viernes, 31 de julio de 2009

Vacation! / Baby Be Mine

A día de hoy quedan inauguradas las vacaciones rafaletiles xD. Aunque aún no he terminado el temario, ya puedo decir que he aparcado las clases hasta principios de septiembre. Una obligación menos, por fin, aunque sólo sea durante un mesecito.

Y el domingo por la mañana tomo un avión rumbo a París, mi ciudad favorita por el momento, a pasar cinco días con mis amigos entre los cuales pisaremos Versalles por primera vez, y también cómo no iremos a Disneyland Paris, que es una de las cosas que tengo más ganas: visitar por tercera vez ese territorio donde uno vuelve a ser niño de nuevo por unas horas. Bueno, niño y garrulo, porque así me volveré una vez Steven Tyler me propulse a más de 120 por hora en un cadillac con arneses mientras suena su mejor música, en la Rock'n'Roller Coaster avec Aerosmith, una de las mejores atracciones del parque (por no decir la mejor).

Tened por segurísimas varias entradas relatando el viaje. Si da de sí, tengo pensado escribir una entrada por día, a ver si en agosto le doy un poco de vidilla a ésto.
Por cierto últimamente me ha dado por escuchar en loop constantemente Baby Be Mine de Michael Jackson. Me encanta ese sonido tan 80-90 que suena durante el estribillo. Me trae mucha nostalgia y mucha mierda vintage de esa a la mente, lo que no me acaba de gustar porque me doy cuenta que estoy creciendo y volviéndome carroza xD (frase más alarmista del blog con diferencia). Pero bueno, con las modas haciendo constantes regresiones, me considero temporalmente salvado.

martes, 28 de julio de 2009

Cómo prostituir un personaje

Hoy: Lobezno.

Sí, aunque nos cueste de creer, lo que vemos en el video que abre la entrada es un tráiler de avance de un nuevo anime co-producido por Marvel Entertainment y los estudios de animación Madhouse basado en el popular personaje.

Vale que Madhouse molen un huevo y sean a veces los putos amos, pero lo que se ve en el video es intragable como un cacaolat agrio y caliente. No sé quién demonios será el responsable artístico de esta nueva serie, pero no sé si está al corriente de que es un despropósito absoluto. ¿Desde cuándo Lobezno es tan fino como el pedo de una dama como para matar a sus enemigos como si fuese Vega de Street Fighter?

No, que nooooo, que no me vale que sea un anime japonés, que me la suda, QUE ESTO APESTAAAAAAAAA y apenas se ha estrenado y ya huele a estiercol del LIDL xD.

Me gustaría extenderme más pero es que tengo que irme a la autoescuela. Juzgad vosotros mismos xD.

domingo, 26 de julio de 2009

Rebobine, por favor

Hace mucha calor, y el calor además de ser un cabrón sádico, es un puñetero con muchas neuras. Y una de ellas es empezar a hacer limpieza en casa a casi cuarenta grados. Y otra es empezar a desempolvar las viejas cintas de VHS que habían en una estantería, que no eran precisamente pocas, para empezar a finiquitar unas cuantas.

Ha sido comprobando las cintas cuando me he dado cuenta de cómo han cambiado las cosas tanto en apenas una década. Si antes queríamos tener los videoclips de nuestros grupos de música favoritos, lo que teníamos que hacer era estar atentos al Canal + (cuando lo emitían en abierto cuando interesaba) y al programa matinal de los sábados Del 40 al 1 y hale, grabarlo en cuanto se pudiera, y en el caso de que apareciese en el ránking. O si eso tirar de televisión de pago por satélite y los canales musicales, que en mi caso no llegué a tener nunca hasta hace pocos años.

Obviamente, no me refiero sólo a los videoclips musicales, sino a todos los programas de televisión, películas, series y demás que uno quería conservar. Cuando querías ver algo acudías a tu videoteca personal, y si no lo tenías... te jodías, o si querías ver una película, pues tenías que ir al videoclub. Sí, esos lugares donde uno iba y alquilaba películas (¡y videojuegos!) dejándose aconsejar por el dependiente o dependienta, ¡¡y pagando!!, algo inimaginable en estos tiempos en los que es guay el dejarse las patillas largas...

