jueves, 29 de enero de 2009

Las 15 MEJORES películas de 2008

Llegando un poco tarde (estamos a finales del puto enero xD), por fin os traigo el ránking de las que considero las quince mejores películas del año pasado.

Como ya dije en el ránking de lo peor, 2008 no ha sido un año como para tirar cohetes... Pero he tenido la fortuna de disfrutar como un gorrino de las quince películas que pasaré a comentar a continuación, y las cuales os recomiendo ver sí o sí aunque luego no os gusten.

Sin más dilación, os dejo con ello.

Leer Más…
15. Kung Fu Panda

Uno de los mejores golpes (semi) maestros de los estudios de animación DreamWorks desde El príncipe de Egipto y Shrek.

La película no es sólo una sucesión de carcajadas como lo son otros filmes de la productora como Madagascar y las secuelas de Shrek, sino que es una buena historia que, gracias a un buen planteamiento, recicla el tan manido tema de la superación personal con gracia, habilidad y buen gusto. El resultado es una cachonda película de aventuras y artes marciales para toda la familia validísima.

14. Quemar después de leer

Los Coen nos propusieron una trama de enredo, donde un determinado acontecimiento deriva en una serie de situaciones que alteran el orden de las vidas de unos protagonistas un tanto peculiares. Guionilmente de lo más simple, casi esquemático, pero milimétricamente calculado y con un sentido del humor impagable, auto paródico (ese final), y una realización elegante que encaja como anillo al dedo.

No es una película, digamos, fácil. Es un capricho, una Coenada. Durante hora y media vemos a los Coen bailando el Aserejé y luego nos dicen que nos vayamos a casa. A mucha gente le parecerá una mierda, probablemente a aquellas personas que van a ver la última "comedia" de Eddie Murphy, y se rían. Pero a mí me pareció una genialidad. Una genialidad pequeña, pero una genialidad al fin y al cabo.

13. Tropic Thunder

Divertidísima, demoledora y muy bruta sátira sobre el mundo de la industria del cine en Hollywood, subrayando con mucha gracia y necesidad todos sus tópicos. Además de eso es entretenida de cojones, y están Robert Downey Jr. y Tom Cruise haciendo el camelo, lo cual siempre es garantía de risas y compadreo con el público.

Muy recomendable si se tolera el humor bruto (aunque aquí está realmente bien colocado), aunque si uno no está muy puesto con el mundo del cine no sé si pillará el 50% de los gags.

12. Sweeney Todd: El barbero diabólico de la calle Fleet

Lo he confesado como unas cien mil veces: los musicales son mi debilidad cinematográfica. Si a los ingredientes le añadimos un Tim Burton que vuelve parcialmente a sus orígenes narrativamente hablando, a Johnny Depp, una banda sonora que al menos a mí me quita el hipo (pese al "exceso de palabras en una sola canción" que provocan que mis ojos giren como un puto planeta leyendo subtítulos xD) y mucha sangre... pues la hemos liado parda.

11. La niebla, de Stephen King

El director Frank Darabont (Cadena Perpetua) no termina defraudando ni detrás de las cámaras ni adaptando la novela de Stephen King a un guión de suspense y ciencia ficción que le da una importancia increíble al ser humano. El handicap de la película, la niebla y todo lo que ella conlleva, es sólo un adorno, una mera excusa para desintegrar la naturaleza humana en un espacio cerrado hasta el límite de la locura. Y lo hace con eficacia y dejando a títere sin cabeza, tocando desde la supuesta mentalidad racional moderna (encarnada en un abogado interpretado por Andre Braugher), pasando por el instinto paternal, hasta llegar a la propia religión (urgando en sus orígenes), al fanatismo de la misma (magnífica Marcia Gay Harden), y a la necesidad imperiosa de aferrarse a cualquier cosa con tal de tener una mínima esperanza de sobrevivir. Se nos encierra a una selecta parte de la sociedad en un supermercado, y nos la aterrorizan para sacarles todos sus miedos, hasta convertirlos en seres primitivos, enormemente influenciables, y que generan conflictos.

Un brillante análisis de la humanidad cuyos resultados son que, en definitiva, no somos tan peligrosos de aquellas amenazas que no podemos ver ni percibir.

10. This is England

Excelente retrato de la juventud skin británica de principios de los años ochenta, rodada con pulso y acierto por un inspirador Shane Meadows, e interpretada que da gusto por todo su reparto.

Una reciente obra maestra, delicioso monográfico sobre la locura, que no hay que dejar escapar bajo ningún concepto, y que deja en pañales y chupete a películas de -más o menos- la misma temática como American history X.

9. Hacia rutas salvajes

Sobresaliente cinta firmada por Sean Penn en la realización sobre la búsqueda de la identidad, de la felicidad y de la verdadera función que el ser humano desempeña sobrela Tierra. Es otro tipo de retrato sobre otro tipo de locura, con una realización que quizá beba demasiado del estilo de Terrence Malick, pero que sin duda salda con nota el visionado, y servirá como joya de la corona del currículum como intérprete de Emile Hirsch.

Su clímax fial es de lo más sobrecogedor del año, aunque más que por efectismos que no por puro talento argumental, todo hay que decirlo.

8. La leyenda del DJ Frankie Wilde

Dirigida por Michael Dowse en forma de mitad falso documental, ésta interesante cinta tiene uno de los guiones más geniales, inteligentes y originales con los que me pude topar en 2008, y tiende hacia una clase de historia de la que el cine actual está muy necesitado. Pequeñas historias como ésta o Once son por las que vale la pena seguir pagando la entrada.

Destacar por encima de casi todo el trabajo de Paul Kaye, que está estupendo y deslumbrante interpretando al DJ pasado de vueltas en casi todo que es Frankie Wilde.

7. 4 meses, 3 semanas y 2 días

Desgarrador relato sobre la dictadura comunista en Rumanía y en las condiciones en las que se vivía en la represión de entonces. Una película que utiliza métodos simples y sencillos pero que sin embargo logra resultados mucho más grandes que su presupuesto multiplicado por cinco.

Si el cine es un arte, y voy más allá, si es un arte que sirva como medio de denuncia, ésta película es el perfecto ejemplo para ambos. Además tiene la mejor interpretación femenina del año por parte de esa mujer adorable llamada Anamaria Marinca.

Dos aplausos en la puerta de su casa ya, por favor.

6. Escondidos en Brujas

En ocasiones las películas más pequeñas son las que nos dan las sorpresas más grandes. Es el ejemplo de esta hilarante película de Martin McDonagh donde como premisa tenemos a dos asesinos a sueldo de vacaciones en Brujas (Bélgica).

