sábado, 28 de febrero de 2009

Toma fruta fresca

No hagáis caso del título ni de la imagen. Son puro random.

Semana retro total, de no parar de jugar al Street Fighter IV que, como muy bien sabréis los que habréis jugado, es lo más que han parido unos desarrolladores desde, yo qué sé, Shadow of the Colossus. Es increíble que siendo en tres dimensiones recupere el espíritu en 2D del original. Y tiene una banda sonora cañera que da gusto que me la voy a bajar y poner en el iPhone para ir bailando por la calle, pero jo, yo quería una versión modernizada de la banda sonora de Street Fighter II.

Ayer para terminar de redondear la semana retro me compré el Mega Drive Ultimate Collection, que está la mar de bien porque lleva títulos muy interesantes de la difunta consola. A falta de la misma y de una tele de tubo potable, pues qué remedio.

Estad atentos a Cool Fiction porque próximamente publicaré mi reseña de la alfombra roja de los Oscar. Para ir entrenando, leeros la del año pasado.

Y para terminar, os recomiendo leeros la crítica de Titanic que Morphine ha escrito en su blog Morphine Mimesis. Obviamente estoy de acuerdo con ella, y la reciprocidad es el doble de lo normal, puesto que es la única persona que conozco que la ha comprendido como es debido... o al menos que lo haya manifestado xDD.

Pues eso. Hadookens a todos.

miércoles, 25 de febrero de 2009

Me cago en Fnac.es

Ayer, gracias al soplo de 1080b, me disponía a aprovechar las 75 horas de mega ofertas que se marcaban en la Fnac.es, ya que el pack Blu-Ray de todas las películas de Harry Potter estrenadas hasta el momento me salía por tan sólo 67 € (13-14 € por Blu-Ray, lo cual es un precio cojonudo).

En fin, yo nunca había comprado en Fnac.es, así que me puse a registrar porque está claro que si quería aprovechar la oferta, primero me tenía que "dar de alta" en la tienda on-line.

Teniendo en cuenta la importancia de una empresa como Fnac, no me explico cómo puede tener una web tan chapucera, tan sumida en la antigüedad más mediocre de Internet, tan cebada de bugs y grafiquillos cutres de principios de la actual década.

Para empezar, el diseño está más desfasado que un DVD de dos caras, sin ningún tipo gusto por las fuentes ni por atraer al público. Y lo que más me ha fastidiado, la principal razón por la que estoy escribiendo esta entrada, es su funcionalidad. Si es que ayer me pasé desde la una del mediodía hasta las seis de la tarde intentando registrarme, ¡y no hubo manera porque siempre daba algún tipo de error! Y si no era un error, ¡el botón de registro te redirigía a la página inicial!

Para mear, no echar gota y que se te evapore el miembro en el acto.

Total, que no fue hasta las seis que no pude registrarme... Y para cuando quería añadir el pack de Harry Potter a la cesta, ¡no podía! Es decir, le daba al botón para añadir a la cesta de la compra, ¡y también me redirigía a la página inicial! Así como cinco intentos. Se ve que la cesta virtual es tan pequeña, tan pequeña, que hay que darle varias veces al botoncito, como símil de "ve empujando que ya cabrá, Manuela". Pero no te lo pierdas, que cuando quise completar la compra... ¡me volvía a redirigir, pero esta vez a la página de logueo!

Me reí bastante por no llorar y cortarme las venas ante tanta incompetencia virtual. Es increíble que esta empresa cuide tanto las apariencias de sus tiendas físicas, y luego, la web se la encarguen a Magdalena Álvarez.

En fin, que al final pude completar la compra, claro... pero tras seis horas de intentos frustrados y golpes y patadas a todo lo que tenía delante, perra incluída.

martes, 24 de febrero de 2009

En Otakon.cl ROBAN entradas de otros blogs

Me hago eco de ésto como muestra de apoyo a mi blogocolega Orenji, y es que algún impresentable del staff del portal Otakon.cl ha robado, tal cual, dos entradas de su blog Cool Like Plastic, como muy bien se ha quejado aquí.

Concretamente éstas:
Pero no sólo han robado entradas de Cool Like Plastic, sino que también han tenido la caradura de copiar de portales y bitácoras tan conocidas como Misión Tokyo, Ramen para dos, Una pareja otaku o La estantería de Cho. Y yo voy a estar al loro y a vigilar la sección de cine, y como encuentre algo la Tierra será testigo de una ira tan grande que jamás volverá a ser la misma.

