lunes, 30 de marzo de 2009

Queridas vecinas

Hola, vecina de arriba, y vecina de abajo.

En realidad, yo no tengo nada en contra de vuestras personas. Nunca he tenido trato con vosotras, y la verdad es que tampoco me interesaría. Simplemente un simple "hola", que no sé ni por qué me molesto, pero bueno, al menos vosotras contestáis, no como otras furcias que las saludas y ni te responden y ni te miran (sin excusa, porque las tienes a metro y medio) y, después, se interesan por tu vida laboral.

La situación es que yo vivo en medio de vosotras, a lo sandwich. Y como diría Julio César: Me tenéis hasta la raja.

Vecina de abajo: Desde que llegaste hace poco he descubierto que las paredes del bloque de piso donde vivimos son de papel de fumar. Chica, oigo cuando bañas al niño y le echas bronca y oigo cuando tú y tu compañero jugáis al twister duodenal. Dios te dio un don, aprovéchalo y saca partido de él... pero lejos de aquí: en el mercado municipal.

Vecina de arriba: En realidad descubrí que las paredes eran de papel con tu hijo, sus gritos y sus sesiones de música hardcore a todo volumen. Esa es una de las razones principales por las que odio a los culochándals y demás fauna, pero ahora el asunto es otro. Chica, no sé quién jugará a la Wii en tu casa, pero se oye absolutamente todo. Sé que os mola la guerra, porque sólo se oyen tiros, gritos y órdenes como si estuviéramos en Vietnam. También sé que os va un poco el cine porque he oído en más de una ocasión, pasadas las once de la noche e incluso las doce, que estábais viendo una peli en el plus. Todo esto está muy bien, pero, querida, baja el puñetero volumen porque si tú eres incívica, yo más, que tengo todo un arsenal de DVD's con un DTS de la hostia capaz de convertir tu piso en el vibrador más grande de Europa.
Se me olvidaba decirte que para estar por casa lo mejor que puede hacer uno es ponerse cómodo. Ya sabes, zapatillas y tal... Y no tacones. El Mapa del Merodeador de Harry Potter es una minucia con mi capacidad auditiva para seguirte en tu casa desde la mía. Fíjate lo que te digo que soy capaz de comprarte unas zapatillas de esas de peluche, subir arriba a tu rellano, llamar, dejarlas ahí e irme. Puede que no captes la indirecta, pero yo me quedaría muy a gusto.

sábado, 28 de marzo de 2009

Donde viven los monstruos


Va a quedar un poco cursi decirlo, pero he quedado absolutamente fascinado por el tráiler de la nueva película de Spike Jonze, Donde viven los monstruos (Where the Wild Things Are), adaptación cinematográfica del libro de ilustraciones infantil de Maurice Sendak.

Se ve algo tan diferente a todo lo antes visto y hecho respecto al cine fantástico, y encima te lo venden tan bien, con ese pedazo de tema de fondo (Arcade Fire - "Wake Up"), que te dan ganas de ser mujer en un anuncio de compresas (uff después de este chiste tan malo no sé cómo tengo la dignidad de seguir respirando).

Y por fin vemos criaturas de otros mundos (aunque sean imaginarios, de la mente del niño protagonista) que no están hechos por ordenador, sino que son como en la vieja escuela: tios dentro de trajes tan grandes y aparentemente calurosos que jamás en la vida osarás imaginarte el olor a tigre que habrá en el interior.

La película se estrena el 18 de diciembre en nuestro país, ¡y yo ya estoy reservando mis entradas! :P

Por otra parrrrrrrte... ¿Qué es de mi vida? Pues mirad, me acabo de comprar unas Vans blancas la mar de monas y divinas. Y el Mónica Naranjo Stage, con el cual he flipado bastante por el espectáculo que montó en directo esta mujerzuela... y a lot of Blu-Ray's, que no falten. Pero, pero, sí que soy materialista de mierda maldita sea, que me pregunto que qué es de mi vida y saco a relucir todo lo que me he comprado.