Junto con La leyenda del DJ Frankie Wilde, posee uno de los mejores guiones del año, divertidísimo y fresco, y además está dirigida con un ritmo in crescendo fantástico y gratificante. Igual de gratificante es su sentido del humor más o menos negro y su sentido del diálogo ligero y brillante, razones más que suficientes para que al becario encargado de las campañas de publicidad de cine en este país se le ocurra tildar esta película en la carátula del DVD como "la película que haría Quentin Tarantino si fuera británico".

Todo un soplo de aire fresco.

5. El intercambio

Una exhibición maravillosa de buen cine, del clásico (como muy bien indica el logo antiguo de la Universal Pictures que abre la película), del que se deja de gilipolleces y nos cuenta una historia sin tapujos y como nos la tienen que contar, con encuadres perfectos y una ambientación de época para chuparse los dedos. Es un drama como la copa de un pino interpretado con mimo y oficio, y un thriller que, de haber pulido ese montaje final un poquitín, de bien seguro que estaría codeándose entre los considerados de culto ahora mismo.

Aunque tiempo al tiempo. Los caminos del Señor son inescrutables.

4. No es país para viejos

Una serie de catastróficas desdichas de Lemony Snicket los hermanos Coen (¡su segunda película en el ránking!), jajajaja, si me permitís la pequeña broma.

Recién adquirida en Blu-ray y revisionada a cachos, esta película es realmente abrumadora. Los Coen hacen de una historia relativamente simple sobre, cómo lo diría yo, esas extrañas circunstancias que tiene la vida, sobre el destino, sobre la cacería humana y la supervivencia a ésta, un semi western que sorprende por unos insospechados altos niveles de épica, y engancha y embriaga por estar rodada como Dios e interpretada como Jesucristo.

Es una pena que en ocasiones resulte demasiado experimental (ese acto final).

3. Wall-E

No sé qué tiene Pixar que todo lo que toca se convierte en oro (bueno, Cars a mí me parece medianía absoluta...), pero el caso es que así da gusto.

Wall-E no sólo es una oda al cine mudo, sino que es una demostración del talento de Pixar por contar historias, de su habilidad por contar sin decir. Una película entretenida y divertidísima que ADEMÁS de ser una bonita historia de amor entre dos robots (toma ya) es toda una clase de ecologismo que nadie debería perderse. Y sin entrar en juegos de politiqueo sucios ni en demagogias baratas ni en el adoctrinamiento descarado. NO.

Si hubiera terminado de otra manera, estaríamos hablando de una verdadera obra maestra.

2. There will be blood (Pozos de ambición)

Es tanto de lo que hablar sobre esta película... que simplemente os remito a la crítica que escribí hace ya casi un año sobre ella, aquí.

No me saldrían párrafos sobre ella ahora mismo, sinceramente. Todo lo que opino sobre ella está en ese enlace xD.

1. El Caballero Oscuro

Soy consciente, ahora y vista en la distancia de aquellos calentones de pierna que me entraban pensando en ella el pasado verano, que obviamente NO estamos ante una película perfecta. Y me estoy refiriendo al guión, que después de analizar más detenidamente el film he visto que tiene cantos que salen bastante y que deberían de haberse pulido.

Pero el caso es que me da igual.

La experiencia que tuve con esta película en las cuatro veces que fui a verla en el cine no la he tenido igual con ninguna otra película durante este año y parte del anterior y de éste. La diversión, el entretenimiento, el regozijo por ver secuencias rodadas que da gusto, el asombro por los acontecimientos totalmente inesperados, la admiración por la interpretación de uno de los mejores villanos de la historia y las ganas locas de aplaudir que me dieron con la secuencia final no me las quita NADIE.

Y me encanta, joder, es que simplemente ME ENCANTA.

lunes, 26 de enero de 2009

Lo que el viento se llevó...

Sí ya sé que dije que la próxima entrada sería el ránking de las mejores películas de 2008... sin embargo, me gustaría comentar algunas cosillas antes que nada. Además, estoy especialmente perruno y me está suponiendo más tiempo del esperado xDD.

Supongo que habréis visto el temporal de "suaves brisas marinas" que ha estado "acariciando" la península ibérica estos dos últimos días, ¿no? Si es que no doy por hecho de que sois osos hivernando. Yo lo he flipado con los árboles cayéndose encima de los aparcamientos y con demás destrozos. Me he sentido en una película de Roland Emmerich con poco presupuesto.

Lo jodido de todo es que el vientaco se ha cobrado víctimas mortales, niños incluídos. Y yo me pregunto, sin mala fe, ¿eh?, que si estaba declarada la alerta roja en Cataluña por el temporal, ¿a quién les manda a los de Sant Boi irse a entrenar a béisbol? No sé, es algo que me intriga, lo que no quita el mal estado en que estarían las instalaciones deportivas donde se encontraban las pobres criaturas... Ho... hostia, me acabo de dar cuenta de lo macabro que queda el título de la entrada... Os juro que no lo he hecho a propósito xD, DE VERDAD.

El otro día fui al pase de prensa de Valkiria en los cines Icaria de Barcelona, y flipé porque la Fox no escatimó en presencia ni seguridad ni nada. Sólo estaban los responsables del cine del turno de mañana con la listita de asistentes y au, padentro. Pero es que ni un mísero segurata para vigilar que nadie grabara la peli... aunque con lo pequeña que era la pantalla (mi tele es más grande) pues casi que como no valía la pena. ¡Ah! Mi crítica la podréis leer mañana por la tarde en Cinefilo ^^, así que estad atentos.

jueves, 22 de enero de 2009

Oscars 2009, nominadas; ésta gran nación, chuminadas

Hace un par de horas que han salido las nominaciones a los Oscar de este año, cuyo listado podéis consultar aquí. La verdad es que no ha habido ninguna sorpresa, salvo la ausencia casi total de Revolutionary Road, la nueva de Sam Mendes que se estrena mañana.

¿Cosas a destacar? Pues las ocho nominaciones a El Caballero Oscuro, todas ellas técnicas menos la de Heath Ledger, la cual está cantada salvo sorpresa de última hora. La nominación a Kate Winslet, que tampoco está tan cantada, pero que me alegro un montón por ella como ya debéis suponer y que espero que se lo lleve aunque no haya visto la película xD. También me alegro mucho por la nominación a Sean Penn por Mi nombre es Harvey Milk, el cual está enorme en la película de Gus Van Sant (también nominado), como ya os dije. Y ahí está también Slumdog Millionaire, que os la digo yo que es la que va a arrasar con todo.