Además hay algo curioso, y es que les estoy dejando comentarios en la entrada antes mencionada, pero los están censurando todos. Es decir, que además de ladrones son unos censuradores de mierda, y además se cubren de gloria ellos mismos porque demuestra que son conscientes de lo que han hecho, intentando limpiar todo tipo de rastro del asunto en su web.

Pero en fin, lo que no van a poder evitar va a ser que esta entrada y la de Orenji aparezca en los primeros puestos de Google cuando alguien busque por el nombre de susodicho portal.

No, para eso no hay botoncido de borrar, queridos...

lunes, 23 de febrero de 2009

Reacciones a los Oscar 2009

Se acabó lo que se daba. Ya se han entregado los Oscar y, con ellos, la temporada de premios gorda.

En primer lugar destacar la labor de Hugh Jackman como maestro de ceremonias. Sus actuaciones fueron divertidas y espectaculares, con la ayuda de la mismísima Beyoncé Knowles, formando un tándem imparable en el escenario con una química aplastante. Se notaron las ganas de reciclarse de la Academia de Hollywood para la gala, sobretodo en el ritmo, un poco mejor que en anteriores ediciones gracias a la dirección artística y musical, pero que sigue siendo plúmbeo e irregular a causa de unos discursos no demasiado inspirados en los premios técnicos (que son la mayoría de ellos), y unos popurrís por género de 2008 que no aportaban absolutamente nada.

Y bueno, como ya sabréis todos (porque todos los medios españoles se han hecho eco de ello y lo seguirán haciendo hasta la semana que viene), Penélope Cruz se ha llevado el Oscar a la mejor actriz de reparto por Vicky Cristina Barcelona. Me alegro por ella, porque esa pequeña venita patriótica siempre tiene que salir y, además, estuvo muy mona en su discurso de agradecimiento. Pero no creo que se lo merezca ni muchísimo menos, porque Viola Davis o Taraji P. Henson se la comen con patatas en La duda y El curioso caso de Benjamin Button respectivamente. Me da mucha rabia que la gente confunda el hacer patria con este tipo de premios, cuando no tendría que ser así. No deberíamos estar con los de nuestro país, sino con los talentos que merezcan realmente un reconocimiento como éste.

Nacionalismos de mierda a un lado, la triunfadora de la noche ha sido Slumdog Millionaire, y yo bien que me alegro por ello, a pesar de tener el corazón dividido entre ésta, The Reader y Mi nombre es Harvey Milk, como ya dije aquí. Ocho estatuíllas, incluída mejor película y mejor director.

La gran sorpresa vino con el premio al mejor actor. Todo el mundo ya daba por hecho de que Mickey Rourke se lo iba a llevar por su impresionante papel en The Wrestler... pero, tadá, al final la Academia ha ido contracorriente y se lo ha dado a Sean Penn por Mi nombre es Harvey Milk (cinta que también ha ganado el Oscar al mejor guión original). Como también era uno de mis favoritos, me alegro muchísimo.

Y bueno, Kate Winslet POR FIN ha conseguido su tan ansiada estatuílla por The Reader. Ayer estaba guapísima y muy elegante. Aunque su discurso me decepcionó un poquitín, me conquistó con sus gracias finales con un rostro reflejo de la alegría y la satisfacción. ¡Ay omá qué rica! Esta tarde veré de nuevo The Reader, pero esta vez en el cine, y me voy a poner las botas xDD.

Pues eso. Que canonicen ya a Hugh Jackman en vida, y que condenen a lapidación lenta y dolorosa a los del Plus y su retransmisión, cortando el final de un número musical espectacular para conectar con su mierda de fiesta en noséqué local madrileño que a ABSOLUTAMENTE NADIE interesaba.

En fin. Espero ser el año que viene yo el presentador porque la liaría realmente parda.

PD: Acerté nueve premios en mi quiniela xDD.

sábado, 21 de febrero de 2009

Hostias de vida

Después de terminar de ver The Wrestler (aka El Luchador) lo primero que he hecho es, primero: cerrar la boca; y segundo, pasarme la lengua por los labios varias veces para saborear el regustillo agridulce que me había dejado. Y no agridulce por lo que me había parecido la película en sí misma, sino por la historia que me acababa de contar Darren Aronofsky, que son dos cosas bien distintas.