En fin, que haciendo limpieza he llegado a recuperar la inauguración de Disneyland París, allá en 1992 cuando aún se llamaba horrendamente Euro Disney... y lo que me ha hecho más "ilusión", los reportajes de los telediarios que un Rafalet de doce años iniciándose en el mundo "freak" grabó en agosto de 1999, con motivo del estreno de La Amenaza Fantasma. Sin pensarlo lo he pasado todo a DVD (menos la inauguración de Disneyland, que se me está resistiendo), y tengo intención de colgarlo todo en mi canal de YouTube (click!).

Es extraño que me haya acabado encariñando del VHS, del que tanto renegaba cuando empecé a comprar DVD's. Ahora, con la Alta Definición y el Blu-Ray enamorándome día a día mientras el DVD llora en su habitación, celoso y acomplejado. ¿Qué tendrá? No sé, pero esas cajas de plástico grandotas, el sonido de la cinta entrando en el reproductor (qué mal suena eso), el rebobinar y el bobinar, el estridente sonido cuando se rayaba una cinta, el olor a tabaco de las cintas alquiladas... ¿Lo estaré echando de menos?

Anda, me he comprado Slumdog Millionaire en Blu-Ray... qué bien se ve...

sábado, 25 de julio de 2009

Al rico viento solano

Yo iba a escribir una entrada sobre lo mucho que me toca la huevada este calor tan zorrón, pero de verdad, que no me salen las palabras. Los dedos se me quedan pegados al teclado aún y teniendo un ventilador a toda potencia justo al lado, y lo único que tengo ganas de hacer es tirarme a una piscina y quedarme allí hasta octubre.

Ahora mismo estaba escuchando música con unos cascos gigantes también a todo trapo. Me los acabo de quitar, y con lo que puedo sacar de mis orejas y de la telilla de los auriculares podría librar al mundo de la deshidratación.

Que vuelva el frío, los abrigos, las lluvias, los paraguas, los edredones y la madre que los parió a todos de una puñetera vez xDD.

Hala, os dejo con un videoclip bien majo de una canción bien maja. Que no se note que es una de las entradas más esporádicas que he escrito jamás.

lunes, 20 de julio de 2009

Déjame comprar

Oh Dios, estoy reventado. Me he pasado como cuatro o cinco horas de centro comercial... y esta vez he sido YO quien ha dejado sin piernas ni paciencia a mi querida hermana mayor adicta a las tiendas. Hemos arrasado con todo mientras en los altavoces sonaba "Music" de John Miles y nosotros brincábamos como Dorothy y el Espantapájaros por el camino de baldosas amarillas. Y encima me he saltado la autoescuela por no sé qué día consecutivo.

Si es que soy lo peor.

Ayer en Operación Triunfo, un lugar donde no tienen piedad alguna con la canción antes embedada y mencionada, ese niñato malcriado, prepotente y probablemente hincha del Real Madrid llamado Jon Allende pasó a la final del programa. Yo es que flipo. Parte de las adolescentes españolas no sólo demuestran que escriben y votan los sms con el clítoris, sino que además les va la coprofagia, porque si no, no me lo explico. Mirad este video y no me digáis que no, si es que dan ganas de mandarlo a un campo de trabajo.

En fin.

viernes, 17 de julio de 2009

Mi breve y humilde opinión sobre 'Harry Potter y el misterio del príncpe'

Si no ya me explicaréis cómo puedo mantener la compostura ante una película donde no pasa absolutamente nada. Bueno sí, al final. Y gracias.

Los desvaríos hormonales y amorosos de los chavales que ocupan el 60% (¡¡el 60%!!) del metraje me importan un bledo. Son aspectos que no tendrían que pasar más allá de la anécdota. El libro no trataba ni sobre los líos que tenía cada uno, ni tampoco sobre Draco Malfoy rodando un videoclip emo sobre lo mal que se siente por la misión que el malote de Voldemort le ha encomendado.

El libro trataba sobre el pasado y sobre Harry y Dumbledore; sobre los conflictos entre una generación de magos y los que la anteceden. La relación entre la vejez y la juventud y viceversa. Y una vez más y subrayado con fuerza y en fosforito: sobre el pasado.

El pasado. El pasado. El pasadooooooooooo. No puede ser que en una película sobre un libro que trata sobre EL PASADO a éste le dediquen un par de secuencias. Un par. De secuencias. Por no hablar del significado del título, que pasa a carecer de sentido alguno porque apenas se dedican un par de líneas al "misterioso" (que de misterio hay más bien poco) príncipe mestizo.

Mucho encuadre bonito, mucho efecto chulo y mucha musiquilla épica para otra película-puente. La literatura es la literatura, y el cine es el cine. Si en la literatura siete libros funcionan, no tienen por qué funcionar siete películas. Y esta saga es un muy buen ejemplo de ello.

