lunes, 28 de noviembre de 2005

Gññññññññ!!!!!!

¡¡¡Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhh!!!

¡¡Estoy muy cabreado!! Me estaba currando un super-post ahora que tenía un huequecito para conectarme a internet en este ajetreadísimo lunes (ya os contaré) sobre este fin de semana pasado y sobre El exorcismo de Emily Rose, y, mientras escribía... ¡¡va el cabrito del ordenador y se reinicia sólo!!

¡¡¡Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhh!!!

Sin duda alguna, el título de este post-burro-y-sustituto-del-otro muestra mi profunda indignación y frustración. ¡Cagonlahostiaputa!

Un resumen guarro de lo que había escrito: El sábado vi again Harry Potter y el cáliz de fuego porque no había otro plan y luego fuimos a un bareto a tomar algo caliente porque hace un puto frío que pela, mientras nos cagábamos en Bielorusia entera porque nos habían ganado por muy poco en Eurovisión Junior. ¡Putos bielorusos! El domingo quedamos a las 4 para ir otra vez al cine. No eramos los mismos que el sábado, evidentemente. Fuimos a ver El exorcismo de Emily Rose que mola mazo chachi cantidubi y le doy un 9 pelao: Una de las mejores películas del año a mi juicio claro está.

Ahora me voy a blasfemar un poco mientras lavo los platos, pongo una lavadora, hago la cena, lanzo cual frisbees unos cds malgrabaos del año catapú y observo un poster gigante de Loles León, todo a la vez. Hala.

viernes, 25 de noviembre de 2005

Harry Potter se hace mayor...


Los nenes

...bueno no, porque en esta peli sigue siendo un crío (representa que tiene 14 años), pero menudos ramalazos adolescentes que se pegan el trio de magos protagonistas de esta saga literaria y cinematográfica. ¡A veces parece que estés viendo American Pie! Pero sin decir ni polla, ni coño, ni follar, claro, sólo mierda.

La película en sí es más de lo mismo de lo mostrado anteriormente, pero bastante mejorado en todos los aspectos. Quizá el punto débil del film resida en la narración, no tan ligera como El prisionero de Azkaban, pero tampoco tan pesada como La cámara secreta, pero sí un tanto "extraña". Y es que da la impresión de que no hay mucha trama, y todo sea un no parar de escenas que intentan o consiguen ser grandes momentos, para alargar el asunto. A pesar de este único defecto, me lo he pasado pipa con este Cáliz de fuego. No diré nada sobre las interpretaciones, porque no creo que sea una película precisamente para lucirse con una super actuación... bueno, sólo resaltar que Daniel Radcliffe y su amiguito pelirrojo están a cada episodio de la saga empeorando. Todo lo contrario que la que hace de Hermione, que ahora mismo no sé cómo coño se llamaba, y es que a medida que avanza la saga está más y más guapa. ¡Gñ!

En fin, que mola mazo.

Puntuación: 7.5, y punto!

Por cierto que vaya aventurita pasé entre ayer y hoy con la historia de formatear el ordeñador. Un no parar, un no parar. ¡Ya os contaré!

PD: Cómo mola Lord Voldemort. ¡Uys! Será mejor que me calle.

miércoles, 23 de noviembre de 2005

Pequeño paréntesis

Nenes, estoy de mudanza informática, y no sé cuánto tiempo podré estar. Supongo y espero que para el viernes (el lunes como mucho tardar) por la mañana volveré a estar de nuevo conectado a la red de redes, pero nunca se sabe. Así que, si no actualizo este cotarro, ya sabéis por qué.