En fin, iré a hacer yoga y a prepararme mental y espiritualmente para Dragonball Evolution. Rezad, rezad por mí, queridos, que parece ser que seré el único mortal sobre la Tierra que va a atreverse a ir al cine a verla.

martes, 24 de marzo de 2009

Sobre la series finale de 'Kyle XY'

Simplemente empezar la entrada con un escueto y mayúsculo "me cago en los mandamases de ABC Family".

Pero antes recapitulemos un pelín: El pasado mes de enero empezó la tercera temporada de Kyle XY. Sí, la real, no la que anuncian en Cuatro, que en realidad es la segunda mitad de la segunda temporada. El caso es que a mediados del mes pasado se anunció que ABC Family, el canal donde se emitía la serie en Estados Unidos, la cancelaba definitivamente. Y por lo que acabo de ver (el decímo episodio de la tercera temporada y último de la serie), la decisión fue de repente y sin previo aviso, porque el capítulo se cierra como cualquier otro y, lo que es peor, con una escabechina de cliffhangers que espanta.

¿Pero en qué mente cabe ésto? Es decir, ¿no pueden dar una oportunidad en forma de tres o cuatro episodios más a los responsables de la serie para finiquitarla definitivamente? ¿La tienen que dejarla tal cual, al aire, y que millones de espectadores (entre los cuales me incluyo) se sientan frustrados por ello? Pues me cago en ellos, así de claro, y en su soberbia de poder que les permite cerrar el grifo sin importarles el qué.

Tengo la esperanza de que la oportunidad acabará llegando, porque Kyle XY no es la primera ni -lamentablemente- será la última serie que se cancela sin dar oportunidad de concluir la historia. Espero sinceramente que recapaciten, porque a pesar de que la serie no es que sea ninguna maravilla, merece un punto y final digno. Y más ahora que estaba tan cerca de tenerlo.

La verdad es que no me cabe en la cabeza que cancelen series medianamente buenas o realmente buenas (¿Alguien dijo John Doe? ¿FUTURAMA?) sin piedad alguna en todos los sentidos, y luego te encuentres con la puta mierda de Heroes aún campante, vivita y coleando. De verdad, que es para pegarse un tiro en la sién...

domingo, 22 de marzo de 2009

Tráiler del nuevo anime de 'Fullmetal Alchemist'

Parecía que no llegaba, pero, como ya se había anunciado, ya está aquí, el que presumiblemente será el mejor anime de todos los tiempos. En dos semanitas se estrena el nuevo anime de Fullmetal Alchemist, esta vez respetando de forma casi religiosa el manga original de Hiromu Arakawa, a diferencia del anterior.

Teniendo en cuenta el material que hay detrás (el manga me está pareciendo lo mejor que se ha parido nunca), estoy seguro que esta vez será más y mejor en todos los sentidos: Aún más calidad gracias a las nuevas técnicas de animación, y sobretodo gracias a la Alta Definición y a un formato panorámico que hará que luzca aún mejor que la película que continuaba el anime anterior, El conquistador de Shamballa, estrenada en los cines japoneses en 2006.

Sólo hay que echar un vistazo al video que abre la entrada (espero que dure y que no lo retiren; si lo hacen avisad en los comentarios para ver si puedo sustituírlo), procedente del stand que había en la Tokyo Anime Fair. No sé vosotros, pero yo ya no tengo uñas, y el mono que tengo de Fullmetal Alchemist está dominándome a la velocidad del rayo, a causa en gran parte por la espera que hay que sufrir para leer el próximo tomo del manga, que sale en junio; cinco meses en vilo que se verá en parte paliado gracias al estreno de este nuevo anime.

Fuente | ZonaFandom

sábado, 21 de marzo de 2009

Chicas y maletas

Bueno, ayer por fin fui a ver Los abrazos rotos, la nueva película de Pedro Almodóvar.