Al menos tiene cierta dignidad y no es el horror galopante de Crepúsculo que, ay, se le acerca la hora en este blog. Que la Meyer prepare los kleenex, nenes, porque está a punto de estornudar lo que nunca ha estornudado.

PD: Necesito un corte de pelo.

miércoles, 15 de julio de 2009

El circo se queda sin César

Muchos alucinamos pepinillos ayer por la noche, al inicio de una nueva gala de Operación Triunfo, cuando el inepto comunicador Jesús Vázquez salía para presentar un programa que es ya todo un aborto televisivo (vistos los resultados) y decir que Telecinco y Gestmusic habían decidido prescindir de Risto Mejide del jurado que valora a los triunfitos (o fracasitos, como diría Risto, más bien, porque absolutamente ninguno de ellos pasará de hacer coros en Al pie de la letra). Una silla vacía y una Noemí Galera con cara de circunstancias ilustraban el momento.

Y entonces, en cualquier lugar del país, alguien está cabando un buen agujero donde enterrar este programa que acaba de firmar su sentencia de muerte. Porque francamente, querido Jesús Vázquez, querida Telecinco, querida Gestmusic y querida Noemí Galera: ¿de verdad os creéis que la -discreta- audiencia que conseguíais cada noche era gracias a vuestro show? ¿De verdad pensáis que esa panda de chicos y niñato (hola Jon) con un talento más bien dudoso suscita algún interés?

No. Hace tres ediciones Operación Triunfo era un formato en peligro de muerte por su incapacidad de reciclarse y ofrecer algo nuevo a la audiencia, más allá de los efímeros grupitos de niñatas hormonadas que, cegadas por las mismas, se gastarán la paga y parte del sueldo de sus padres en mensajes de móvil para salvar al nuevo imitador de David Bisbal o al triunfito que mejor culo tenga y, de paso, engordar aún más las cuentas corrientes y las tallas de Josep Maria Mainat y Toni Cruz. Estos dos individuos lo sabían, y conscientes de la carnaza (audiencia) que podía ofrecer el personaje, contrataron a Risto Mejide para intentar emular el éxito de Simon Cowell en territorios anglosajones. Reconvirtieron un concurso de talentos en un circo romano donde un César con gafas de sol graduadas y pose desafiante y desganada lanzaba pulgares arriba o abajo verbales, mientras los leones, los espectadores, ansiaban con impaciencia su última víctima.

España es un país de pandereta, de jaleo y envidiosos; de gente que es incapaz de valorar toda clase de éxito de sus compatriotas. Risto venía y hacía su trabajo, que era opinar sin tapujos, dejando las cosas claras desde el primer momento, con sinceridad y una incorrección política muy necesaria. Y excepto las niñas hormonadas y los telecinqueros (una irritante pandilla de modernuquis cuyo criterio está al nivel de alguien que se compra un coche rosa), el público devoraba con gusto todas sus embestidas contra aquellos pocos desgraciados escogidos por la dirección, y que se atrevían a creerse ídolos de masas. Y la audiencia subía como la espuma.

Ayer, con Risto ausente, Operación Triunfo obtuvo un mejor dato de audiencia que el programa anterior. Pero no fueron los triunfitos quienes subieron la audiencia, ni Jesús Vázquez, ni Noemí Galera. Fue esa silla vacía, igual de vacía que en la gala 0, y toda la expectación que creó entorno a ella. Los espectadores no hablaban sobre las actuaciones, ni sobre la visita desde la ultratumba de los cadáveres vivientes de triunfitos anteriores que no se han comido una rosca desde que salieron de la Academia. En todo momento, el único tema de conversación era esa silla vacía, y si en el momento menos pensado iba a aparecer Risto desde el backstage para sentar su criterioso trasero en ella.

martes, 14 de julio de 2009

Crónicas Ibéricas en Facebook

Bueno, para darle un pequeño empujoncito al blog he decidido crear una página dedicada en Facebook, donde os podéis hacer fan de él y tal y pascual. El enlace para acceder a la página lo tenéis en la barra lateral izquierda, debajo de mi info personal, donde a través de un botón podéis haceros fan directamente sin necesidad de salir de aquí.

Allí podéis dejar mensajes dedicados, cartas de admiración, amor y proposiciones sexuales de todo tipo. Iré publicando los enlaces a nuevas entradas allí, así si estáis en Facebook os enteraréis en el acto, y no tendréis que venir directamente para comprobar si he actualizado. ;D ¡Pero no vale dejar de comentar aquí y hacerlo allá xD!