Muchos besitos y a portarse bien.

martes, 22 de noviembre de 2005

Lady in the Water: Teaser trailer



Teaser trailer
(requerido Quicktime 7)
Tamaño grande
Tamaño medio
Tamaño pequeño

¡Y a llorar!

lunes, 21 de noviembre de 2005

Vibrantes


Los amos

Vibrantes estuvieron el sábado el Barça contra el Real Madrid. He leído por ahí una definición perfecta para este partido, y es la de "un equipo contra un grupito de buenos jugadores". Y es que el equipo de Rijkaard estuvo superior en todo momento al conjunto merengue. Desde luego, si Dios existe, es del Barça, y Ronaldinho es su profeta.
Respecto a esa tarde, quedé con la Sara a las seis de la tarde para ir al bar donde siempre nos reunimos, y a esperar a su novio y a dos personas más que tenían que venir. Estuvimos una hora charlando de nuestras cosillas y, como buenos petarderos que somos, de una telenovela que seguimos los dos en TV3 xD. Un rato antes de empezar el partido y llenarse el local hasta la bandera, llegaron Fran, Rubén y su novia.


Dios en el Palau

Vibrantes estuvieron Coldplay ayer domingo en el Palau Sant Jordi. Tras casi nueve horas esperando en la calle, con un frio que pelaba y una incomodidad continua, los "willy boy's" (a saber por qué diablos se llaman así) del Palau nos mandaron levantarnos a todos y apretujarnos en las vallas a las cinco de la tarde. Estuvimos así dos horas, hasta que nos rompieron la entrada y nos registraron las mochilas. La carrera que comienza cuando terminan de registrarnos hasta que consigues un puesto decente en la pista, es una pasada, adrenalina al cien por cien. Mientras corres como un condenado ves gente cayendo a tus lados, cual La guerra de los mundos xDD. Y ahí, con dos cojones, estábamos la Patruka y yo a diez metros del escenario. No era la primera fila, pero se veía QUE TE CORRES. Nos tuvieron sentados en la pista (¡!) otra hora más, hasta que tocaran las 20:15 h. de la tarde, que era cuando tocaban los teloneros, o sea, Goldfrapp. Un grupo de música electrónica un tanto peculiar y cool (algo excesivo diría yo), con una cantante hiper histriónica, única marcando el chirri y haciendo música con un vibrador. Lo más del petardismo vaya. ¡Ah! Que antes de que salieran estos, va y sale de un rincón Chris Martin para darnos la bienvenida en castellano y a presentar a los teloneros, ¡y tan pancho el tio! Mención especial para unos peluches de los Lunnis que estaban encima de un cacharro del fondo del escenario, y que estuvieron ahí casi todo el concierto. Un misterio.
Después de soportar a los trotamúsicos esos, estuvimos casi media hora viendo cómo el escenario se transformaba en lo que iba a ser el patio de juegos de Coldplay, hasta que al final las luces se apagaron, y el verdadero show comenzó, no sin antes recibir con una grandiosa ovación (y oéoéoés), por parte de las 15.000 personas que llenaban el Palau, a Frank Rijkaard, que en aquellos instantes subía a sentarse en su asiento reservado en las gradas, para ver el concierto.
Coldplay salió al escenario y explotó en un espectáculo de luz y melodías orgásmico sin igual. Un carisma y un poderío sobre el escenario que ya quisieran algunos, pese a que Chris Martin se equivocara en alguna que otra canción y se partiera el culo xD. Después de tocar unos temas remezclados (Ring of fire de Johnny Cash, entre ellos), y de que Chris Martin le tirara los peluches de los Lunnis en la cabeza de Jon Buckland, el grupo británico puso fin a su CONCIERTAZO con sus dos mejores y más emotivas canciones en mi opinión: In my place y Fix you, en dicho orden, en las cuales el público se entregó muchísimo más que en el resto del concierto. Se me olvidaba decir la carrerita que protagonizó Chris por LAS GRADAS. Sí, sí. Se puso a correr entre las gradas, perseguido por los guardias de seguridad, y allí, entre la gente que intentaba abrazarle o tocarle, puso punto final a In my place.

Aprende Bono.

viernes, 18 de noviembre de 2005

Superman Returns: teaser trailer



Teaser trailer
(requerido Quicktime 7)
Tamaño gigante
Tamaño grande
Tamaño medio
Tamaño pequeño

¡Y a volar!

jueves, 17 de noviembre de 2005

¿El sucesor de Son Goku?