La verdad es que estuve toda la proyección fijándome más en cómo estaba hecha la película, que prestando atención a una trama que no me estaba transmitiendo absolutamente nada. Pero nada. Ni penica, ni alegría, ni lástima ni ná. Cero. Para mí esa es la pega principal, que no me ha transmitido nada, y cuando una historia no me dice nada cuando en realidad tiene que hacerlo (no estamos hablando de cine palomitero, precisamente), pues es que algo va un poco mal. Uno de los síntomas es que, en el final, hay una escena puramente Almodóvar de una película que se rueda dentro de la propia película... pues durante esa escena me olvidé totalmente de la película que realmente estaba viendo xD.

Pero bueno, me ha gustado básicamente por cómo está hecha. La labor en la dirección del Pedrín es magistral, alcanzando un nivel de madurez que en sus anteriores filmes se hacía notar en según qué escenas, pero que aquí termina por hacerse palpable y más o menos disfrutable. Y la construcción del relato también me ha parecido notable; se ve que hay mucho curro y mimo detrás, y eso dice mucho en favor del director manchego. Pero que me quedo con Volver, vaya.

Los actores más o menos bien. La Pe en su línea, y el Lluís Homar bastante convincente pero tampoco ninguna maravilla. El que sí que está de Goya es José Luis Gómez.

En fin, que como en el cine español durante este año poco más se va a estrenar, pues probablemente arrasará en los Goya del año que viene xD. Es lo que tiene.

martes, 17 de marzo de 2009

Campaña "¡Protege mi vida!": Confundir churros con merinas

Acabo de ver alucinando pepinillos el cartel de la nueva campaña de la Conferencia Episcopal Española en contra de la nueva ley del aborto, cuyo lema reza (je...) "¡Protege mi vida!". Alucinando pepinillos porque me parece un cartel repugnante y vergonzoso, no porque esté en contra del aborto ni por el simple hecho de que sea una campaña presentada por esa pandilla de gente tan agradable. No me voy a meter a cuestionar los valores morales y éticos de unas personas, sino los argumentos que usan para defenderlos. Me parece perfecto que los defiendan, pero no como si fueran perdedores en la primera ronda del cásting de preselección del concurso ¿Sabes más que un niño de primaria?

El argumento del cual acabo de ser testigo en un programa de TV3, abanderándolo una señora muy entusiasmada pero muy a la defensiva, predica que existen más leyes para proteger especies de animales protegidas que para la de un ser humano aún fecundo.

Pero, pero... Sí vale, no te digo que no sea verdad, pero, ¿cómo se puede utilizar como argumento en contra de la nueva ley del aborto (y del aborto en general)? ¿Cómo se puede confundir la velocidad con el tocino de forma tan tonta?

Es LÓGICO que una especie de un animal, como por ejemplo el lince, tenga muchas leyes de protección detrás porque, ey, chicos, vosotros mismos lo habéis dicho: es una especie protegida. ¿Y por qué es una especie protegida? Porque está en peligro de extinción. Por no hablar de la utilización de cachorritos de ambas especies, la mar de monos ellos y con ojitos adorables, para la campaña...

Insisto en que no me posiciono en el tema EN SÍ del aborto, solamente creo que el argumento que se está usando desde estos sectores me parece una gilipollez como una catedral (je...) de grande. De hecho, creo que cualquier persona con dos dedos de frente le tendría que parecerselo.

¿O es que acaso el ser humano está en peligro de extinción?

lunes, 16 de marzo de 2009

Megan Fox desnuda

Tengo ganas de ver Los abrazos rotos, de Pedro Almodóvar. Hoy ha sido el acto de presentación y el pase de prensa, pero los cabrones de la Warner no han mandado invitación. Joder, ya les vale. Por contra sí que iré al pase de prensa de Señales del futuro, que probablemente será un cagarro porque sale Nicolas Cage y porque además de salir lleva un felpudo encima de la cabeza, pero oye, la veré gratis y en el cine. El sueño de todo neng divxero.

Ya he colgado como ya dije en Cool Fiction mi análisis petardo de la alfombra roja de los Oscar. Ya sé que lo he hecho un poco tarde, pero oiga, esto de ser blogger profesional es lo que tiene, que me paso cada mañana o mediodía escribiendo una media de tres entradas y cuando acabo sólo tengo ganas de suicidarme y/o tomarme un Capuccino Ice.

