sábado, 31 de mayo de 2008

Otra a la que le dan puerta

Y no, desgraciadamente no estamos hablando de los responsables del ¿telediario? de Antena 3, sino de a Eva Hache y de su late night Noche Hache. Lo siento mucho, amantes de la ironía y del sarcasmo, no usaré a esos nobles caballeros para escribir este mensaje, sino que voy a desahogarme que da gusto.

En fin, que la tia esta se pira. Dice que se va a tomar un año sabático, pero lo mismo dijo Javier Sardà con Crónicas Marcianas, y ahí lo tenéis. El programa (Noche Hache) continuará presumiblemente con otro nombre y en otra franja horaria, a partir de septiembre.

A mí, desde luego, lo que me alegra enormemente es perder de vista por fin a esta mujer. Es que nunca me ha hecho nada de gracia. Su humor de guión me parece demasiado tonto, fácil, infantil, previsible y exageradamente politizado (parece que se toman el color de la imagen de Cuatro al pie de la letra...). ¡Pero si cuando suelta una -supuesta- gracia se ríe sólo ella! Además, es la anti estética en persona. ¿Quién le aconsejó cortarse el pelo como Christian Slater en El nombre de la rosa?

¡Amigos míos! Ojalá el próximo en tomarse unas vacaciones sea Pablo Motos...

Otra cosa mariposa: La encuesta actual es una coña marinera que surgió en una conversación entre colegas. No os la toméis en serio. Probablemente el Rey Juanca se reiría mucho y me daría golpecitos en la espalda mientras dice "qué cachondo".

En breve, reseña de Grand Theft Auto IV, que terminé -el modo historia- ayer por la noche.

martes, 27 de mayo de 2008

Finiquitan 'Los Serrano'

Aunque aún siga siendo la cadena líder en emitir basura (Está pasando, El juego de tu vida...), desconozco de dónde está viniendo el mínimo de cordura y sentido común que desprenden algunas decisiones de Telecinco. Y es que se ha decidido dar puerta a Los Serrano, cuya última temporada (de únicamente siete capítulos) se está rodando en estos momentos.

Sí, esa serie protagonizada por los mayores talentos interpretativos de nuestro país, poseedores de un abanico de registros encomiables, tales como Jesús Bonilla, Fran Perea, Verónica Sánchez o Antonio Resines.

Esa serie que supo renovarse temporada a temporada, con capítulos cada vez más frescos, originales y divertidos; con unos guiones inteligentes carentes totalmente de clichés e incoherencias.

Esa genial serie que ha triunfado por toda Europa gracias a su irreplochable calidad, y que ha aportado a la cultura musical de nuestro país uno de los mejores grupos musicales juveniles de nuestra historia.

Esa serie que ha durado lo que tenía que haber durado: cinco añitos, ¡por supuesto que sí!

Por todo ello y mucho más, gracias, chicos. Ha sido un enorme placer.

jueves, 22 de mayo de 2008

El Indiana Jones del s. XXI

Sentimientos encontrados después de ver Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal. A ver, para disipar las dudas, la película ME HA GUSTADO. Me lo he pasado bomba con ella, y creo que es una de las mejores películas de aventuras de la década... pero el sentimiento de estar viendo "una de Indy" sólo ha asomado la cabecita en momentos muy puntuales. ¿A qué se debe esto? No tengo ni idea, pero es algo que también me pasó con El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey y con las dos secuelas de Star Wars: Episodio I - La Amenaza Fantasma. Quizá se debe a que estamos ante un Indy menos clásico y más moderno. La acción de la aventura transcurre en 1957 y, obviamente, el mundo no es el mismo que en la década de los treinta. Además es una película estrenada en plena era digital, en una época en que se ha visto ya todo y en la cual es bastante difícil innovar y sorprender.

Respecto a eso... hombre, Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal sorprende a base de bien, pero más por su arriesgada temática "ciencio-fantástica" que por otra cosa. Algo con lo que al principio tenía mis reservas, pero que visto el resultado final, me parece de lo más adecuado para una aventura de Indiana Jones. Al fin y al cabo, en la saga se ha visto de todo: la propia ira del Dios hebreo, el poder de una piedra mágica hindú, un cruzado de cientos de años de edad y heridas que se curan solas gracias al poder del Santo Grial. Lo que se ve en El Reino de la Calavera de Cristal está totalmente a la altura y, perdonadme el atrevimiento al decirlo, un tanto hasta el infinito y más allá...