Lo principal: Mickey Rourke. Un actor triunfa cuando se fusiona con su personaje y deja que veamos a través de él; que veamos todas sus capas, su profundidad y personalidad, su vida, y que podamos sentir empatía por él. Aquí el colega neoyorquino lo hace y sobrado, y no hace falta explicar cómo lo ha hecho porque es obvio que es un papel construído única y exclusivamente para él: para su resurgimiento de entre las cenizas. Cualquier pelele podría haberse metido una hostia de las monumentales, pero él no lo hace. Se mete en la mierda y cuando se ducha su piel se ha convertido en oro. Su trabajo rezuma ganas de trabajo, de nueva vida, de talento y de mostrar ese talento. Y por ello merece mañana el Oscar.

Pero gracias a Buda lo bueno de la película no acaba aquí. No estamos ante el típico tándem de "magnífica interpretación/peli mediocre".

Aronofsky construye una película muy bien medida, con una realización sobresaliente, sin ningún canto por pulir, cuyo principal aliado es un montaje que, pese a su sencillez, deja boquiabierto. El tempo de la historia es el adecuado, sin caer en lo gratuíto ni en la redundancia, y consigue darle una magnitud a una historia de losers que no se veía desde hace tiempo.

Un ejemplo de todo ésto es la tremenda secuencia final, en pleno clímax de aquellos totalmente inevitables y que no podían acabar de otra manera. Aronofsky, lejos de introducir tópicos y resolverlo como el 70% de realizadores lo harían (impacto, violines en off), nos regala una buena muestra de cómo teclear un punto y final con verdadera elegancia y buen gusto.

Una película que nadie debería perderse. Y al primero que me la compare con Rocky (por favor, nada que ver en NA-DA) le capo.

miércoles, 18 de febrero de 2009

Mi quiniela para los Oscars

Como todo buen cinéfilo al que le mole el petardeo, la frivolidad y el glamour, tiene el deber de saber, este domingo tiene lugar la ceremonia de entrega de los premios Oscar. Este año, presentados por Hugh Jackman, lo que significa que va a ser lo más sí o sí, si no el mundo se va a acabar y China terminará siendo primera potencia mundial.

El caso es que ya he visto casi todas las máximas aspirantes. Me falta El desafío: Frost contra Nixon, pero como no creo que se lleve absolutamente nada, pues no la veré hasta última hora. A partir de todo ésto os comentaré mi quiniela de esta edición: lo que me gustaría que ganase, y lo que creo que va a ganar.

Yo creo que todo está ya muy mascado y que será de lo más previsible, pero bueno, este tipo de entradas nunca están de más.

Leer Más…

Mejor Película

Personalmente creo que en esta categoría faltan La duda y Revolutionary Road, dos magníficas películas tratadas por la Academia a su manera: La duda ha sido reconocida con varias nominaciones a todo su elenco de actores, pero muy probablemente ninguno triunfe; y el nuevo film de Sam Mendes, un apasionante drama que reflexiona sobre los sueños y la forma de vivir la vida, ha sido ignorado muy injustamente. Ambas deberían estar en lugar de El curioso caso de Benjamin Button (que sí, es muy académica bonita y tal, pero no aporta absolutamente nada que no lo haga un anuncio de colonia) o El desafío: Frost contra Nixon (aquí me arriesgo porque no la he visto y no sé si es inferior o superior a las mencionadas).

No hace falta destacar la ausencia de El Caballero Oscuro, que apasionó a casi todo el mundo y cosechó buenísimas críticas, y ahora nadie parece acordarse de ella, en favor de los dramas y los manuales academicistas hechos película.

Tengo sentimientos enfrentados sobre quién me gustaría que ganara, ya que existe un triple empate en cuando a valoración y estima, el cual se compone por Mi nombre es Harvey Milk, Slumdog Millionaire y The Reader (El Lector). Esto también se podría aplicar al apartado Mejor Director con Gus Van Sant, Danny Boyle y Stephen Daldry, así que dedicando este pequeño comentario no hace falta que le dedique toda una sección.

Vistos los precedentes, y salvo sorpresa mayúscula de última hora (sería realmente reconfortante que ésto sucediera), está claro que ganarán Slumdog Millionaire a mejor película del año, y Danny Boyle al mejor director.

Mejores Actores

Aquí englobo las categorías de mejor actor protagonista y mejor actor de reparto.