En relación a ésto, también acabo de colgar en Cinefilo.es mi análisis del Pinocho de Walt Disney, que el pasado día 11 salió en Blu-Ray (con del DVD de regalo) y te-ní-a-que-te-ner-la. En la misma Cinefilo he habilitado una pestaña con mi nombre y apellido para que podáis leer todas las críticas que he publicado allí.

Y qué más... ah sí el sábado fui de fiestaca nui y a mí y a la cumpleañera nos pasó algo gracioso: Nos encontramos con montañas de periódicos frente a un quiosco CERRADO y no se nos ocurrió otra cosa que, con el cansancio que teníamos encima, yo coger un ejemplar de El País y la cumpleañera unos cuatro ejemplares de cada. Hala, así, a lo comunistas. Tras reírnos un poco allí mismo nos fuimos por patas porque alguien (o algo) desde dentro del edificio de frente del quiosco empezó a golpear una persiana bajada y a decir algo que no entendimos, así que como ya he dicho (porque hoy estoy así de redundante) nos fuimos por patas temiendo por nuestras miserables vidas de ladrones anarquistas, a pesar de que al menos un servidor dejó de notar desde hacía ya un buen rato los dedos gordos de los pies.

No hagáis caso del título. Lo he puesto para atraer visitas, porque si en el mundo hay crisis, en el Google Analytics de mi blog también.

jueves, 12 de marzo de 2009

Moros (de la Disney) y Cristianos (del Opus)

¿Os acordáis que os dije que quería hacer una entrada sobre Walt Disney? Pues bien, parte de la que estoy escribiendo ahora bien puede servir como introducción, ya que el martes pasado fui a una libreria del centro de Barcelona a buscar libros sobre el tema, y encontré uno que me llamó poderosamente la atención. No recuerdo el nombre de su autora, ni tampoco muy bien el título exacto del libro, que era algo así como "La animación en Hollywood". Estuve como unos veinte minutos leyendo cosillas y, cuando en los primeros cinco minutos estuve convencidísimo de comprarlo, el resto sirvió para cerciorarme de que no debía hacerlo, ya que no estaba dando crédito a lo que estaba leyendo.

Resulta que el libro trata sobre el poder de influenciación del cine de animación infantil en los más pequeños, y en cómo se usa masivamente para ello, desmontando una selección de películas como argumento. Ya ésto último me pareció realmente sospechoso, ya que para comprender a un autor y a una marca en concreto, se debe comprender el resto de su filmografía... pero seguí leyendo porque quería saber hasta dónde llegaba realmente la argumentación, y me quedé a cuadros al clichar a la autora en un párrafo en concreto. En ese párrafo, perteneciente a una sección del libro donde se hablaba de Aladdin, la autora sostenía que la película tenía un trato específico y muy reprochable con el mundo árabe en su prólogo, donde hasta este punto en cierto modo estoy de acuerdo con ella, pero que ello servía como instrumento de manipulación en los más indefensos (el público infantil) para insertar mensajes totalmente estereotipados sobre los árabes en plena Guerra del Golfo con Irak, y que ésto, además, ayudase a que en el futuro las generaciones "afectadas" apoyasen sin pensárselo dos veces el segundo conflicto de su país con el régimen de Saddam Hussein, una década después.