Penélope Cruz ha conseguido también la nominación a la mejor actriz de reparto por Vicky Cristina Barcelona. No sé qué diablos le habrán visto los de la Academia a esta mujer en esta película (que OH JUSTICIA no ha obtenido más nominaciones), la verdad.

Pero lo que me gustaría decir al respecto, y perdonad por el lenguaje, es el cagarme directamente en eso de tener que alegrarse por cojones de que alguien español sea nominado a un premio yankie importante cualquiera, y si no, que te miren mal. O a esa manía de los medios por abrir el telediario con que la Pe haya sido nominada como si 1.- sea la noticia más importante del día, o 2.- sea lo más importante de las nominaciones a los Oscar.

¿Por qué debería alegrarme? ¿Porque la Pe (en este caso) es española? A mí, en gran parte, me la suda por delante y por detrás que alguien español esté nominado a los Oscar. Lo que me importa es que se lo merezca. Y a partir de ahí todo ok, perfecto, muybienoso.

En fin, que no sé si he expresado bien lo que quería decir, porque estoy muy espeso xD. Hoy estoy feliz porque me han llegado antes de hora unos encargos en Amazon USA (los Blu-Ray's que véis en la sección de la izquierda) y porque mañana voy al pase de prensa de Valkiria y tengo ganas.

¡Ah! La próxima entrada ya será el ránking de LO MEJOR de 2008. ^^

lunes, 19 de enero de 2009

Premis Gaudí 2009

Es que lo tengo que escribir ahora, recién apagada la tele y con la gala aún emitiéndose, porque si no mañana puede que no me acuerde de nada.

¡Ah! Que no sabéis qué son los Premis Gaudí... no me extraña nada. Pues resulta que ahora han montado una Academia de Cine Catalana, y como toda buena Academia de Cine, también tienen sus premios: en este caso los Gaudí, nombre original donde los haya para unos premios catalanes que se dan en Barcelona.

El caso es que me he quedado espeluznado. A mí toda propuesta de difundir el cine siempre me parece bienvenida, y más el local que desgraciada o afortunadamente (por la escasísima oferta, aún menor que lo español en general) escasea en las salas comerciales. Pero es que, estando los Goya, ¿realmente había necesidad de todo ésto? Me transmiten una sensación de ombliguismo, tendencia a localizarlo o al "ey vamos a crear unos premios nuestros porque ni en España ni en ningún otro sitio nos vamos a comer nada" que me repele mucho bastante.

Por no hablar de la celebración. Me esperaba algo digno, pero es que primero ha sido la "alfombra" roja INTERIOR con un sentido del glamour prácticamente nulo (si no hay glamour, ¿qué función tiene la alfombra roja?) y una realización aún más ausente; y luego ha empezado la gala y me he quedado calvo del susto: por el horroroso escenario (¡en un plató de televisión! ¡Con las putas instalaciones del Fòrum al lado! Claro que como son cuatro gatos...) y por el horroroso planteamiento de la misma ceremonia, que intenta imitar a toda costa las galas norteamericanas sin ningún rastro de éxito. Y qué presentadores con tan poca chispa y tan pocas ganas...

Me duele decirlo porque son de aquí mismo, pero han conseguido el título de la nueva cima del cutrerío de este país, superando a los TP de Oro y a los Goya, en un tiempo récord.

sábado, 17 de enero de 2009

Milk. Esperanza.

Mirad, no me he llevado muy bien con Gus Van Sant durante estos últimos años. Reconozco que le he tratado muy injustamente sólo por el simple hecho de haber visto hasta el momento dos películas suyas que no me gustaron nada de nada, y que son Elephant y Last days. La primera, gracias a la experiencia que uno va adquiriendo durante el transcurrir del tiempo, la tolero mucho más que antes, y espero poder revisionarla pronto. Después vino Last days, que me pareció un soberano coñazo y la declaré bajo mi punto de vista la peor película del año pasado (cuando en realidad no fue así).

Yo soy un tipo de gustos cinematográficos muy corrientes y sencillos. Es cierto que suelo ser muy exigente, y cada vez más, pero oiga, a mí ver a un tipo deambulando durante hora y media no me motiva nada en absoluto. Ni eso ni los planos sostenidos en un arbusto durante, cuánto, ¿tres minutos? No, no... Por mucha filosofía que pueda contener simplemente no puedo y, sinceramente, me importa un bledo lo que signifique porque durante esa hora y media me estoy aburriendo. Y el cine es, en primera instancia, un entretenimiento; en segunda, una industria y, en tercera y en algunas ocasiones, puede resultar algo artístico en sí mismo. Relacionarlo con el arte de contar historias sería un error; el cine se convierte en un arte único cuando todas sus características fluyen en harmonía, y existen muy pocas películas así, y darle una nota de diez no es garantía de ello.

El caso, que me estoy enrollando más de lo normal, es que tenía atravesado a Gus Van Sant por las desilusiones que me llevé. Y ahora, visto en la distancia, me parece algo injusto sólo con haber visto un par de películas de toda su filmografía.

Un tiempo después, y a la vista de que no iba a ser estrenada en nuestro país, me bajé su siguiente film, Paranoid Park. Y este drama adolescente sobre la culpabilidad me pareció notable. Allí supongo que firmé un "tratado de paz" con este peculiar director y dejé el "affaire Van Sant" apartado a un lado, prestando atención a otras cosas...
Hasta que me enteré de su nueva película: Mi nombre es Harvey Milk; un biopic sobre el primer político abiertamente homosexual en ser elegido para una administración pública en los Estados Unidos, concretamente en el ayuntamiento de la ciudad de San Francisco, y como debería ser lógico, defensor a ultrajanza de los derechos de su colectivo.

Me picó el gusanillo pero no le di demasiada importancia hasta que vi su magnífico tráiler, y las ganas de verla aumentaron considerablemente...

Leer Más…
Me gustaría empezar a dar mi opinión sobre ella (porque sí, ya la he visto) con una frase realmente contundente: Esta película debería proyectarse en todos los colegios del mundo. Mi nombre es Harvey Milk no sólo es una película realmente buena y repleta de talento cinematográfico e interpretativo, sino que también es un canto a la esperanza y a los Derechos Universales del Hombre. Es LA película sobre los derechos civiles innegables a los homosexuales, y toda una denuncia en voz alta, por si lo que hizo el señor Milk no fue suficiente, en contra de la intolerancia.