Este niñato rubio puede llegar muy lejos

Lástima. Creí y deseé (deseo) que Fullmetal Alchemist fuera el sucesor de Goku (en cuanto a fenómeno), pero leyendo el manga y viendo el anime de la obra de Masashi Kishimoto, Naruto, veo que no será así. Las diferencias entre Fullmetal Alchemist y Naruto son abismales: la primera derrocha calidad en todos los sentidos, y la segunda es totalmente imprevisible: puedes encontrarte con capítulos que son una obra de arte, y con algunos que son una auténtica basura. Pero ésta segunda es la que precisamente tiene la fórmula perfecta que tenía la saga Dragon Ball (menos GT, totalmente carente de calidad y carisma) cuando triunfó por todo el globo hace ya más de una década. Una mezcla explosiva de violencia (mucho más moderada que con Dragon Ball, incluso con una pizca de censura), humor, culturas japonesa y occidental, y una pizca de drama. Fullmetal Alchemist también posee dicha mezcla, pero es MUCHO más dramática, adulta y dura, y si algún anime o manga tiene que triunfar en este país como lo hizo antaño Dragon Ball, primero tiene que seducir a los más pequeños, que son la base del éxito, y creo que Naruto es la serie más capacitada para conseguirlo, pese a sus defectos.

Los derechos de las series (Fullmetal Alchemist y Naruto) ya han sido comprados por Panini, y a pesar de que la mayoría de seguidores del manga y del anime en España ya las hayamos visto, será cuando las emitan en canales autonómicos o generales cuando podremos comprobar cuál se hará con el triunfo.

lunes, 14 de noviembre de 2005

Tengo la corazonada de que llueve...


¡Hosti, que me mojo!

Ríanse ustedes del diluvio universal que describe la Bíblia: está cayendo una sobre Viladecans (en lo más recógnito de Barcelona), que cuenta por todos los días del año. Oscuridad y tinieblas total en la calle, un frío que hiela hasta a un oso polar, y sirenas de ambulancias cada dos por tres. ¡Es el apocalipsis! Pues ya hacía falta tanta lluvia, coño, tanto como para la maldita sequía que asola el país, como para el cuerpo: ¡Que ir en manga corta aún en noviembre no era normal! Menos mal que ya llega la época de ponerse los chaquetones super gruesos, los jerseys y las bufandas. Con lo que disfruto yo con los días estos... siempre en casa, con el edredón hasta las ojeras, un café bien caliente y mirando por la ventana, viendo a los pobres mortales que van por la calle y que intentan sobrevivir al apocalíptico clima, mientras te comes un polvorón de limón que molan mogollón, de esos del envase verde.

Lo único que no soporto de estos días es el viento fuerte, ese que te quita la chaqueta de golpe nada más salir de casa. Esta mañana hacía precisamente el viento este, y ya veía yo a más de un crío que en teoría tenía que entrar al colegio, volando por los aires, agarrando con todas sus fuerzas su paraguas del pato Donald y a su mochila-carro de Shrek. Si al viento este le añades un dolor de panza insoportable mientras vas de camino al trabajo, tienes mi día de hoy. Odio del dolor de barriga: Le escribiré una carta a Zapatero para que lo prohíba, y otra a Rajoy para que se lea l'Estatut entero y deje de decir memeces.

En fin, que voy a coger a mi perra, no vaya a ser que se nos la lleve el temporal volando hasta Groenlandia; a buscar una linterna de esas gigantonas que tiene mi padre en su habitación, y encerrarme en mi cuarto (búnker), a esperar a que amaine esta tormenta, ¡que ni El día de mañana, oiga!

domingo, 13 de noviembre de 2005

Amor de puta y vino de frasco, a la noche gustosos, y a la mañana dan asco

Coño que con la tontería dejo ésto abandonao. Nooo, con lo que quiero yo a este espacio bloguero, leñe.

Este finde ha sido una mierda pinchada en un palo, a no ser que baje la vírgen de la Macarena y haga un milagro. No he hecho nada de nada (así de sosa puede llegar a ser my life), bueno sí, ir con mi madre y mi hermana pequeña al centro comercial a comprar turrones y caprichitos para la niña (viva el comprar por comprar...). Mi madre me dijo que si quisiese que mirase algo para comprarme, pero además de que no había nada, no encontré necesidad alguna de comprarme algo urgentemente y a prisas, en vísceras de navidades.