En actor protagonista me sobra, casi con desprecio, Brad Pitt por El curioso caso de Benjamin Button. No creo que haga nada destacable en el film de David Fincher que no hiciese ya Keanu Reeves en toda su carrera, y lo único mínimamente curioso que hace es que ponga voz de ronco. Todo lo demás son efectos digitales y transformación física, que es lo que le mola a la Academia y por ello, muy probablemente, esté nominado. Como digo, me sobra, y en su lugar hubiera nominado a Leonardo DiCaprio por Revolutionary Road, donde está sencillamente perfecto.

Me gustaría que ganara Sean Penn por Mi nombre es Harvey Milk. Yo diría que tiene un 40% de posibilidades, pero Mickey Rourke arrastra muchos aspectos emocionales en su papel en El Luchador (The Wrestler): mucho compadreo y mucha lastimica por interpretarse a sí mismo. Eso mola entre los académicos, que son todos muy colegas ellos, y probablemente sea el vencedor en esta categoría por ello y no porque realmente se lo merezca... aunque ojo, no he visto el nuevo film de Darren Aronofsky, así que me estoy portando malamente y estoy opinando sin saber.

En cuando al mejor actor de reparto, está claro que se lo llevará Heath Ledger (quien también es mi favorito), aunque todos sus competidores excepto Josh Brolin le van MUY a la zaga, sobretodo Michael Shannon por su papelón en Revolutionary Road, y Philip Seymour Hoffman por su contundente rol de La duda.

Mejores Actrices

En estas categorías tengo un problema, y es que no estoy seguro de nada. En actriz principal todo apunta que Kate Winslet se hará con el galardón por su interpretación en The Reader (El Lector), pero tiene a Meryl Streep como competidora, y esta mujer está realmente grande en La duda. Personalmente prefiero a la Kate Winslet de Revolutionary Road como ganadora del Oscar más que a la de The Reader (El Lector), pero bueno.

Mis balanzas sobre la favorita y sobre la que me gustaría que ganara están, las dos, al 50% entre Kate Winslet y Meryl Streep. Deberían quedar empatadas y repartirse la estatuilla, así de sencillo.

En actriz secundaria tampoco estoy seguro de nada, pero parece que Penélope Cruz confirmará su flor en el culo consiguiendo el Oscar. No estoy de acuerdo con ello, pero ya se sabe que este tipo de papeles a los yankies les parece de lo más exóticos. En su lugar me gustaría que ganara (de hecho tengo la esperanza de que puede dar la sorpresa) Taraji P. Henson, que está realmente adorable en El curioso caso de Benjamin Button.

Recuento (incluyendo categorías no comentadas, aunque me salto algunas técnicas):

Mejor Película:
QUIERO: Mi nombre es Harvey Milk/The Reader (El Lector)/Slumdog Millionaire
GANARÁ: Slumdog Millionaire

Mejor Director:
QUIERO: Gus Van Sant por Mi nombre es Harvey Milk/Stephen Daldry por The Reader (El Lector)/Danny Boyle por Slumdog Millionaire
GANARÁ: Danny Boyle por Slumdog Millionaire

Mejor Actor:
QUIERO: Sean Penn por Mi nombre es Harvey Milk
GANARÁ: Mickey Rourke por El Luchador (The Wrestler)

Mejor Actor de reparto:
QUIERO: Heath Ledger por El Caballero Oscuro
GANARÁ: Ídem.

Mejor Actriz:
QUIERO: Kate Winslet por The Reader (El Lector)/Meryl Streep por La duda
GANARÁ: Kate Winslet por The Reader (El Lector)

Mejor Actriz de reparto:
QUIERO: Taraji P. Henson por El curioso caso de Benjamin Button
GANARÁ: Penélope Cruz por Vicky Cristina Barcelona (aunque yo no lo daría por seguro)

Mejor Guión Original:
QUIERO: Escondidos en Brujas
GANARÁ: Happy: Un cuento sobre la felicidad

Mejor Guión Adaptado:
QUIERO: La duda o The Reader (El Lector)
GANARÁ: Slumdog Millionaire

Mejor Película de Animación:
QUIERO: Wall-E
GANARÁ: Ídem, obviamente.