La energía y el gran trabajo que ha hecho Sean Penn en este film sólo hace que acentuar aún más el resultado. Estamos sin duda ante su mejor interpretación: Un Penn midiéndose en cada secuencia para no caer en tics y en el histrionismo barato que con un personaje de la talla de Harvey Milk sería tan diabólicamente fácil hacerlo (imprescindible la V.O.). Está impecable y se fusiona con su personaje con mucha habilidad y oficio, y el resultado es tan satisfactorio que sería realmente injusto que no se llevase el Oscar este año. Por desgracia el resto del reparto no está tan a la altura, y es que Penn les eclipsa a todos. Ni siquiera el gran Josh Brolin sale de un aprobado raspadito, pero es más que nada culpa de un guión que describe a un personaje con una función tan básica que termina por verse desdibujado. Esto también se podría aplicar al recalcitrante papel de un Diego Luna salido del cásting de Austin Powers, cuyo personaje no aporta absolutamente nada a la trama y se va paseando por delante de la cámara con más pena que gloria.

Por lo demás, es de agradecer que Mi nombre es Harvey Milk no sea el típico biopic al uso. Afortunadamente Gus Van Sant no crea una película tan impersonal y excesivamente académica a como nos tienen acostumbrados en este subgénero. Van Sant imprime su personalidad en ella, aquí más que nunca por lo que representa toda ella y por lo que significa para él como homosexual reconocido. Y sale realmente airoso.

jueves, 15 de enero de 2009

Will & Walt


Quien me conozca sabe que no soporto a Pablo Motos, y El hormiguero me parece un programa muy válido para un determinado tipo de público, pero no para mí ya que me parece realmente muy difícil de digerir. Algo así como un bol de palomitas dulces, pero sin el buen sabor.

Pero oh, qué momentos nos regalaron el otro día con la visita de Will Smith. Aunque en realidad no es ni mucho menos mérito suyo. El protagonista de Siete almas puso todo de su parte, demostrando que es un tio que es la hostia, y que los norteamericanos tienen un sexto sentido único para esto del mundo del espectáculo, para esto al que ellos llaman "show". Sólo hay que ver y comparar los late nights de allí con los de aquí...

Os anticipo desde ya que estoy preparando una entrada sobre Walt Disney. Después de leer cosas en contra suya y de su filmografía, decidí empezar un estudio sobre su persona y su oficio como cineasta. Llevo una racha de visionados y revisionados muy significativos, empapándome tanto de películas (la filmografía es muy extensa: quién se quede con la faceta princesitas está realmente equivocado) como de documentales; además ya he pedido en un foro especializado que me recomienden libros de todo tipo sobre el tema.

Supongo que me saldrá una entrada maja donde me gustaría dejar claras muchas cosas y, de paso, enriquecer mi punto de vista. Aunque eso sí, no sé cuándo la tendré lista. ¿Quizá en un par de meses? Ah, chi lo sa.

miércoles, 14 de enero de 2009

Las 15 PEORES películas de 2008

Ya está aquí, ya llegó. Es el momento de hacer lo que hay que hacer. De decir lo que hay que decir. Es el momento de sacar la basura del container y enviarla a lo más profundo del espacio exterior, donde nada ni nadie podrá ser nunca jamás víctima de ella. Es el momento de comentar las 15 PEORES películas de 2008 según aquí un servidor.

2008 no ha sido un año de cine muy potable que digamos. Obviando bodrios seguros como Superhero Movie o The Spirit (que no he podido ver ni creo que vea a no ser que... no, no creo que las vea), y otros títulos igual de pestilentes u otros mucho más interesantes, durante el año pasado vi 67 películas en total. Y haciendo media de todas mis valoraciones, la nota global de 2008 es de un 5,6. O sea, un sufi bajo xD. En mi pueblo eso es ir con la cabeza gacha, así que 2008 es un tio que no sacaría una media para estudiar la carrera deseada ni acostándose con Reneé Zellweger.

Pero bueno, iré sin rodeos a comentaros las quince lamentables películas que entran en el ránking. Algunas, como Mamma Mia!, Sexo en Nueva York, Una conejita en el campus, El niño con el pijama de rayas o El incidente, se han librado de una muy buena... COMENCEMOS.
Leer más…
15. Los perros dormidos mienten

Esta insípida película sólo se plantea una cosa en la vida: girar en torno a la obsesión de la protagonista por una felación que le practicó a su perro en días de universidad (sí...), el si contarlo a su novio o no, y afrontar las consecuencias. Ya está. Los personajes no se preocupan por nada más que eso, o follar. Jodidamente planos hasta decir basta, en un libreto que aunque algo divertido acaba resultando la mar de pobretón.

Su realización no ayuda porque es de lo más amateur que se ha visto este año en salas comerciales (tanto que uno se pregunta si estamos ante el proyecto de final de primero) y, además, técnicamente está a la altura de un capítulo de Aquí no hay quien viva. No ofende, pero no por ello no deja de ser merecedora de estar aquí.

14. Speed Racer

Para empezar, no es fácil intentar meterse en una película que, nada más empezar, se salta a la torera mil líneas de tiempo dentro de la misma historia. Por no hablar de la arriesgadísima estética, que calca con relativo éxito el look retro-anime de la serie original. Además, su sentido del humor no es muy acertado que digamos. Es muy, muy infantil en ese aspecto, de pasar mucha vergüenza ajena, y a los adultos les resbalará cosa mala todas las escenas donde aparece el niñato toca pelotas hermano de Meteoro... digoooo, de Speed.

Pero que vaya, la organización en su guión brilla por su ausencia. La historia es típica, tópica, previsible y hasta repipi (los colorines no acaban de ayudar). Las escenas de diálogo son interminables como la propia película, y además están más vacíos que un supermercado de Chernobil.

Su único punto a favor reside en la acción y un par de clímaxes. Hay que reconocer que los hermanos Wachowsky saben rodar escenas de acción cojonudamente bien (aunque sea todo píxel); lo demostraron en la trilogía de Matrix y lo vuelven a demostrar aquí. Pero si detrás de esas escenas sólo hay paja, lo siento pero el tiro os saldrá por la culata.

13. Ultimátum a la Tierra

Una magnífica oportunidad de adaptar el clásico de Robert Wise a nuestro tiempo... tirada por la borda de la forma más torpe posible. Repleta de tópicos del subgénero del cine de invasiones alienígenas (que en la original brillan por su ausencia), escenas que no aportan un pepino y violaciones en serie a uno de los personajes de la ciencia ficción más emblemáticos: Gort.

Para colmo de males, sale Keanu Reeves haciendo de extraterrestre. ¡Y encima no hay clímax!