Hablando de la Navidad, estamos a 13 de noviembre y... ¡ya está aquí! Los centros comerciales, muy listillos ellos, ya se han puesto el traje de papá Noel y han adornado con guirlandas todas y cada una de sus tiendas; las calles, ya están llenas de las luces que siempre iluminan las calles durante estas fechas, y también echan por la tele el anuncio de la lotería con el calvo ese (que ahora está más viejo, yo pensé que nunca envejecía). Ojalá todos los anuncios fueran así de potitos.

Yo estaba hablando del finde... El caso es que por una razón u otra, al final no se acaba saliendo los findes, y ya van dos sin hacer algo superchachi de la muerte. Menos mal que el fin de semana que viene es el Madrid-Barça (el sábado, prometo post) y el concierto de Coldplay (domingo, también prometo post) en el palau Sant Jordi de Barcelona. Que dices, estaré unas once horas de cola... Quina angunia! Lo único malo que le veo al finde que viene es que me perderé la comida que se montarán mis padres junto con los miembros de la peña de la Primitiva del bar, pero bueno, todo sea por llorarle a la cara al Chris Martin.

viernes, 11 de noviembre de 2005

Ahivá

Bueno, mis padres dicen que no lo vaya predicando por ahí, pero tengo que decirlo aquí o reviento... ¡¡QUE NOS HA TOCAO LA PRIMITIVA DEL BAAAAAAAAAAAAAAAAAR!! Y estamos todos que trinamos. Entre los miembros de la primitiva está el padre del Joanet, así que MUCHAS FELICIDADES NENES. En fin, que no sé qué coño decir.
Ah, sí, que qué guay, ahora podré comprarme la XBOX360 xDDD.

PD: La segunda parte de Anakin Skywalker: Actos oscuros, próximamente... Y no, no os pienso decir lo que nos ha tocao, chafarderos! xD

miércoles, 9 de noviembre de 2005

Anakin Skywalker: Actos oscuros (1)



Primera parte

Mientras subía las largas series de escaleras que conectaban Coruscant con el Templo Jedi, y seguido por cientos de soldados de asalto clon, Anakin Skywalker sentía dentro de él una tormenta de confusas emociones. Sabía que iba a hacer algo terrible durante las próximas horas, pero todo por una causa que sin duda merecería la pena: Padmé. No estaba dispuesto a dejarla morir. Tenía que aprender el poder de salvarla de la muerte, aunque eso conllevase matar a los Jedi del Templo y abrazar el Lado Oscuro. Estaba seguro de que cuando acabase con la guerra, retornaría al Lado Luminoso de la Fuerza, derrotaría a Palpatine, y salvaría a Padmé. Él era El Elegido, ¿qué podría salir mal? De todas formas, Anakin sufría por lo que tenía que hacer: Cuando subió el último escalón y vio las puertas del Templo, brotaron lágrimas de sus ojos. Sólo por esa noche, desataría a Darth Vader de su interior.
Por Padmé.