Cuando llegué a semejante despropósito evidentemente tuve que dejar el libro y dedicarme a buscar otra cosa. La autora podrá ser todo lo analista que me diga en el lomo de su libro, pero con ese texto lo único que me demuestra es una tremenda ignorancia sobre Walt Disney, el mundo del cine en general y cómo funciona, ya que no se puede soltar semejante soplapollez y quedarse tan ancho porque, investigando un poquitín y con un simple dato, se desploma como un castillo de naipes en medio de un huracán. Una película de animación no se hace en cuatro días, y menos una producción de Walt Disney Pictures, que tiene que pasar desde su concepción a su estreno como mínimo unos seis o siete años de gestación. El estreno de Aladdin en diciembre de 1992 tuvo lugar casi dos años después de la finalización de la Guerra del Golfo, así que hagan cálculos...
Para acabar de redondear el día me vi Camino, la flamante película de Javier Fesser ganadora de seis premios Goya. La verdad es que no es nada del another world. Tiene un par de detalles que me han gustado bastante, como por ejemplo el tan cacareado final, pero no estoy de acuerdo en muchas maneras. Yo ya sé que voy a ver un drama sólo con leer la sinopsis e informarme un poquitín de la película que voy a ver, pero ciertamente, no hace falta que me lo subrayen durante hora y media con gente llorando en cada plano y ocho cientos mil millones de violines tocando música con el piloto holocausto judío encendido. Además es bastante maníquea. Ya sé qué tipo de secta es el Opus Dei, pero no hace falta demonizar tanto a las personas, ¿no? Está bien que se retrate según qué comportamientos, pero parece que todos los miembros del Opus que aparecen en la película sean descendientes directos de Lucifer.

Los actores muy muy bien por eso. Carme Elías se sale y la chavala, Nerea Camacho, ganadora del Goya a la mejor actriz revelación, se merece todos los elogios posibles. Si sigue así le preveo un futuro de lo más prometedor.

lunes, 9 de marzo de 2009

Los Gran Torinos ciegos

Érase una vez un chico llamado Rafalet que ayer por la tarde vio la nueva película de Clint Eastwood, Gran Torino, quedándose muy satisfecho con lo visto, y maravillado por la habilidad del tito Clint por contar historias, y por sacar absolutos peliculones de guiones que en manos de otros, y sobretodo protagonizados por otros, serían medianía pura. Admiraba a ese cabrón de ochenta años de edad.

Tras el brillante epílogo de la película, brevísimo, de apenas diez segundos, daban comienzo los créditos finales, con el tema principal de fondo que lleva el mismo nombre que el film. Un tema precioso, melancólico y nostálgico, un retrato musical fascinante de Walt Kowalsky, el personaje de Eastwood en la película. Rafalet entonces se cagó en todo porque recordó, con mucha mala leche, cómo la infinitamente inferior Jai Ho ganaba hace unas semanas el Oscar a la mejor canción original. Rafalet se preguntó que cómo era posible que un temazo como el de Jaime Cullum para Gran Torino, o sin ir más lejos el de Bruce Springsteen para The Wrestler (El Luchador), podían ser descaradamente ignorados por la Academia en esa categoría.

No pudo más y, sin vacilar, cogió sin pedir permiso la escopeta de su padre y, con un Gran Torino imaginario viajó hasta Los Ángeles. Se plantó en la puerta de la sede de la Academia y, apuntando a la recepcionista, preguntó dónde se encontraba el despacho del encargado imaginario de las categorías musicales de los premios. Aquél maldito estaba en la tercera planta, la quinta puerta a la derecha. Allí se fue y se encontró con él, quien tartamudeando preguntó qué demonios estaba haciendo, a lo que Rafalet le contestó que en qué demonios estaba pensando él al saltarse a la torera este año lo de que las nominadas a la mejor canción serían cinco, impidiendo que los temas más arriba mencionados optaran a un premio. El responsable respondió que así era la democracia, y que no podía hacer más, a lo que Rafalet contestó que a tomar por culo la democracia. Y se fue sin más, recitando la letra de Gran Torino sin dejar de fruncir el ceño y sin dejar de apuntar al acojonado responsable académico imaginario.

A la vuelta aprovechó para hacer una visita a los de la Academia española, en cuya recepción no magastó su preciado tiempo, gritando que Los girasoles ciegos era un maldito tostón infumable interpretado por alumnos de primaria y filmado por un daltónico pelando cebollas.

