro a la batalla de Genosis, insultaba ingeniosamente a cada droide o super-droide separatista que abatía. “¡Hojalata defectuosa! ¡No computáis para disparar!”. No hacía ni una década de susodichos acontecimientos y ya era un caballero Jedi hecho y derecho con un padawan a su merced. Cómo pasaba el tiempo. Su maestro estaría orgulloso de él.
- El rugido ha cesado – dijo Delra, uno de los maestros.
- Estad atentos – dijo Jar’Al mirando seriamente a su aprendiz.
- Ha sido un placer defender la paz y la justicia con vosotros – dijo de nuevo Delra.
- Déjate los discursos sentimentaloides para mi funeral, ¿quieres? – respondió Jar’Al.
Delra sonrió.

“Un búnker”, pensó Lord Vader, “así que os escondéis en un búnker, interesante”. El Sith agarró su comlink y giró un pequeño botón ubicado a la derecha del aparato.
- Almirante, envíe refuerzos inmediatamente a las coordenadas que le envío, no me defraude – dijo Vader con un tono amenazante.
- A sus ordenes, milord – respondió el almirante que estaba al otro lado del aparato.
Vader guardó el comlink en su cintura y reposó sus manos en ella. Observó con detenimiento aquél lugar y luego filtró sus sentidos dentro del búnker, quería saber a qué clase de caballeros Jedi se enfrentaban.
- Está bien – se dijo, - no tenéis posibilidad alguna.
Alzó su mano derecha, y con la ayuda de la Fuerza empujó brutalmente las puertas romboides del búnker. El lord oscuro agarró su sable láser, pero no lo conectó. Entró lentamente en el edificio y bajó las escaleras. Miró a la izquierda y luego a la derecha. Todo estaba demasiado oscuro, así que utilizó la Fuerza como guía. “Derecha”, pensó, y tomó el pasadizo que había en dicha dirección.

- Anakin… - susurró Jar’Al.
- ¿Cómo dices? – dijo su padawan.
Jar’Al le miró seriamente y frunció el ceño.
- Tenemos serios problemas.
- ¡Por aquí! – chilló un jovencísimo padawan. Había encontrado un camino oculto por culpa de los desperfectos - ¡Seguidme! – Los Jedi corrieron por el camino recién descubierto, intentando por todos los medios encontrar la salida y escapar del fatal destino que les aguardaba en ese mismo edificio, pisándoles los talones. De repente, un grito ensordecedor se oyó al otro lado. Los Jedi corrieron tanto como pudieron y encontraron a Dyer, el joven padawan que les descubrió el camino hace un instante, de pie frente a ellos, intentando arrancarse el cuello de la vestidura que llevaba.
- ¡Dyer! – Chilló Lio - ¡¡No!!
Dyer puso los ojos en blanco y se desplomó en el suelo como si de un muñeco se tratase. Jar’Al mostró indiferencia contemplando el cuerpo de aquél joven, pero su padawan, Lio, corrió hacia él y lo abrazó, llorando, era su mejor amigo junto a su maestro. De repente, Lio sintió ira y odio, apretó con tanta fuerza sus puños que empezó a sangrar. Un siniestro ruido se oyó detrás de ellos. Jar’Al miró a su aprendiz, cabizbajo. “Oh, no”.
- La Fuerza es poderosa en vosotros, pero os ha traicionado.
- Vader… - susurró Lio con voz ronca, y apretó aún más sus puños.
- Sin duda tienes talento, joven padawan. – dijo Vader, provocando al chico.
Lio agarró su sable láser y lo encendió.
- ¡¡Te mataré!! – gritó, y corrió tanto como pudo para atacar al monstruo que había asfixiado a su amigo. La ira le dominaba. Alzó su sable con las dos manos y atacó a Vader frontalmente. Pero, el poderoso Sith, aunque pareciera mentira, agarró con su mano biomecánica la hoja del sable del padawan, quemándola poco a poco y sorprendiendo tanto al chico como a sus compañeros.
- Si conocieras el Reverso Tenebroso de la Fuerza… - Le susurró Vader al muchacho. Después, apretó con fuerza la hoja del sable y éste explosionó, Lio salió despedido en el aire e impactó brutalmente contra un muro.