Muy pocos Jedi eran capaces de adentrarse en el Lado Oscuro temporalmente, sin ser seducidos por éste, para poder utilizarlo tanto en el combate como en el dominio de la Fuerza. Un caballero Jedi llamado Bazza pertenecía a esa minoría. De aspecto delgado y alto, cabello negro y áspero, y vello facial harto visible, Bazza pasaba el día meditando y explorando la Fuerza, intentando ver a través de y traspasar ese grueso pero no tan resistente muro que separa la Luz de la Oscuridad, los Jedi de los Sith, sin que la corriente de corrupción e impureza le arrasatrase hasta el fondo del abismo oscuro. Es una de las técnicas más peligrosas y difíciles que se conocen. El único maestro que conocía Bazza que dominase dicha técnica a la perfección era Mace Windu, que la utilizaría si el peligro real de los Sith amenazase a la Orden, a la República y a la paz y a la justícia reinantes en la galaxia. La técnica que permite utilizar el Lado Oscuro sin caer en él era peligrosa, sí, pero muy poderosa: El uso de la Fuerza se podía multiplicar por mil.
De repente, Bazza notó una perturbación grave en la Fuerza. Muy grave. Abrió los ojos de golpe y salió de la oscura sala de meditación. En los enormes pasadizos del Templo Jedi, reinaba la inquietud, todo el mundo notaba algo. Bazza trató de buscar al maestro Windu, pero ningún caballero sabía dónde estaba. Ni él, ni los maestros que se tenían que quedar al cargo de padawans y caballeros, y que no estaban combatiendo a los separatistas en algún que otro remoto sistema del Borde Exterior. De repente, una padawan se puso a chillar histérica, cerrando con fuerza los ojos y llevándose las manos a la cabeza: Sentía pánico. Bazza se apresuró en ir donde estaba la joven, e intentar calmarla.
- Vamos, dime, ¿qué te pasa? ¡Responde! - Dijo Bazza. La chica calló, y se quedó boquiabierta y con los ojos a punto de derramar un torrente de lágrimas.
- He visto muerte... destrucción... Oscuridad, perdición y miedo mucho miedo, en tan solo un segundo. - dijo la joven padawan finalmente, y entre sollozos.
- ¿Una premonición?
- No estoy segura...
Bazza abrazó a la chica e intentó tranquilizarla. La dejó con sus compañeros y bajó a las plantas inferiores del Templo, donde el resto de padawan se entrenaban, y donde podría encontrar a algún maestro. Pero no llegó a bajar del todo, algo llamó su atención en el exterior.
Algo alarmante.

A pesar de la oscuridad de la noche y la poca iluminación de los exteriores del Templo, podía verlo con toda claridad: Cientos y cientos de soldados clon, liderados por un encapuchado. En su mano, portaba un sable láser.
- No es un Jedi. - dijo un caballero Jedi que había al lado de Bazza, contemplando al igual que él aquello.
- ¿Cómo dices? - preguntó Bazza.
- El que lidera esas tropas clon. No es un Jedi, aunque intente aparentarlo. Porta un sable láser como única arma, pero no es suyo, sin duda es un arma que le ha sido arrebatada a su dueño original.
- ¡Es el maestro Anakin! - gritó un padawan, que también miraba al misterioso encapuchado. El caballero Jedi que estaba junto a Bazza y el padawan, se giró lentamente para mirar a éste último.
- No: Anakin Skywalker ha muerto - Dijo muy seriamente.

viernes, 4 de noviembre de 2005

El gorrín ruín, hace la guerra en un cubil



Bueno pues después de largas semanas de daros la tabarra con que si un día la iría a ver y otro también, por fin he ido a verla, por fin la he tachado ya de la lista de estrenos pendientes, y que en la cuál aún quedan unas cuantas anotadas (Match Point, por ejemplo).

La trama principal de Una historia de violencia, gira en torno a Tom Stall (Viggo Mortensen), un hombre honrado en apariencia, que vive una feliz vida en un pueblo junto a su familia. Una noche, mientras en el restaurante donde él trabaja están cerrando, entran dos hombres pidiendo café, con muy malas maneras. Resulta que son la mar de malos malotes y uno de ellos amenaza con volarle la tapa de los sesos al Aragorn, digo, al Tom, mientras que el otro intenta violar a una camarera. Al Tom le da un venazo y se carga al que le apuntaba con la pistola de un cafeterazo, y al otro, acribillado a tiros. La notícia de la heroica hazaña de Tom corre como la pólvora por el pueblo y la prensa, que le tildan de héroe local. Al día siguiente, Tom recibe la visita de unos extraños personajillos, encabezados por Ed Harris, que afirman y reafirman que Tom Stall es una farsa...