Mejor Fotografía:
QUIERO: Slumdog Millionaire
GANARÁ: Ídem

Mejor Montaje:
QUIERO: Slumdog Millionaire
GANARÁ: Ídem

lunes, 16 de febrero de 2009

Crisis, crisis, CRISIS

No soy persona. Hace días que no duermo. Algo me inquieta: Ya no recuerdo el mundo sin la crisis. ¿Cantaban los pajaritos, el sol brillaba con la fuerza del optimismo global y el cielo era más azul que nunca? No, no sé, no lo recuerdo. Y es que la crisis está en todas partes. Me pongo un capítulo de Cuéntame cómo pasó, y están en la época de crisis económica de finales de los setenta. ¿Casualidad?

Yo soy un ser algo sadomasoquista. Reconozco que las Noticias de Antena 3 es un noticiario for dummies, para gilipollas y tontolelos. Pero las sigo viendo, quizá porque siempre es más fácil apagar un momento el cerebro y las conexiones nerviosas y que te vayan dando por culo sin sentir los zumbones, que poner los telediarios de Cuatro o los panfletos políticos de LaSexta.

Pero últimamente sucede algo curioso. Noto una perturbación en la Fuerza. Y creo que mañana mismo me sentaré a ver las Noticias de Antena 3 con un bloc de notas para ir apuntando una cosa: Las veces que dicen la palabra CRISIS. Porque la sacan a coalición de absolutamente todo.

El teatro sufre un incremento de espectadores de un 5%... ¿Tendrá que ver en ello LA CRISIS?
Siendo cinco veces más caro que el cine, ¡obviamente!

(Nótese la ironía...)

Tiene especial gracia que no digan absolutamente nada de la caída en picado y sin paracaídas de la venta de entradas de cine en nuestro país, pero todo el mundo sabe que la crisis no tiene nada que ver en ello, sino a la patillería nacional y al "si lo tienes al alcance gratis y no lo coges, es que eres bobo".

Hoy empieza en Barcelona el Mobile World Congress. Vamos a preguntar a este dependiente tan majo sobre las últimas novedades... Sí, huala qué majo éste táctil... Err, ¿ha influído LA CRISIS el que no podamos ver el "furbo" en él y demás falta de prestaciones?
Sí, será por falta de presupuesto de las majors...

Convivió con sus dos padres muertos en la misma casa durante más de medio año, sin decir nada a nadie, y cobrando la pensión de sus progenitores. Sin duda, una de las consecuencias más extremas que LA CRISIS económica está provocando.
Papá, mamá, me han echado de la Seat y ya no me puedo pagar el alquiler del piso de diez metros cuadrados del Raval. ¡VUELVO A CASA! ¿Cómo os habéis quedao? ¡Muer...!

Un señor arruinado por LA CRISIS atraca cuatro bancos emulando a El Solitario y es detenido.
¿Y por qué no le dejaron irse? Total, los gobiernos regalarán más dinero a los bancos porque sí y no lo habrían notado...

El novio de Marta del Castillo y un colega suyo tiraron su cuerpo desde un puente al río Guadalquivir... ¿Será que LA CRISIS les habrá impedido ingeniárselas con métodos mucho más eficaces?
Como hay crisis pues todos los congeladores estaban a rebentar de comida por si nos tenemos que refugiar por si a los inmigrantes les da por rebelarse y usar armas químicas contra nosotros. Es mucho mejor recurrir a la madre naturaleza, dónde vas a parar.

Ésto último era broma, obviamente...

El caso es que, chicos de Antena 3 (y probablemente el resto de cadenas): NO hace falta que nos recordéis cada día más de veinte veces, incluso en el tiempo de deportes y, para más inri, con una sonrisa profident de lo más hostiable, que hay crisis. Ya lo sabemos, y ya lo estamos notando en el día a día. Pero eh, bueno, vosotros seguid metiendo miedo en el cuerpo. Que acabe de cundir el pánico y lleguen elecciones, que ya veréis cómo nos reiremos cuando, los que salgan, os callen la boca por el simple hecho de que no les gustará que cojeáis del bando equivocado.

sábado, 14 de febrero de 2009

Carta en una botella

Hola. Me llamo Benjamin, Benjamin Button, y nací en circunstancias inusuales. Nací viejo y a medida que iba pasando el tiempo me rejuvenecía. Y hasta aquí todo lo inusual, porque independientemente de mi curioso caso, se puede decir que he tenido una vida de lo más normal. El hecho de ir rejuveneciendo ha influído más bien poco en mi vida, puesto que las dificultades de mis primeros años de existencia, salvo algunos problemas cardiovasculares típicos de un anciano de ochenta años, son prácticamente las mismas que una persona normal a mi misma edad: Todo es nuevo para mí, incluído el saber andar y el sentido de las relaciones humanas. Una vez de pie, todo es lo mismo: voy creciendo mientras rejuvenezco, me salen pelos donde antes no tenía, conozco el amor y el sexo... lo normal.