12. Crepúsculo

Catherine Hardwicke es una incompetente (por algo la han ECHADO de la secuela). Lo demostró en Thirteen y se superó a sí misma en esa sosez llamada Natividad. En Crepúsculo se sale de todas las "expectativas", realizando una clase magistral de cómo no dirigir ni montar una película (pero, pero... ¿y esas secuencias de acción? ¿Y ESOS FX? ¿DE VERDAD ESTÁ LA ILM DETRÁS DE ÉSTO?), pese a que le atribuyo el mérito de que no le haya salido una película comercial no tan impersonal como a lo que nos tienen acostumbrados.

Parte de culpa también la tiene el guionista, o en su defecto la historia original. Si la propuesta ya de por sí me parece una combinación entre lo casposamente cutre y el frikerío más rancio, aderezado todo con unas gotitas de plagio o "falta de inspiración", y un sentido del romanticismo en el culo... el pésimo cásting y la chapuza en la dirección de éste no termina de ayudar. Kristen Stewart nos da otra prueba de que nunca tuvo que haber nacido o, al menos, que su madre es una imbécil integral por no haberle quitado de la cabeza a su hija eso del "mamá quiero ser actriz" cuando era el momento. De Robert Pattison no me esperaba nada, pero es que me acabó sorprendiendo muchísimo... para mal. Pide protagonizar el biopic de Louis Van Gaal a gritos. O eso o la eutanasia, como mínimo.

Y qué villanos de pasear por el paseo marítimo... Y qué trama más hostiablemente básica, de ejemplo en un libro de texto de lengua castellana deshechado...

11. La Momia: La tumba del Emperador Dragón

Hostia es que, ¿este caso es grave, eh? Y sólo vamos por el 12... El caso es que ya me esperaba un bodriete, pero no tan perjudicial.

A medida que la iba viendo más absurdo y previsible me iba pareciendo absolutamente todo. Y con una sensación alarmante de déjà vu: En esta tercera entrega se repiten esquemas para todo, incluso para secuencias de acción y supuestos sketches cómicos (del cual no se salva ninguno). Cuando hacen acto de aparición DOS YETIS ya estaba buscando la cámara oculta o... o... o a ver si me había equivocado o algo y me había puesto el nuevo film de los Monty Python. Pero no.

Un caos. Un desastre cinematográfico que sólo podría arreglar/salvar Jesucristo hecho cineasta. Y para colmo Maria Bello está recalcitrantemente hostiable imitando a Rachel Weisz haciendo de su personaje. Mirad que me encanta la Bello, ¿eh?, pero las cosas como son.

10. Passengers

Amo a Anne Hathaway, pero al terminar de ver esta película acabé por no saber qué carajo pensar. Está plana, plana, y sobreactuada que da gusto. Pero la culpa no es que sea de ella, sino del bochornoso guión de Ronnie Christensen y de la labor en realización de Rodrigo García... que al parecer pasaba por allí: un thriller aburridísimo sin carente de emoción y ni pizca de suspense, pastiche absoluto de otras películas.

Si habéis visto El sexto sentido o Los otros, ni os molestéis con ésta.

9. Jumper

Me sorprende MUCHO que esta película haya llegado "tan alto". Cuando la vi pensé que acabaría encabezando el ránking o que al menos estaría en el worst 5... pero no, ahí está, en el noveno puesto.

Qué decir... Una premisa interesante que se acaba diluyendo en exceso por culpa del nivel artístico tan mediocre que puebla en el equipo responsable. El guión no tiene puto sentido y está cebado de agujeros, lagunas y transiciones penosas por todas partes. Intentar cogerlo es misión imposible: es tan diarrético que se derrite en tus propias manos. OFENDE a la inteligencia humana. Y además sale Hayden Christensen con el chip de la prueba de cásting aún en ON... como en casi toda su carrera.

Una verdadera lástima, porque la premisa para una saga molona está realmente bien...

8. El gurú del buen rollo

O lo que es lo mismo: Una comedia que no me hizo reír en todo lo que dura, sino que me daban ganas de encerrar de por vida a Mike Myers y obligar a Jessica Alba que se retirase de la "interpretación" para meterse en el mundo del porno.

Nada, nada, nada recomendable. Para limpiarse el culo después de cagar con el celuloide original.

7. John Rambo: De vuelta al Infierno

Jamás olvidaré el jeto que se me quedó tras terminar esta película. Un año antes, Sylvester Stallone nos ofreció una gran película como Rocky Balboa, jugando con mucha habilidad y mimo con el factor nostálgico.

Y aquí, pues no sé. "Una muestra de cuán cruenta puede ser la guerra, y tal", nos dijo. Pues en cuanto a casquería barata y explícita, habrás acertado de lleno, supongo (no he estado en ninguna guerra). Pero en cuanto a contenidos, guión y valor cinematográfico y/o artístico, más vale que de muestra no sea. Un tiro por la culata más básico que el mecanismo de un botijo en la edad de piedra, totalmente indescriptible... y desagradable.

6. Los crímenes de Oxford

Un thriller que termina siendo una comedia. Lo siento mucho por Álex de la Iglesia, porque sé que es un tipo legal... pero es que me pasé toda la puta peli partiéndome de todo. No es que esté mal hecha, sino que no me la trago ni aunque salga la Watling en pelotas.

Exageradamente predecible, interpretada con el piloto automático en marcha y, lo peor de todo, que beba del danbrownismo.

Sorprende, y mucho, que esté nominada a mejor película en los Goya; premios que no saben a qué nominar porque en todo el año el cine español no es capaz ni de ofrecer un par de películas interesantes.

5. Max Payne

Incompetencia a chorros, no ya sólo por el hecho de que desaprovecha y se pasa una historia cojonuda como la del videojuego por el forro de los cojones, sino por un mínimo exigible de calidad y de profesionalidad. Todo está tan desdibujado, y el guión es tan inconsistente que uno no sabe cómo reaccionar a lo que está viendo. Me toca mucho los huevos, y así hablando en plata os lo digo, que durante veinte minutos de película no pase absolutamente nada. Veinte minutos en los cuales la historia ni evoluciona ni tiene ritmo alguno. Y así, decenas de secuencias repartidas por los aproximadamente cien minutos de terrorismo cinematográfico que dura la película, donde el vacío más absoluto es el protagonista.

La historia carece del más mínimo interés y sentido, y termina por aburrir. Es un cliché estirado hasta la náusea, adornado con fuegos artificiales y secuencias de acción de lo más vacías y pomposas. No ofrece ni aporta nada nuevo ni al mundo del cine ni a nuestro intelecto. Ni siquiera entretiene. Si algún efecto tiene que tener sobre nuestra inteligencia, debería de ser un estado de ofensa denunciable ante los tribunales.