Dos maestros y un aprendiz Jedi se dirigieron corriendo hacia Vader, con sus sables encendidos y gritando. O ahora o nunca, podían vencerle. “Ilusos”, pensó Vader. Alzó su sable a un lado y lo atizó contra el único padawan que quedaba vivo, partiéndolo en dos. Luego, con su mano derecha, giró el sable y decapitó a Delra.
Jar’Al continuaba cabizbajo.
- Demasiado fácil – dijo Vader.
- Siempre fuiste tan arrogante… - respondió Jar’Al.
- Es tu turno.
- Anakin…
- No menciones ese nombre jamás.
- Sabía que acabarías así.
- ¡Cállate!
Vader se dirigó hacia Jar’Al, dispuesto a acabar con él.
- Algún día te darás cuenta… – dijo Jar’Al, Vader estaba a pocos pasos de él. –…y ese día será demasiado tarde.
Vader atravesó con su sable al caballero Jedi con fuerza. Éste ni se inmutó en ningún momento, únicamente clavaba su mirada en los ojos –o lo que quedaba de ellos- de Vader. Su muerte había llegado y lo aceptó. Calló de rodillas y finalmente murió. Su cuerpo desapareció, a diferencia de los demás Jedi. Él y la Fuerza se habían hecho uno.
La caza había llegado a su fin.

miércoles, 2 de febrero de 2005

Mierda, ¡soy mayor!


¡¡¡Agggggowenfruwnufuwebfñqf!!!

Como ya dije más atrás, hoy, 2 de febrero, cumplo 18 años. Vamos, que acabo de entrar de lleno en la mayoría de edad. Ya ayer a las doce y tres minutos de la noche me envió un sms una amiga mía (uhm, uhm) felicitándome. Fue la cuarta, porque mis hermanas y mi madre se avalanzaron contra mí a las doce en punto, pellizcándome las mejillas, enredándome el pelo (aún más) con sus manazas y empastifándome de besitos familiares. Menos mal que mi padre estaba ya durmiendo, que si no me llega a MATAR con esos bigotes que lleva a lo Chicho del 1, 2, 3.

Éste año me ha sorprendido una cosa: mis hermanas y mi madre (mi padre pasa xD) me preguntaron que qué quería para mi cumpleaños. Todo un hecho histórico digno de incluirse en los libros de historia, con una foto mía ocupando toda la página y un pie de foto que diga "Rafa a ls 18 años, todo un mito". Uy, esto llega a rozar lo egocentrista, me voy a moderar...

Pues no sé qué carajo quiero que me regalen, con su presencia ya me basta, pero no, ellas erre que erre, que quieren regalarme algo. Pues puestos a pedir que me compren un dvd grabador, que quiero uno de una puta vez para grabar en dvd cosas de la tele; los dvds de La Terminal y La Naranja Mecánica, y a poder ser, un proyector no vendría mal; un traje de Darth Vader, una tarjeta de crédito, una habitación más grande, un chalé en Begas (LoL), un home cinema de los buenos... ¿Qué pasa? ¿Por qué os quejáis? Menos mal que me habéis preguntando que qué quiero para mi cumpleaños...

Anda, y ¿por qué pido una tarjeta de crédito si ya la tengo? xDD. Ésto de cumplir años es muy peligroso, *queridos.

* Maruja, ya te pagaré los derechos de autor, tranquila xD.

martes, 1 de febrero de 2005

12 meses, 12 frikadas: Zarkorr, ¡el invasor!


Se podría decir que posee una mirada penetrante

Llega febrero, y con él la nueva frikada. Éste mes le toca a Zarkorr, un adorable bichito que quiere destruir el mundo porque sí. Es el protagonista de Zarkorr, ¡el invasor!, una película muy freak no apta para cerebros normales:

Una civilización extraterrestre vigila la Tierra desde hace cientos de años. Ahora el planeta se encuentra en peligro por un gigante (Zarkorr, of course) que lanza rayos láser por los ojos (yeah! yeah! yeah!). Nada parece que pueda detener su avance.

Sin embargo, los enemigos del creador del bicho éste, han designado a un joven empleado de correos como el único defnesor posible de la Tierra (yeah! yeah! yeah!). El chico contará con la ayuda de una especialista en meteorología (¿?), bastante agradable para la vista, debo añadir, y un policía municipal (xD).

Sin duda, una joya freak digna de 12 meses 12 frikadas 2005.