Por ello creo que mi curioso caso no es tan curioso del todo, ni tan filosófico como algunas personas que han conocido últimamente los detalles de mi vida han afirmado que lo sea. Mi experiencia de la vida es la misma que la de mi compañera Daisy, y por lo tanto el contenido filosófico no es más que lo que puedan vivir todos ustedes. No veo más, simplemente un "anormal" viviendo la vida con más o menos normalidad, y eso sí, con mucha indiferencia y frialdad. Porque soy un ser realmente frío, aunque no me queda bien claro el por qué. Todos los acontecimientos importantes de mi vida los he vivido con aparente indiferencia y con una cara de palo que cualquiera con dos dedos de frente me lo reprocharía. Pero no, porque soy un caso "especial"... Rejuvenezco en vez de envejecer cuando en realidad envejezco de la misma manera, e incluso con más crueldad.

Más allá de todo ello, nada. Una vida absolutamente normal y corriente que si estuviera protagonizada por un ser que envejeciera como todos ustedes, nadie se hubiese atrevido a destacar.

Aquí en el Cielo he hecho un amigo nuevo que a mí y a Daisy nos cae realmente bien. Tenemos muchas cosas en común, y creo que él sí que ha tenido una vida verdaderamente extraordinaria. Se llama Forrest, Forrest Gump. Como yo, es alguien especial, ha recorrido medio mundo mientras anhelaba el amor de su vida, ha sobrevivido a una guerra y experimentado toda su crueldad, ¡y fue amigo de un capitán de barco! Nos llevamos muy bien, y tenemos unas conversaciones de lo más interesantes.

Pero él... él no tiene relojes gigantes que vayan al revés ni tampoco una fotografía de anuncio de colonia de los noventa.

miércoles, 11 de febrero de 2009

Polémicas de mierda

No, no me refiero a las polémicas en general, sino a éstas de pacotilla que los periodistas aburridos se sacan de la manga para rellenar páginas del periódico o minutos en el telediario. De esas que a mí al leerlas u oírlas me entra la risa floja porque no sé si es que me están tomando el pelo, o qué.

La última, ésta. El Patronato de Turismo de la Costa Brava ha usado una imagen (que abre la entrada) un pelín retocada de una pimpolla en las Bahamas para promocionar sus hermosas tierras. Y por ello se ha montado un cidral, los periodistuchos han creído conveninente venderlo como noticia y motivo para rasgarse las vestiduras. En el "telediario" de Antena 3 comparaban el "caso" con otros fotomontajes relacionados (uno es que habían puesto la catedral de Cádiz junto al Guadalquivir, o algo así) y todo.

Y yo me pregunto... ¿Y qué?

Quiero decir, chicos, ¡bienvenidos al maravilloso y asombroso mundo de la publicidad y el marketing! ¡Esto es el pan de cada día! Estos hechos de ahora no valen ni para comidilla. ¿Dónde estáis cuando cada mes aparecen en los quioscos decenas de revistas con peña retocadísima en sus portadas vendiendo salud y belleza? ¿Y dónde estáis cuando se anuncian Petit Suisse y nos dicen que hay que comerse dos para estar más sano, cuando en realidad estarás más gordo?

Todo el mundo sabe que la Costa Brava no tiene el agua del Caribe, ni que las tiparracas de las revistas no están tan buenas, ni siquiera que la torre Eiffel sea tan brillante como en las revistas de turismo... Pero es que hay que vender, chavalotes, y más en tiempos de crisis. Igual que cuando en, de nuevo Antena 3, cuando comentan la gala de los Premios TP de Oro en su "telediario", sólo mencionan los premios recibidos en la casa. ;)

domingo, 8 de febrero de 2009

Dragon Ball Z Revisited

Leo en Mision Tokyo que con motivo de un par de aniversarios (40º de la Toei Animation, 20º de la serie que ocupa esta entrada) y del estreno de Dragonball Evolution, a la Toei le ha dado el venazo de reanimar Dragon Ball Z de pe a pa, en versión en alta definición y panorámica, y sin rellenos subnormalíticos (se dice que durará no más que cien capítulos). Menos la estética, todo nuevo, doblaje y efectos de sonido incluídos.