¡Y hasta aquí puedo leer, nenes! Que si no os chafo la peli, y no es plan. Bueno, allá va mi intento de crítica:

La película es redonda como ella sola. Me ha encantado de principio a fin. Bueno, a media peli hay una escena que no pienso describirla (y no es cuando follan en la escalera...), pero que trastoca un poco y empiezas a pensar que la película en realidad no era lo que aparentaba. Afortunadamente, la trama avanza con un ritmo excelente desde el punto citado, resolviéndose la historia de una manera asquerosamente sencilla y soberbia (la secuencia final es de lo mejor de la película). Los actores están todos que se salen: Realmente te crees sus personajes y todo lo que pretenden transmitir. ¿Mis preferidos? Ed Harris y William Hurt. Creo firmemente que éstos dos últimos y Viggo Mortensen pueden aspirar a una nominación merecidísima al Oscar cada uno. El tiempo dirá.
El único punto negativo que le encuentro a la película es la música, compuesta por Howard Shore. Sí, el de El señor de los anillos. Y se nota, porque durante toda la película parece que estés oyendo ese mismo score, y al final tienes la sensación de que en cualquier momento aparecerán Frodo y compañía con pistolas y gafas de sol incluídas. No obstante, no entorpece para nada al visionado de la película, que como ya he dicho se disfruta de principio a fin. Aunque bueno, supongo que eso ya irá por gustos...

La mejor película del año, al menos de momento.

Puntuación: 10.

jueves, 3 de noviembre de 2005

216

Hoy en el bar, mi madre y yo nos seguíamos riendo de Marianito Rajoy y esa gran frase suya, que soltó ayer en el Congreso de los diputados, acerca del nuevo Estatut d'autonomía de Catalunya (¡ue!), que pasará a la historia de éste país, cual quién me pone la pierna encima: "Es como hacerle la permanente a un puercoespín." ¡Sí señor! Tenemos unos políticos que son la repera limonera en ésto del humor, y que ya podrían hacer algo útil para la humanidad y apuntarse al No te rías que es peor. Ah no, calla, que eso hace milenios que ya no existe.

Después de llegar a casa y releer los comments que dejaron mis amiguetes en el anterior post a éste, mi hermana va y me dice que no me relaje que iríamos a hacer unos recados. No te jode, como que estoy reventado de currar y ahora quiere que la acompañe por ahí. Pues nada cogemos a la perra voladora que tenemos y la llevamos al veterinario, bueno no, a la peluquería canina, pero es que está dentro del veterinario. Bueno, ya me entendéis. La dejamos allí agonizando, pagamos 20 euros para que la dejen bien guapa, y nos dicen que en una hora estará lista. Al salir de allí pensé que al regresar, debería fijarme en las manos de la peluquera, a ver si las mantenía intactas después de intentar peinar al bicho...

Cogemos el coche y hala, que mi hermana me lleva a la otra punta de Viladecans porque tiene que pedir hora para la peluquería y comprarse no sé qué potingues para el pelo. En fin, cosas de mujeres ya se sabe.

Volvemos a la peluquería-in-the-veterinario a recoger al león marino. Bien guapo que lo dejan, y habiendo pagado y todo, nos quedamos una media hora más allí, porque mi hermana y la peluquera parece que congenian, y como las dos son igual de cotorras hablando, pues allí estaba yo con la perra en brazos esperando a que terminaran de rajar.

De la peluquería-in-the-veterinario pasamos al bar (harto de verlo estoy ya) porque mi hermana que está vaga y no trabaja necesita pasta para recargarse el móvil y tiene que pedírselo a mamá, mientras le enseña qué mona ha quedado la perra. Después de hacer más el ganso nos fuimos a casa e hicimos la comida, que había hambre, con tanta vuelta.

En estos momentos estoy yo aquí escribiendo un post más de los 215 que van en éste primer aniversario de mi querido blog ^_^, con la perra sobando encima mío e intentando repeler con un poco de música extraña los berridos de los niñatos malcriados de dos años, y sus madres, que se pasan todo el día tirados en la plaza que hay delante de mi casa. Odio a los niños... que no son míos. Luego, como mi cuñado viene a casa a cenar y mi hermana que está vaga y no trabaja, está precisamente vaga, pues me ha dicho que el Álex (su novio, osea, mi cuñado) le ha dicho que haga "esas hamburguesas tan ricas" que hago yo para cenar.