4. Babylon

La historia destaca por carecer de cualquier atisbo de originalidad, recurriendo a topicazos excesivamente manidos de la ciencia ficción, pero sobretodo por esa sensación de estar viendo un Hijos de los hombres ideológicamente más light y paupérrimo. Si es que prácticamente la historia es la misma, con algunos matices.

A esto le añadimos escenas que no aportan nada a la historia, donde pasa mucho pero a la vez no pasa nada (mucho ruido y pocas -o ninguna- nueces, ya sabéis), y muchas, pero muchas secuencias de acción que, oh sí, suenan muchos coros de fondo, pero que no se ve nada. ¿Qué gracia tienen las escenas de acción donde no se ven nada, que parece que las haya rodado un enfermo de Parkinson?

Después de echar de menos Hijos de los hombres durante todo el metraje, de tanto fuego artificial vacuo, y después de ese "final" (por decir algo) víctima, supongo, de los múltiples tijeretazos de la Fox que plagan la película, la respuesta ante ello es una indiferencia tan grande y brutal que aquello de decir "qué peli más mala" directamente no me sale.

3. 10.000

Resumiendo, en cinco puntos, esta puta mierda que parió Roland Emmerich el pasado mes de marzo:

1.- El guión es un popurrí descarado de pelis más o menos dignas como Apocalypto o El rey escorpión (sí, me gustó, ¿y qué?). Además del mayor festival de tópicos y clichés que os podéis imaginar. Totalmente infumable, no hay por donde cogerlo. Es tan malo que parece una película de coña.

2.- La película no es aburrida: es tan mala que se hace entretenida. Las risas están garantizadísimas (aunque en mi sala parece que sólo me reí yo a carcajada limpia; los demás estarían aprovechando el rato para tomarse una siesta) por lo gilipollesco y en ocasiones absurdo del "argumento". ¡Y es que encima se toma en serio a sí misma!

3.- ¿He dicho ya que es una abominación de película? ¿Y que es una patada en la entrepierna de todos los paleontólogos e historiadores (y demás especialistas en la Antigüedad), y permitidme este pequeño chiste, de las que hacen historia? La calidad de las interpretaciones por parte del "genial" reparto está al mismo nivel que la película, evidentemente.

4.- Los efectos digitales, ahora son de lo mejor que se puede ver en pantalla (esos planos de las pirámides y de la peña currando en ellas), ahora son de lo peor que se puede ver en pantalla (mejor no recordar lo peor que paso de encontrarme mal).

5.- ¿Buscáis acción en esta peli? Bien, la hay, pero está rodada tan malamente que no os enteraréis de un pinchito moruno.

Sin duda una de las ABOMINACIONES del año. Pero no peor que...

2 y 1. Casi 300 y Disaster Movie

En este mundo existe Al Qaeda, Hamas, Israel y El Vaticano. Pero también están los hijos de la gran puta responsables de estos dos abortos. Si por mi fuera, si yo gobernase Estados Unidos, ya estarían todos fritos o gaseados.

Pero, pero, ¿existe alguien que se ríe con ésto? ¿Existe ALGUIEN que encuentre GRACIOSAS estas cosas? Y lo peor: ¿EXISTE GENTE QUE PAGUE POR ÉSTO? ¿Gente que paga mil quinientas pesetas para que le hagan bullying en una pantalla de cine sin darse cuenta? ¿De verdad existe alguien con un mínimo de sentido del humor que digiera la sarta de gilipolleces por minuto cúbico (hostia lo que acabo de decir) que hay en Casi 300 y Disaster Movie (que SÓLO VI CINCO MINUTOS y LA QUITÉ porque estaba empezando a notar un derrame cerebral)? ¡Si es que la tengo que meter en el mismo pack!

Por favor, esto no es cine. Ni siquiera son películas. Es pura y absoluta diarrea. Es terrorismo audiovisual legalizado, y os lo digo en serio, debería de estar penado con cárcel, al igual que está penado el fraude o, joder, comprar una peli en el top manta. De verdad que no me explico cómo los que hacen esta basura no son apedreados al instante al salir a la calle. Si es que he visto peticiones online para que a esta gente no le dejen hacer más sandeces como éstas, de verdad.

En fin, en breve, LO MEJOR (por fin, después de todo este mal trago xD).

lunes, 12 de enero de 2009

Así gana la Winslet

Hace poco más de dos horas y pico que ha acabado la ceremonia de entrega de la 66ª edición de los Globos de Oro, los -más o menos- prestigiosos premios que otorga la prensa extranjera de Hollywood, y estoy muy contento con lo que ha acontecido.

Esperad, que le doy un sorbo a mi tercera taza de café... Ya. Y es que ha sido la primera vez que he trasnochado para ver estos premios, más que nada por razones laborables además de por amor al arte (o al "glamoureo"). Pero como decía, estoy muy contento, y es que Kate Winslet se ha llevado los dos globos de oro a los que optaba (por The Reader y Revolutionary Road), derrotando por partida doble a la mastodonte de Meryl Streep (también doblemente nominada).

La satisfacción del primer premio al principio de la gala ha sido una alegría de esas efímeras, pero al final, cuando le han dado el de la mejor actriz dramática, es que por poco me pongo a saltar y a chillar en el salón a oscuras y con mi familia durmiendo a unos metros. Así, como si Messi marcara un gol histórico. Y encima con el momentazo emotivo que ha dado cuando ha subido a agradecer el galardón.

Si es que ya estaba bien, hombre, que esta mujer arrastraba unas siete nominaciones (contando las de este año) y que nunca le daban nada, con el talentazo que tiene y lo guapa y lo todo que es (cada vez que alguien dice que está gorda en Titanic me dan ganas de aniquilar a toda la familia de quien lo dice lentamente y con mucho dolor).

Pues eso. Para leer la crónica de toda la ceremonia que he escrito os tendréis que ir a Cinefilo.es, queridos. Concretamente aquí. Espero que lo disfrutéis. ;P

Por cierto, qué ganazas de ver Slumdog Millionaire, maldita sea...

sábado, 10 de enero de 2009

Always Look On The Bright Side of Life

Esta semana ha nacido una nueva y absurda polémica religiosa y blablabla. Una pandilla de ateos ha empezado (en realidad empezaron en Inglaterra) una campaña de cartelones para autobúses que "reza" (je, je) así:

Probablemente Dios no exista
Deja de preocuparte y disfruta de la vida

Ajá, muy bien. Yo en cierto modo estoy de acuerdo, pero... ¿Es necesaria una campaña de carteles en autobúses para ésto? Como firma de foro puede estar cojonuda, pero, vamos a ver... Yo, el lunes que viene, ¿puedo ir al COCCA (Centro Organizativo de Campañas de Carteles para Autobúses) y encargar una campaña donde diga por todos los autobúses: "Probablemente aquí huela mal; Deja de preocuparte, has sido tú y disfruta de la vida"? ¿O "Probablemente Fraga sea un ser inmortal; Preocupémonos y encerrémosle junto con los residuos nucleares"? O una mejor que he leído por ahí: "Probablemente la Crisis no exista; Deja de preocuparte y disfruta de la vida".