Ah, también encontraréis mi página personal en Facebook, por si os queréis hacer amiguetes míos. :P ¡Nos vemos allí!

lunes, 13 de julio de 2009

Pequeños retoques en el diseño

Hacía tiempo que ya quería darle un pequeño retoque al diseño del blog, con especial énfasis en las sidebars (o barras/columnas laterales). Pues fijaros que hoy me he levantado inspirado y me he pasado como horita y media retocando cosillas aquí y allá, con el dichoso HTML y con lo que más me gusta, el Photoshop, y me he sacado de la manga un fondo la mar de majo para las barras. Bueno, más bien diría "segundo fondo", porque es uno que va detrás de otro, que no es ni más ni menos que el color que tiene la misma columna.

Mi intención no es otra que mejorar tanto la lectura de las entradas como de las barras laterales, al igual que la sensación de orden de estas últimas. Ya estuve trabajando hace unos meses en ello, pero no terminaba de salir como esperaba y lo dejé de lado. Hoy, como digo, me he levantado inspirado y me ha salido a la primera. ¿Qué os parece? Espero que os guste, y si no plim, que para eso este es mi blog, jajajaja.

Ya estoy preparando una entrada especial donde arremeteré con toda mi ira, rabia y argumentos como rocas de duros contra la saga Crepúsculo. Es cierto que hace unas semanas que os dije que lo haría, pero gracias a la entrada de Miya en su blog (leer aquí), creo que esta semana es la más oportuna. No dejaré Stephenie Meyer (que vistas sus pintas me voy explicando ciertas cosas) con cabeza, eso os lo garantizo.

domingo, 12 de julio de 2009

Stomp: Reciclando el ritmo

Ayer regresé a uno de los teatros que más cariño le tengo, el Teatre Victòria de Barcelona, no sólo por las tres magníficas funciones de Grease: El musical de tu vida que viví allí (donde la compañía siempre estuvo al máximo nivel de altura), función de despedida incluida, sino porque me parece un recinto muy cómodo, acogedor y, qué diablos, mejor comunicado.

Desde el pasado 26 de junio hasta el próximo día 19 de julio está actuando allí la compañía Stomp, representando la obra del mismo nombre. La verdad es que no tenía muchas referencias sobre ellos, y las que tenía eran o muy ligeras (apenas había visto un par de vídeos por internet) o nada buenas, como por ejemplo que siempre terminasen siendo carne del "telediario" de Antena 3. Pero tenía ganas de ir al teatro a ver lo que sea, y en cuanto mi colega Joanet me lo comentó pues no dudé ni un instante. Además, la entrada no era especialmente cara, teniendo en cuenta la localización de las butacas y, sobretodo, los precios del resto de obras convencionales.

Y bueno, no estuvo nada de nada mal.

Desde el primer momento crean complicidad con la platea de una forma muy simple y efectiva. Desconocía sus maneras para proceder, y me llevé una grata sorpresa. Aquello no se basa simplemente en aporrear cacharros, ni siquiera es algo esporádico, la última moda del mundo escénico, más que nada porque en poco tiempo van a llevar veinte años en los escenarios, y porque su corte es mucho más clásico de lo que aparentan. Es teatro, en todos los aspectos. En toda la representación no se articula ni una sola palabra, y aún y así, conectan y transmiten lo que se proponen: un buen rato.

Lo mejor no es su electrizante capacidad del ritmo y de la sincronización, que os aseguro que alcanzan niveles bastante altos de euforia colectiva (sobretodo en su apasionante clímax final) y que además provocarán que muevas los musculitos en más de una y de dos ocasiones, sino su gratificante sentido del humor y, subrayemos con amarillo fosforito, la auto parodia (el Victòria se hundió con el descacharrante sketch de los periódicos).

Es en esos aspectos donde se quitan las caretas y vemos sus verdaderos rostros. Los arapos y los cacharros son pura fachada, farsa, mentira... teatro. Stomp no deja de ser una representación a cargo de un elenco de actores y bailarines profesionales, donde el humor, la danza, la música, la creatividad, la percusión, las artes marciales (!!!), la fauna urbana y los orígenes tribales del ser humano se dan de la mano, en un exótico y divertido viaje de noventa minutos de duración que sabrán a poco.