Sólo el tiempo dirá si estamos ante una aventura totalmente nueva del dr. Jones y a la altura de sus predecesoras en cuanto a misticismo cinematográfico. Yo, desde luego, no me atrevo a etiquetarla tan temprano (¡si se acaba de estrenar!).

Pero bueno, vayamos al meollo del asunto: Steven Spielberg desde luego no decepciona en cuanto a dirección. No me puedo quejar en cuanto a riesgo en la puesta en escena, aunque se sacrifiquen métodos clásicos por métodos más modernos. El guión creo que cojea un poco al prescindir mucho más que antes en el desarrollo de la historia y de los personajes. Para empezar el esquema de la trama es casi el mismo que En busca del Arca perdida y La última Cruzada. Es un poco frustrante que la única que arriesgue un poco al respecto sea la divertidísima El templo maldito. Pero bueno, estamos ante una película que empieza como tiene que empezar: cogiendo al espectador por los huevos y no soltarlo hasta el nudo.

Y es que la primera media hora es de lo más frenético que se ha visto en mucho tiempo. Frenético y hasta travieso, jugueteando con un clímax inicial basándose en el más difícil todavía que estoy segurísimo que no será apto para todos los paladares (sólo una palabra: nevera).

De hecho, la película entera no es apta para todos los paladares. Como he dicho antes, su temática, aunque adecuada en el universo Indy, es muy arriesgada y no todos sabrán encajar el golpe. A mí desde luego el clímax final de la película me ha parecido maravilloso. Típico de Spielberg puesto que con estos temas se emociona con facilidad, y nos acaba brindando unos planos visualmente preciosos. Es una lástima que se recurra al excesivo e innecesario CGI en un momento en concreto de dicho clímax, pero bueno, también cantan de lo lindo los efectos del clímax final de En busca del Arca perdida y ahora es culto cinematográfico puro.

En cuanto a los personajes, Indy es el Indy de siempre (pero con unos cuantos años encima, claro está) y no hay nada que objetar (espléndido Harrison Ford). Del papel de Cate Blanchett como la villana de turno me esperaba un pelín más, pero me ha divertido bastante, con esa cara de ZORRA que sólo la Blanchett puede poner y demás ocurrencias y extravagancias propias del personaje. Salvo Shia LaBeouf, que está simplemente correcto, el resto, incluído el plasta de John Hurt, son de lo más... corrientes. Se echa bastante de menos mucho más Indy en solitario (aunque será algo de la edad xD), y sobretodo el carisma de personajes como Sallah o el dr. Marcus Brody, al igual que las típicas situaciones -aparentemente- esporádicas repartidas por el resto de la saga. Pero bueno, nadie es perfecto.

Salvo detalles como estos, y alguna que otra fantasmada del guión (los putos monos y que el personaje de Shia LaBeouf aprenda sus habilidades de contorsionista cual Tarzán en un par de segundos), El Reino de la Calavera de Cristal es la mar de divertida y entretenida, casi tanto como sus predecesoras, pero quizás la más arriesgada de todas en cuanto a temática. Encontrarse con una película de aventuras con tintes ochenteros es un oasis en un desierto poblado de adolescentes magos y super héroes por doquier, aunque se tenga que ceder a las extravagancias y caprichos de la cinematografía de principios del siglo XXI.

Para terminar un apunte respecto a la secuencia final: me parece el adecuado pero no deja entrever ninguna secuela a la vista. Si quieren hacer una quinta, ese final me parece un lastre si no se quiere caer en el síndrome "we are family" en el que ha caído, por poner un ejemplo muy tonto, la saga de La Momia.

Estaremos ojo avizor.

martes, 20 de mayo de 2008

Si la aventura tuviese un nombre...

...sería Indiana Jones.

Muy señores míos, estamos en la semana Indy por excelencia. En dos días se estrena en todo el mundo Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal, y ayer no me pude resistir a revisitar el primero de los episodios cinematográficos de las aventuras del célebre arqueólogo: En busca del Arca perdida.