Cuando llegó a casa colgó la crítica de Watchmen y, como si aquél día hubiera formado parte de una agradable rutina, se fue a dormir como un niño pequeño tras haberse comido la leche y las galletas.

sábado, 7 de marzo de 2009

Ay omá qué rica

Rindamos un momento de pleitesía a Elizabeth Banks:
Uff, ahora no sé si la foto es muy afortunada, porque fuera de contexto pueden parecer cosas muy extrañas. Ese tono rojizo de su rostro y su pose puede indicar que se esté cagando y tenga unos retortijones del copón, que le estén haciendo cosicas bonicas por ahí abajo, o que simplemente la ha palmado y los familiares no tenían dinero para pagar a la funeraria los habituales servicios del tanatorio.

Err... bueno, el objetivo principal de la entrada es para deciros que ya he visto Watchmen, que ya os podéis imaginar cómo han ido los tiros por la puntuación que podéis ver en la sidebar de la izquierda, y que estad atentísimos a Cinefilo.es porque es allí donde publicaré la crítica.

Y eso. Muchas gracias a Moe_Roronoa por el premio que me ha dado. Que Dios la bendiga con mucha salud, muchos hijos y ninguna hipoteca que pagar.

Quiero ver La bella y la bestia: El musical de Broadway, que lo están dando right now en Barna city. ¿Alguien me lo paga?

miércoles, 4 de marzo de 2009

'Push'

Esta película llega TARDE y MAL. Llega tarde porque ey, señores, la idea ya estaba cogida. Y llega mal porque uno de los principales productos que explotan dicha idea está en plena decadencia, revolcándose en la basura como un crío dibujando un ángel en la nieve, y aprovechando su entorno para alimentarse (no lo he escrito de forma literal porque creo que hubiera sonado bastante guarro). Me estoy refiriendo, cómo no, a Heroes.

Ante este desolador panorama uno no sabe cómo tomarse Push. Bueno, en realidad sí, ya que calificarla a simple vista es de lo más sencillo que uno pueda hacer. Pero antes me centraré en lo bueno, que desgraciadamente es poco.

La película está dirigida por Paul McGuigan (El caso Slevin), que parece ser el único en toda la película que pone de su parte, ya que intenta aportar un estilo totalmente inusual en este tipo de producciones, más comunes en el terreno independiente que en una cinta de peña con poderes.

Lamentablemente el éxito le queda lejos, porque la película fracasa estrepitosamente en todo lo que se propone. El estilo visual no logra disimular la impersonalidad de la cinta, y su sentido nulo del ritmo e incluso de la dignididad, llegando en este último caso a situaciones totalmente delirantes que lo único que provocan en la platea es la risa y el descojone.

Lo peor es que toda ella es un cliché estirado casi dos horas. Nada resulta original porque ya se ha visto antes (toda la trama, intacta, podríamos encontrarla en Heroes, o incluso en la trilogía de X-Men), y la motivación por seguir viéndola una vez avistados los derroteros que va a seguir, es más bien poca, por no decir ninguna.

Menos mal que la taquilla la está poniendo en su sitio, aunque desgraciadamente no al lugar de donde debería haberse estrenado y no haber salido jamás: la venta directa en video.

domingo, 1 de marzo de 2009

12 meses, 12 portadas: 'Blade Runner'

Hace unas semanas cometí una locura en la tienda Fnac de El Triangle: Compré a ciegas Blade Runner, concretamente la edición limitada del maletín en Blu-Ray (cinco discos con muchos extras y varias versiones de la película). Era arriesgarse con un pastizal que invertí al todo o nada... pero finalmente me lo llevé todo.

La película, dirigida por Ridley Scott, aunque no tuve mucha paciencia con ella durante la primera mitad, acabó de fascinarme durante la segunda. De todo lo que he visto hasta ahora es, sin duda, LA película de ciencia ficción. Su guión no es que sea una cima de nada: la verdad es que flojea en algunos aspectos. Pero el resultado final es de lo más satisfactorio, con esa manera de exponer y de llevar la trama supliendo todas las incorrecciones, convirtiéndose en un sueño hecho cine, en el sentido de las formas casi etéreas que la acompañan (banda sonora, fotografía...); y también, de forma instantánea para mí, en una de mis películas preferidas, y en una obra maestra.

Rubianes, solamente