Coñas a parte, no me explico cómo dejan hacer estas cosas. Es decir, vale que estemos en la época del progresismo chachi piruli guay osea en que unos son lo más y los demás unos rancios y unos fachas; y vale que exista la libertad de expresión y tal (que a veces es un puto cáncer)... pero ésto me parece excesivo. ¿Qué necesidad hay de hacer una campaña para un modo de vida? ¿Eres ateo como yo? Me parece perfecto, pero no mandes hacer un centenar de carteles para decirles a los demás que ser ateo es lo más y que siendo creyente no se disfruta la vida, porque es algo que no es cierto, mi querido amigo.

Si hay alguien que no vive su vida porque se la quiere entregar en cuerpo y alma a la Vírgen de las María Mercedes de la Gracia Bendita, pues es su problema. Allá él, o allá ella.

Si hay alguien que se inmola en nombre de Alá pues... bueno mira, ya vendrán los yankies y los judíos a pegarles cuatro misilazos.

Pero hay gente la mar de corriente que es creyente y por supuesto que disfruta de la vida en casi todos sus aspectos (ahora no me diréis que vivís la vida al máximo porque se escucharán mis carcajadas desde Neptuno).

Lo mismo les digo a los creyentes que dirán que efectivamente Dios existe y si no estás viviendo en Cristo no estás disfrutando de la vida. O a aquellos que se manifiestan masivamente a favor de la familia tradicional cagándose en otros seres humanos porque no viven como ellos creen que tienen que vivir.

Así, así, así pierde el Madrid.

Creo que le darán mucho por culo a Australia, Crepúsculo y The Spirit, que son las películas de 2008 que me quedaban por ver y que probablemente entrarían en uno de los ránkings, así que puede que la semana que viene ya los tendréis por aquí, pululando.

viernes, 9 de enero de 2009

Telecinco. Merceditas. Tetas. Duque. Judíos.

A ese canal de televisión llevado por personas que no tienen cerebro como lo es Telecinco se le ha acabado de ir la olla. El otro día en Gran Hermano los concursantes expulsados clamaban en plató que existía tongo, como es obvio ya que de finalistas ha quedado peña que todo el mundo detesta (y como es obvio desde hace años en cada reality que estrena la cadena de Fuencarral). Pues a Mercedes Milà, esa mujer que está como una puta cabra y ella (y sus jefes) es consciente de ello, no hizo otra cosa que burlarse de ellos y montar la marimorena.

"¡Qué escándalo! ¡Gente que desconfíe del sistema de votación! ¡Qué escándalo!"

Sí hija, sí...

No sólo Gran Hermano, sino que también se les ha escapado de las manos el último producto con filón que tenían. Esa serie de nombre incomprensible y de calidad de vaivén: Sin tetas no hay paraíso. La serie pedía un final a gritos porque ni siquiera el título aguantaba ya tanto estiramiento. El punto y final era inevitable, y más con un Miguel Ángel Silvestre empeñado en dejar la serie (como buen e inteligente actor con peligro de encasillamiento haría). Pero eh, no. Que la serie NO termina, que nosotros somos así y Berlusconi es una persona adorable.

Españolas, SÍ: El Duque ha muerto. Murió ayer en lo que se suponía que era el último capítulo de la serie, en circunstancias muy extrañas (ya que ni siquiera aporta nada a la puta trama ni es coherente con ella). Pero el cutre-continuará (¿A qué diseñador gráfico con dos dedos de frente se le ocurre poner una palabra partida EN DOS COLOREEEEEEEEES?) del epílogo lo dejaba bien clarito: habrá tercera temporada, con Duque o sin él.

Pues vale. Habéis firmado la sentencia de muerte de la serie, queridos. A mí, plim, me sabe mal más que nada por mi hermana. A mí mientras no me cancelen Kyle XY (porque total es la única serie que veo ahora debido al bajón de Mujeres desesperadas y a LO JODIDAMENTE MALA que se ha vuelto Heroes... si es que no lo era ya...).

Y bueno, por otro lado los judíos siguen matando gente en Gaza tan panchos. Esta mañana he visto al embajador israelí en España haciendo malabares para justificar de alguna forma (si es que puede hacerse) la matanza... en Telecinco. Que si Hamas, que si misiles, que si ay ahora saco a los nazis, que si ay soy judío pobrecico de mí voy a llorar. Fíjate qué defensa propia que yo en la tele veía sólo niños quemados y ensangrentados. Todos terroristas, supongo... Como si ahora al ZP (¡O a la Chacóooooon!) le diese por bombardear el País Vasco porque ETA pone bombas.

En fin Serafín, que entre todo ésto y más (cartel de avance de Transformers 2, será la puta caña), ya me he pasado el Gears of War 1, feliz como una lombriz.

martes, 6 de enero de 2009

Ya soy "Xboxer"

Bueno, ante todo, ¡feliz día de Reyes! Espero que este trío de personajes de lo más peculiares (¿Reyes que son MAGOS y DE ORIENTEEEE?) os hayan traído todo lo que pusísteis en la carta. Si no, pues ya sabéis, machotes... mañana comienzan las rebajas.

Yo ya puedo decir que soy "Xboxer", porque hoy he abierto por fin el pack Xbox360 con los dos Gears of War (malmetidos los dos en una caja con un diseño de carátula espantoso) más el juego Mortal Kombat vs. DC Universe. En realidad me podría llamar "Multiplataformer", porque chaval, ya tengo todas las consolas que hay en el mercado, y de forma totalmente improvisada.

Las primeras impresiones son buenas, claro. Gears of War me ha dejado despeinado pese a que no me salga una mierda y tenga la puntería en el culo xDD, y el de Mortal Kombat pues bueno, está... bien.

Cuando he encendido la Xbox me he llevado un susto de muerte porque no me esperaba lo ruidosa que era. Joder, si daba la sensación de que en cualquier momento iba a despegar o algo. Madre de mi vida, si parece un puto caza de combate. Salvo eso, todo fetén. Ah bueno sí, también me han traído un cabezón del Joker de The Dark Knight la mar de majete él. Ya está en mi escritorio, planeando fechorías de las suyas junto a mí.