Dirigida por Steven Spielberg, y estrenada en 1981, En busca del Arca perdida es un clásico del cine de aventuras indiscutible. No me creo que exista gente a la que no le guste esta entretenida, interesante y divertidísima película, cuyo frenético guión es de los mejores y más inteligentes que se hayan escrito del género. Se me ocurre algún que otro prejuicio por el componente fantástico del apoteósico final, pero es que esa es la premisa de toda la saga de Indiana Jones: un arqueólogo en busca de una reliquia con extraños poderes (el Arca perdida de la Alianza de la primera parte, la piedra sagrada Sankara de la segunda parte, el Santo Grial en la tercera, y la Calavera de Cristal en la cuarta).Pero en fin, que no sólo es una película entretenida y divertida, sino que por supuesto, como buena película de Steven Spielberg que se precie, está muy bien filmada y montada. Además los actores, y en especial Harrison Ford, desprenden carisma por todos los costados durante todo el metraje. Y bueno, los efectos especiales lógicamente han quedado técnicamente desfasados, pero todo forma parte del encanto (igual que los efectos generados por ordenador que veremos en la cuarta entrega, dentro de veinte años).

Desde luego, ya no se hacen películas así. Puro cine de acción, aventuras y palomitas inofensivas pero sin llegar a lo excesivamente blanco, sin ningún tipo de complejo, que se mea y caga en los piratiños del Caribe, en hombres araña, y en cualquier película del mismo género (en teoría) de la actualidad.

Por supuesto, los elogios son aplicables al resto de la saga (la Calavera de Cristal está por ver).

domingo, 18 de mayo de 2008

Comunicado hacia todos los frikis videojueguiles del universo

¡Frikis videojueguiles del universo! ¡Venid a mí!

Se me ha ocurrido una magnífica (xD) idea, y es hacerme un DVD con las intros, finales, animaciones CGI varias más chanantes que hayan existido jamás en un maldito videojuego. Yo soy muy gilipichis para acordarme de según qué cosas, y ahora mismo sólo se me ocurren:
  1. Intro y final de los dos Kingdom Hearts para PS2.
  2. Intro inicial de Final Fantasy VIII.
  3. La intro inicial y las escenas CGI más potitas de Final Fantasy X.
  4. Los dos trailers de Final Fantasy Versus XIII.
Entonces, había pensado en pediros colaboración. Que aportéis en los comentarios las intros/animaciones/finales que creáis más chanantes de los videojuegos que queráis. Tanto si son de juegos de rol como del puñetero Tetris. LO QUE SEA.

Gracias adelantadas. Se os recompensará a todos con un bocadillo de fuet a la salida, vayan pasando.

jueves, 15 de mayo de 2008

Mangareview: El subidón que ha pegado 'Bleach'

Es cierto que la saga del rescate de Rukia del Seireitei se me está haciendo eterna, y que seguimos con los típicos tópicos del shonen (los "yo la tengo más gorda que tú"... de técnicas de lucha, digo), pero los tomos 15 y 16 se me hicieron tan cortos, y me parecieron tan divertidos y frenéticos, que ayer mismo me compré los siguientes tres tomos. La cosa está muy emocionante y, gracias a Dios, la trama ha pegado un subidón en todos los sentidos del carajo. Tanto el dibujo, como el guión (uso de flashbacks inteligente, al contrario que Naruto) y el diseño de personajes, han mejorado notablemente. Y, aunque echo de menos la serie costumbrista con toques sobrenaturales que vi en sus primeros tomos, me lo estoy pasando bomba.

Próximamente hablaré también de Tutor Hitman Reborn! que, aunque me siga divirtiendo de lo lindo, creo que ha tenido el efecto contraro que el de Bleach: ha dado un bajón tremendo, y se me está haciendo un pelín repetitivo con tanta historieta de un solo capítulo.

Qué digo próximamente, si acabo de comentar justo lo que quería comentar xDDD.

También me gustaría decir que para mis reseñas de manga, sudaré un poco de poner puntuaciones. No estoy hecho para puntuar mangas xD. Simplemente me limitaré a comentar lo que me lea. ;-)

lunes, 12 de mayo de 2008

Primera imagen oficial del Goku de 'Dragonball'

Nótese que digo del Goku de 'Dragonball', y no de Goku en 'Dragonball'. Y es que cada vez tengo más claro que la película será una nueva versión de la obra de Toriyama, y no una adaptación literal. En fin, que ya ha aparecido en la revista japonesa Shonen Jump la primera imagen de Justin Chatwin caracterizado de Son Goku (pinchad en ella para verla a un tamaño más decente).

Sinceramente, no me parece una buena imagen promocional, pero al menos podemos ver algunos detalles positivos: el primero, el pelo, bastante logrado, y el segundo, la camiseta que lleva el personaje, en la que incorpora el kanji de suerte, destino y fortuna.