Por una parte me alegro porque supondrá una nueva oportunidad de adaptar el manga, el cual es un buen ejemplo de ritmo, humor y diversión, mientras que el anime original se lo cargaba sin piedad en favor de la auto masturbación y la nadería más absoluta. Pero por otra se ve el plumero de saca cuartos ante el nuevo boom dragonballero que se cierne sobre el planeta con el inminente estreno de Dragonball Evolution (que, mal que pese, probablemente será igual de buena que la obra original). Y claro, el gentío del siglo XX y XXI no tiene sentido ninguno de mantener una obra intacta para la posteridad con todo lo bueno y con todo lo malo, sino que por culpa de la codicia de sus dueños y autores (que en el 80% de las ocasiones no son la misma persona) un par de décadas después se tiende a volcar bidones de Tipp-Ex encima para volver a pintarrujear en el potaje recién creado (siempre con el consentimiento de Corporación Dermoestética), para luego venderlo y revenderlo en packs en DVD/Blu-Ray y sacar todo el merchandising posible.

Esperemos a ver qué tal. Podrá estar muy curiosón, pero no dejaré de cagarme en George Lucas por haber sentado según qué precedentes tan peligrosos para la industria de lo audiovisual.

viernes, 6 de febrero de 2009

Made in Spain (II)

Pues al final el SNL patrio no estuvo del todo mal... Fue una hora bastante amena y más o menos entretenida.

Eso sí, les falta mucho por recorrer y mucho por mejorar. El programa empezó bien pero al final se acabó perdiendo en gags y sketches no demasiado afortunados, como por ejemplo lo del concurso japonés, lamentable hasta decir basta; el noticiario de la Eva Hache (me sigo partiendo...) que no tenía ni pizca de gracia en NADA y donde ni siquiera el público presente se puso a reír; o el sketch de la operación del cambio de cara, que a pesar de algunos berridos graciosos de Edu Soto y de la presencia de Yolanda Ramos (qué grande es esta mujer, en serio, me parto nada más abrir la boca) pues como que era bastante patético.

Por lo demás bien a secas. Se ven muy buenas intenciones, el formato lo han calcado, y ahora sólo falta que trabajen el sentido del humor un poco más.

De ayer, a destacar el sketch del principio en el ascensor, lo del restaurante italiano y parte de lo de la gel para penes de Antonio Resines, cuya colaboración fue lo peor de la noche con diferencia (su ¿monólogo? apestó se mire por donde se mire).

A ver qué tal la semana que viene. Ayer tuvo bastante buena audiencia...

jueves, 5 de febrero de 2009

Made in Spain

Esta noche se estrena en Cuatro la versión española de Saturday Night Live, el cojonudo late show norteamericano que lleva más de treinta años emitiéndose, y del cual han salido artistas de la talla de Mike Myers, John Belushi, Jim Carrey, Will Ferrell, Rob Schneider, Adam Sandler, Robert Downey Jr. o Ben Stiller, debido a su grandioso éxito.

La gracia del asunto es que allí estos tipos se hicieron famosos justo por su ingreso en el reparto del programa, mientras que en la versión española los que saldrán ya son conocidos, tales como Eva Hache (oh sí, me parto y me mondo...), Gorka Otxoa, Yolanda Ramos, Secun de la Rosa y Edu Soto. No está del todo mal, pero veo peligro en el horizonte, teniendo en cuenta que el formato es norteamericano puro y duro, y no sé yo si va a cuajar en este gran país que es Españñña.

A ver esta noche, a partir de las once menos cuarto, cómo lo llevan esto del sketch en directo. Tiene miga también que el programa se llame Saturday Night Live ("Sábado Noche En Directo") y se emita un jueves...

Mañana dictaré sentencia xD.

PD: Mi crítica de El curioso caso de Benjamin Button ya está publicada. :P
PD 2: Gracias a beegamer y a Yuna por los premios que me han dado ^^. Haría una entrada sobre ello pero realmente ya no sabría a quién darlos xD.

miércoles, 4 de febrero de 2009

Operación Siete Dudas

Voy a hacer un repaso de los estrenos recientes que he podido ver y daros mi opinión así muy por encima. Os recuerdo que mis críticas podéis leerlas en Cinefilo.es, donde mañana publicaré la de El curioso caso de Benjamin Button.
Siete almas
Leer crítica íntegra

Lejos de la majísima En busca de la felicidad, esta nueva colaboración entre Will Smith y el director Gabriele Muccino deja muchísimo que desear. Todos los dramas que pretendan hacerte llorar son tramposos, pero es que éste lo es más aún y, además, a pesar de sus correctas formas de exponer, cae en el ridículo de forma estrepitosa.