En fin, que terminéis el día de maravilla, ¡y cuidado con el roscón! Que no quiero veros mañana en España Directo.

PD: Los ránkings de cine aún tendrán que esperar un poquito... ¡que aún me quedan pelis por ver xDD!

sábado, 3 de enero de 2009

Me siento James Cameron

Más vale tarde que nunca el comentar los cinco premios que me han caído durante estas navidades. Es debido a que me he enterado hace realmente poco de algunos de ellos.

El caso es que, ey, el pasado 5 de diciembre, el adorable Uzu del estimable blog Project: M·A·N·G·A me otorgó el premio I Love Your Blog, abriendo sin saberlo un círculo vicioso que se cebaría en mí en forma de otros tres premios, que luego me darían el resto de "premiados" por Uzu (menos uno). Éstos son nada más y nada menos que Steffy de STRINGS OF TORTUGA (que... que... ¡¡la tia está sacando Podcasts!! ¡Qué crack!), Lee de Jackpot on Standby y Xose de El viciar se va a acabar. Después, como regalo de Navidad, Xesu en su recomendable blog Immanent God Blues me dio otro premio Symbelmine.

A todos ellos les agradezco MUCHO MUCHÍSIMO en haber pensado en mí para darme estos simbólicos jpeg's. Sois unas criaturas achuchables, de regalaros cosas valiosas y no parar.

Ahora tengo que pensar a quién darle OTRO premio Symbelmine, y un I Love Your Blog del copón. Eso en teoría, y no tengo ni rematada idea, porque hay tanto blogger magnífico... y siempre se lo doy a los mismos, así que esta vez limitaré a dos nominados para que vayan pasando el premio. Así no nos colapsamos tanto.

El Symbelmine se lo doy a...
Y el I Love Your Blog...
En este apartado, como diría el gran Schuster, "no hace falta que digas nada más", puesto que ya lo he dicho todo de ellos en otros premios y en sus respectivos blogs.

Daros por besados, achuchados y por ramodefloresados. Y cuando déis premios, por el amor de Dios, avisad que si no uno no se entera hasta cuando Madrid sea ciudad olímpica xDD.

Quien ríe el último ríe mejor

Si os digo que no he visto nada de Guy Ritchie hasta el otro día, probablemente me miraréis como a un bicho raro. No, no he visto Snatch: Cerdos y diamantes, ni ninguna otra película de su breve filmografía. Quizá por ello he disfrutado medianamente RocknRolla, su última película estrenada en cines, más o menos lo que me esperaba de ella, sin compararla al instante con otras de sus obras.

No estamos ante una gran película, eso está claro. RocknRolla tiene carencias, defectos y problemas de personalidad. Gran parte del guión resulta confuso, mal narrado, y eso lastra el ritmo de la película y la paciencia del espectador, que o no se entera de nada o se está aburriendo, más allá de estar degustando unos personajes con delirios de grandeza carismática.

Existen diálogos y monólogos un poco desconcertantes, ya que o bien no aportan nada a la trama, o da la sensación de que al ex de Madonna le ha dado por imitar, sin éxito, a Quentin Tarantino. De ahí los problemas de personalidad que menciono: RocknRolla se mueve por diferentes terrenos ya vistos en otras películas; ni tiene estilo visual propio, ni siquiera diálogos que hagan pensar instantáneamente en la película.

De todas maneras, pese a ello y a un reparto no demasiado inspirado (horrible Thandie Newton, probablemente gracias a la terrible planicie de su personaje), la película acaba siendo un buen y digno entretenimiento, eficaz con el humor negro que planea sobre toda la película, y algunas pequeñas secuencias en concreto donde el talento de Ritchie (y cierto buen gusto) se deja entrever.

Simpática y quizá demasiado deudora de otras obras por el estilo, aunque hábil a la hora de cerrar con éxito una historia en principio coral por donde no tenías ni idea de por dónde irían los tiros.

12 meses, 12 portadas: Kate Winslet

Os tengo que confesar algo: Para este mes he tenido una crisis de "inspiración" alarmante para esto de las portadas para el blog. Alarmante de cojones. He estado desde el primer día del año a las nueve y media de la mañana (que es cuando llegué a casa de celebrar el 2009) hasta hace un rato estrujándome el cerebro y las neuronas para ello. Y nada. Ha sido muy frustrante, pero repasando las nominaciones a los Globos de Oro de este año se me ha encendido la bombillita.

Kate Winslet es una de mis actrices favoritas, tanto por su talento como por su buen ver (es mi tipo ideal, vaya). Y todo apunta a que 2009 será su año, con esa doble nominación al Globo de Oro por The Reader y Revolutionary Road. Aunque lo tendrá como siempre muy difícil, ya que siempre comparte nominación con varias competidoras de mucho peso.

El caso es que por ello voy a dedicarle la portada de este mes (pese a la sencillez de la misma dada la poca inspiración)... la cual, si os habéis fijado un poquito, ha sufrido un lavado de cara por mi parte, que ya iba tocando. Ahora el logo luce mucho mejor, y la cabecera queda en general mucho más sencilla, dinámica y moderna que antes. Espero realmente que os guste. ^^

jueves, 1 de enero de 2009

¡Feliz año nuevo!

¡¡Fllejlisz ajñio niuejvo a tijodojs!! Ujn segjjjundjo...

Ya. Es que meterse doce uvas casi a la vez en la boca es un poco perjudicial para el habla... lo extraño es que también lo sea para escribir por el teclado.

Emm, olvidadlo.

Que ¡¡FELIZ AÑO NUEVO 2009 A TODOS!!

Parece mentira pero ya estamos en 2009. No tengo ni idea vosotros, pero a mí se me ha pasado volando este ya difunto 2008. Esto de hacerse cada vez más mayor pasa factura: el tiempo pasa cada vez más deprisa y sin freno, y uno no sabe cómo ni cuándo reaccionar. Y cuando lo haga puede que ya esté bebiendo martinis con vodka con Jesucristo Superstar.

Ñe, pues eso, lo típico: Os deseo un año de felicidad, alegría, éxito, amor y mucho triquitriqui. Abriría una botella de cava y me bañaría con ella perooooo la crisis es lo que tiene.

Pasadlo bien esta noche si salís (si sois humanos lo haréis) y haced caso a eso de los "magníficos" anuncios que nos ha dejado 2008: Siempre con condón y ES UNA FIESHTA.