A ver cuándo se desvela el aspecto de Piccolo, que promete ser espectacular. Yo ya os digo que os desentendáis completamente del vestuario del anime...

Fuente

sábado, 10 de mayo de 2008

Premio Brillante Weblog 2008

Los majísimos chicos de Una pareja otaku se han acordado de mí para darme el Premio Brillante Weblog 2008. En realidad es como una especie de cadena donde les das un premio -virtual- a los siete blogs que creas que brillen por su temática y/o diseño. En fin, ¡que muchas gracias ^^! Y allá van mis elegidos para el premio. Me ha costado elegirlos, pero bueno xD.
Hale. Al recibir el premio, se ha de escribir un post mostrando el premio y se ha de citar el nombre del blog o web que te lo regala y enlazarlo al post de ese blog o web que te nombra ganador. Que lo sepáis, que no lo digo yo, que son las normas, jajajaja.

¿Es una bonita forma de hacerse publicidad no? ;P

viernes, 9 de mayo de 2008

'Speed Racer', colorines, lucecitas, y coches de Mattel

Los hermanos Wachowsky están demostrando cada vez más que la primera Matrix les salió de potra. Después de ésta, vinieron dos insulsos videojuegos ambientados en el mundo de aquella, pero que poco o nada tenía que ver en realidad. Ahora nos traen la adaptación cinematográfica más o menos literal, al menos en estética retro-anime, de Speed Racer (aka Meteoro; マッハGoGoGo en Japón), y nos la vuelven a meter doblada.

Para empezar, no es fácil intentar meterse en una película que, nada más empezar, se salta a la torera mil líneas de tiempo dentro de la misma historia. Por no hablar de la arriesgadísima estética, que calca con relativo éxito el look retro-anime de la serie original (relativo éxito porque acaba atufando a Intel-Pentium 8.000 que da gusto). Además, su sentido del humor no es muy acertado que digamos. Es muy, muy infantil en ese aspecto, y a los adultos les resbalará cosa mala todas las escenas donde aparece el niñato toca pelotas hermano de Meteoro... digoooo, de Speed.

Pero que vaya, el guión brilla por su ausencia. La historia es típica, tópica, previsible y hasta repipi (los colorines no acaban de ayudar). Las escenas de diálogo son interminables (como la propia película, eterrrrrrrrrrrrrrna, pesaaaaaaaaaaada y cansiiiiiiiiiiiina hasta decir basta) y además están más vacíos que un supermercado de Chernobil.

Su único punto a favor reside en la acción. Hay que reconocer que los hermanos Wachowsky saben rodar escenas de acción cojonudamente bien (aunque sea todo píxel); lo demostraron en la trilogía de Matrix y lo vuelven a demostrar aquí. Pero si detrás de esas escenas sólo hay paja, lo siento pero el tiro os saldrá por la culata.

Los efectos digitales son realmente chillones. Repito: es una adaptación a la realidad literal de la estética anime. Los fondos azules cantan una barbaridad en muchas escenas y en ocasiones no puedes remediar soltar una carcajada de lo cutre que ha quedado una escena. Es que, veamos: el cine tiene su propio lenguaje y, el anime (no un cómic ni una novela gráfica: LA ANIMACIÓN JAPONESA), el suyo. Mezclarlos no tiene ningún sentido.

Pero en fin. Decir que la película pega bajones brutales en todos los sentidos cuando no hay carreras de coches, y que cuando hay carreras de coches, está bien, a secas. Donde me lo he pasado realmente en grande ha sido en el asombroso clímax final. Muy mareante, pero espectacular y bien montado.

Es una lástima que el resto no acompañe.

miércoles, 7 de mayo de 2008

'Operación Triunfo' se convierte en un puto circo

Hace tres años, Telecinco resucitó Operación Triunfo de entre las profunidades de la casposidad y saturación de Televisión Española. Convirtió un programa blanco y puramente musical en otro mucho más frenético y moderno. Después del espantoso fracaso de la tercera edición, el programa volvía a vender. Tras la exitosa primera edición en Telecinco, la segunda vino con un "regalo" inesperado debajo del brazo: Risto Mejide. Director creativo publicitario que saltó a la fama debido a la polémica que siempre despertaba cada vez que abría la boca, ya que el tio no se mordía la lengua para nada. Se pasó de un programa pretendidamente blanco al linchamiento público de los concursantes por parte del sujeto en cuestión, pero... ¡ah! Se podían discutir las formas del linchamiento, pero lo que no se podía ni se puede discutir, es que se trataba de un linchamiento a base de verdades.