Llego a esa conclusión ya que el personaje de Will Smith me parece una trampa con patas, cara, ojos y (perdonadme fans) sobretodo orejas. Lo peor es que no intenta disimularlo, ya que apenas se hace hincapié en la psicología del personaje y en lo que le lleva a realizar semejante acto de redención. Me faltan datos, y no me lo creo.


Valkiria
Leer crítica íntegra

Película realmente entretenida y muy bien hecha. No hay peros que valgan en ese aspecto, pero me "molesta" un poco que Bryan Singer se limite exclusivamente a recrear los acontecimientos del plan de atentar contra Hitler, sin proponer apenas una reflexión sobre ello. No es una película con mucha chicha, y si además uno ya conoce de antemano cómo acabará.

El reparto tampoco está muy allá, como quien va a pasear, y con un Tom Cruise sin ningún ápice de registros.


La duda (Doubt)
Leer crítica íntegra

Apasionante tour de force dialéctico entre apenas cuatro personajes (unos enormes Philip Seymour Hoffman, Meryl Streep, Amy Adams y Viola Davis) que dejará sin habla a los amantes de los buenos diálogos. Porque estamos sobretodo ante una película de diálogos y dirección, con un John Patrick Shanley implacable (normal, es la adaptación de su propia obra de teatro).

Un ensayo sobre las dudas y fantasmas internos de cada uno, de los problemas domésticos y familiares aún y cuando la cámara ni huele un escenario donde ubicar la acción, de los tabúes, de la aceptación, del racismo, del progresismo en la religión y de la libertad sexual… y no hablo precisamente de la pederastia, tema que se trata con una sutileza abrumadora prácticamente sin decir ni pío y tan a viva voz al mismo tiempo.

lunes, 2 de febrero de 2009

22

Y aquí viene otro año cumplido desde aquél día en que mi madre me parió, como si no fuera suficiente con la sensación de vértigo y velocidad combinadas que uno siente al ir haciéndose mayor, y al ver cómo el día a día va pasando cada vez más y más deprisa.

Como dato curioso: Cumplo 22 el 2 del 2 xD.

Ya está. Voy a tomarme algo que aún estoy con retortijones después de haber visto la gala de los Goya...

domingo, 1 de febrero de 2009

12 meses, 12 portadas: 'Slumdog Millionaire'

El 13 de febrero se estrena la que para mí ya es, de momento, la mejor película de lo poco que llevamos de 2009: Slumdog Millionaire, el nuevo film de Danny Boyle que me HE-CHI-ZÓ por completo el otro día y al que le tenía que dedicar la portada porque si no reventaba, por encima de la alternativa que era Street Fighter IV (que sale a la venta a finales de mes).

En los Globos de Oro arrasó y yo pondría la mano en el fuego de que también lo hará en los Oscar, donde ha recibido diez nominaciones, incluída la de mejor película.

A mí me pareció un film brillante, muy bien dirigido y planteado de una forma muy original; que en el fondo a veces cuenta más cómo te cuentan una historia que lo que te cuentan. Os pondría el tráiler en castellano pero después de verlo por YouTube casi que mejor que no, porque es un poco cutre, el doblaje horroriza al más pintado y lo cuenta casi todo.

Pues eso, que os quiero ver a todos en el cine a partir del 13 de febrero para ver esta maravillosa película que podría definir como una mezcla entre Ciudad de Dios y Amelie. Eso sí, a poder ser en versión original, que la mezcla entre hindi e inglés le da un encanto especial, y el doblaje como ya he dicho no pinta muy bien que digamos.

Por cierto, estoy sufriendo de jiñamiento agudo por culpa de los problemas que he tenido hoy con el blog, que no se cargaba ni a la de ocho en ningún navegador. Ahora parece que todo se ha arreglado, porque si no no podría estar escribiendo esta entrada. Creo que estaba relacionado con el resbalón que ha pegado hoy Google. Y eso espero, porque no quiero llevarme más sustos por el estilo.