Pues vaya.

martes, 1 de noviembre de 2005

12 meses, 12 frikadas: Calvin y Hobbes


¡Feliz cumpleaños!

Éste mes quería dedicárselo a Calvin y Hobbes, esa gran obra maestra del cómic, en la que todo ser humano, en alguna que otra ocasión en su vida, habrá leído una tira cómica de las aventuras de éste niño y su amigo imaginario, sea en el diario o por internet.

Éste mes también, éste, mi blog, cumple un añito de vida. Nació el 18 de noviembre de 2004, fruto de mi casi diario insomnio, que padecía por aquél entonces. Sinceramente, no creí que duraría tanto. Pensé que escribiría en él un par de días y luego lo dejaría por cansancio. Fue así en diciembre, que lo abandoné casi todo el mes, pero lo resucité pocos días después de entrar en 2005. A todos, aunque seais poquitos, amigos de toda la vida y amigos internautas, gracias por estar ahí, por soportar mis paridas y leerme, y sobre todo, por escribirme. No sé qué hubiera sido de éste lugar sin vosotros. Especial agradecimiento a La Ruina, a Joanet, a Geno y a Frank.

¡¡MIL GRACIAS!!

PD: Ya podéis encontrar una amplia colección de todas las frikadas y portadas mensuales que han ido adornando éste blog durante su primer añito de vida, en el enlace que hay debajo de la portada.

Corpses & Billiards (Halloween 2005)



Esto de los días festivos hiper esperados por toda la sociedad, como la Navidad o Halloween, acaban resultando frustrantes. Con Navidad y Reyes, acabas de abrir el último regalo que quedaba debajo del árbol, y ya sientes que la festividad se ha ido, que ya no volverá hasta dentro de unos 365 días, todos iguales y repletos de rutina.

Hoy, al fundirse en negro el último plano de La novia cadáver, sientes que Halloween (y la Castañada, las tradiciones locales por encima de todo) desaparece en el aire, como el polvo que se dispersa al soplar aquél libro olvidado en lo más alto de la estantería. Menos mal que luego siempre queda el ir con los amigos (no en su totalidad :-(...) de copas por los bares musicales de Viladecans, donde brujas viejas y atrofiadas y con un moniato malparido en lugar de una nariz como Dios manda, toman nota del alcohol que vas a tomar durante la noche, para luego echarse unas partidas al billar. Y nada más, ésta ha sido la noche de Halloween (por fin una en condiciones) de éste ya agonizante 2005. Ahora os hablaré de la película que abre con un fotograma suyo éste mensaje.

Comparar La novia cadáver con Pesadilla antes de Navidad se hace inevitable. Son cintas muy diferentes, aunque casi idénticas en estética (en la que La novia cadáver le da unas cuantas vueltas a Pesadilla...). Destaco de su estética el ambiente tan característico de Tim Burton, y la manera que está fotografiado el mundo de los vivos, gris y deprimente; mientras el mundo de los muertos está lleno de colores vivos y alegres.
Tiene cierto aire pretensioso, en conseguir aquello que conseguía Pesadilla..., y es que se te pongan los pelos de punta en cada canción, y no lo consigue. Las canciones (que no la banda sonora) de La novia cadáver me han parecido increíblemente sosas y metidas con calzador (menos una, que es la que canta la novia, el gusano y la araña), comparada con la maravillosa puesta en escena musical de la aventura protagonizada por Jack Skellintgon. Los personajes no están tan bien definidos como aquella, salvo el de la novia, que te lo crees fervientemente. Es increíble lo que puede llegar a transmitirte un muñeco.
A pesar de las inevitables comparaciones con Pesadilla..., La novia cadáver es un cuento increíblemente bien contado, con una pizca de mala uva en algunas escenas cómicas, y emotividad desbordante en las escenas clave. Cuando ha acabado, la satisfacción ha sido notable: Dura sólo ochenta minutos, pero es que es lo único que se necesita para contar la historia que cuenta, y no tirarse dos horas y pico como en otras películas actuales, que parece que esté de moda que la duración de las películas sea una barbaridad insufrible para la vejiga.

Puntuación: 9.