Dos años más tarde, el programa vuelve con un lavado de cara técnico e infográfico encomiable. ¿Y a cambio de qué? De la calidad de los concursantes y de la absoluta falta de sustancia de las galas que llevamos a fecha de hoy.

El caso es que, como ayer muy bien definió Risto en la cuarta gala, los concursantes de este año son "una panda de niñatos malcriados" (sic) que se quejan por todo y, a la hora de la verdad, ofrecen más bien poco. El único que se salva de la quema, y con diferencia, es Chipper. El resto, para ponerlos a casi todos a currar en un Burger King.

¿Y la falta de sustancia de las galas? Pues lo que digo: las galas se han convertido en un espectáculo sin alma. Mientras en las anteriores ediciones se hacían extensos repasos en video de cómo prepararon las canciones los alumnos, en ésta, apenas podemos contar un par de videos de esos por gala. Además, el guión se basa en el "corre corre que no tenemos tiempo" (manda cojones, durando la galita tres horas) y en anunciar cosas, cosas y más cosas (¿Ya tienes tu cuenta BlueBBVA?). Deberían rebautizar el programa como Operación Teletienda u Operación Escaparate de Jesús Vázquez.

Cuando OT aterrizó en Telecinco, a mí ya me parecía que a Jesús Vázquez le iba gigante el programa. Pues durante esta edición no hace más que demostrarlo una y otra vez, con sus constantes payasadas y salidas de tono totalmente imparciales respecto a los concursantes y al jurado.

En fin, es una pena que un concurso tan entretenido como éste se esté convirtiendo, al menos este año, en un puto circo, donde parece que el único que mantiene la cordura y la razón es Risto Mejide, que espero que siga dando caña a los concursantes que lo merezcan y, sobretodo, a la organización cuando sea necesario.

Ahora, lo es más que nunca y, de momento, no está defraudando.

domingo, 4 de mayo de 2008

Trámite entretenido

Veréis, Iron Man me ha gustado. He disfrutado con ella, no lo que me esperaba, pero lo he hecho. Me ha entretenido y divertido, pero hay algo que no me ha acabado de cuajar. Lo peor es que no sé de qué se trata...

¿Quizá su nulo clímax? La película va transcurriendo con normalidad, presentándonos a los personajes con calma, elegancia y hasta mala leche... pero no hay sensación de un "in crescendo" como la tenía, por ejemplo, una película muy similar a ésta: la primera parte de la trilogía de Spider-Man de Sam Raimi.

Está bien rodada, bien escrita y correctamente interpretada (Robert Downey Jr. se sale; su papel de Tony Stark le va como anillo al dedo). La nota que le doy es más de trámite que de sentimiento, puesto que como digo, he conectado por ella pero no me ha terminado de entusiasmar. Y es que este tipo de películas necesitan ir aumentando el nivel de entretenimiento a medida que van pasando las escenas. El público espera ver una escena mejor que la -espléndida- persecución aérea del nudo, espera ver algo más: un broche de oro para el final de la aventura que nos están contando, algo con lo que les deje aún más asombrados y con la boca abierta. Sin embargo, y como le pasó al Hulk de Ang Lee, somos testigos de uno de los combates más anodinos y aparatosos, pero muy poco espectaculares, de todas las cintas basadas en super héroes comiqueros que se han hecho hasta hoy.

Pero bueno, pasada la presentación inicial de más de dos horas, ahora tan solo nos queda esperar a ver a Iron Man en estado puro en una segunda parte que, espero y a juzgar por la escena tras los créditos finales (ojo a la aparición estelar), llegue a hacerse en menos de un puñetero lustro.

jueves, 1 de mayo de 2008

12 meses, 12 portadas: Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal

Supongo que era algo inevitable, ¿eh? Un cinéfilo como yo, y un apasionado de la saga de Indiana Jones como yo, no podía dejar pasar la ocasión de dedicarle la portada de mayo a la cuarta entrega de la saga del susodicho profesor universitario "de vez en cuando", y el arqueólogo más famoso de la historia del cine.

Pura matemática. Buscad un estreno gordo de cine, y en el mes en que se estrene, ahí tendrá su portada. No puedo evitarlo, es superior a mí.

En fin, Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal está dirigida por Steven Spielberg, y se estrenará all around the globe el próximo 22 de mayo. ¡Dale con el látigo! ¡Dale con el látigo! ¡Dale, dale...!