Recomendable, sobretodo ahora que los más pequeños tienen vacaciones. Si nosotros nos lo pasamos bien, ellos lo harán el doble.

sábado, 11 de julio de 2009

Llueve

O lo hacía, al menos, hace media horita.

Estamos a finales de la segunda semana del mes de julio, y yo estoy encantado. Sé que es por tiempo limitado, pero dejad que disfrute. Me encanta este temporal: nubes, agua, fresquito, un pelín de oscuridad y gente cabreada porque quiere sol. Ah, joderos chatos, que yo estoy como dos meses y medio cabreado porque no quiero sol. No soporto la calor y estar sudando hasta en la sombra. Como comprenderéis, tampoco me gusta la playa por eso, aunque mi relación con ella está condicionada más por temas higiénicos que meteorológicos.

Me iría a Islandia o algún sitio de estos donde siempre hace frío, siempre llueve y siempre de todo, pero soy consciente de que no duraría ni dos días, porque llegaría a un punto de que necesitaría sol y un clima seco desesperadamente, para poder hacer la fotosíntesis, y no quedarme más blanco que Michael Jackson después de más de una semana muerto (perdonadme el chiste fácil). Es lo que tiene vivir en España.

Yo ahora mientras lavaba platos se me estaban ocurriendo un montón de temas de los que hablaros, pero ya no me acuerdo. Yo maldigo mi lado Dori. En fin, que a ver cuándo se deciden los de Blogger en sacar una aplicación para el iPhone, y así poder escribir al instante sin que tenga que depender de mi frágil y delicada memoria.

Esta tarde teatro. O algo así, porque un grupo de tios que hacen música con basura no puede llamarse teatro.

viernes, 10 de julio de 2009

Ejemplo de buen periodismo

(Por respeto he *censurado la imagen. Para ver la original podéis pinchar en ella)

Me he quedado helado, estupefacto, por cómo han ilustrado la noticia de un fallecido de 27 años por una cornada en el cuello en los sanfermines, en la versión digital del diario Público. Pero más helado me he quedado al ver lo mismo en la versión digital de El País.

La noticia es válida, por supuesto. Ha muerto alguien en los sanfermines. Punto. Pero, ¿ilustrarlo con la imagen del chaval agonizando (o ya fallecido) y lleno de sangre? ¿Dónde ha quedado el respeto? ¿Nadie en esa redacción ha pensado en los familiares? Sinceramente, yo soy uno de ellos y tras ver la imagen en la web no sólo me llevaría un cabreo de ocho pares de narices, sino que me plantearía poner una demanda.

En fin, me parece lamentable. Esta es otra demostración de que los medios actuales lo único que buscan es la carnaza, lo fácil y, sobretodo, cuando interesa, ir de víctimas.

*La censura no siempre tiene que ser mala.

lunes, 6 de julio de 2009

Del chorreo a la desproporción

Hoy el Real Madrid ha presentado en su estadio Santiago Bernabéu al fichaje más caro de la historia del fútbol: Cristiano Ronaldo. Y lo ha hecho a unos niveles de desmesura y excentricidad auto masturbatoria que, personalmente, me han provocado arcadas.

El estadio lleno hasta los topes, un escenario digno de un macro pase de modelos que de un chaval que le pega patadas a una pelota, trofeos expuestos y todas las autoridades presentes. En tiempos de crisis económica, de embargos, de despidos masivos, de bancarrotas, de negocios fallidos; nos hemos gastado una cantidad de dinero que un ser humano normal tendrá que vivir una decena de vidas para alcanzar, y lo celebramos a lo grande, midiéndonos nuestra polla grande y gorda ante 80.000 aficionados berreando, eufóricos a nuestros pies, ante el nuevo ídolo de la chulería, del caradura y del mirar por encima del hombro. 80.000 seres humanos normales, que después pagarán, más ciegos que un vendedor de cupones, precios anormales para verlo jugar en vivo sobre el campo.

Mientras veía las imágenes, aquello, sin establecer paralelismos políticos, me ha recordado vagamente a los festivales y desfiladas militares de las antiguas dictaduras europeas (o a las actuales dictaduras asiáticas). Una comunidad despliega y celebra todo su poderío, nostálgicas por la gloria alcanzada en el pasado y esperanzadas por la gloria que aún está por venir. En la presentación de esta tarde he visto a un Imperio celebrar la adquisición de su nuevo "esclavo", masturbándose por lo que creen que van a conseguir, y sin ser conscientes de que el único animal que tropieza sobre la misma piedra dos veces es, precisamente, el ser humano.

Sobretodo aquél falto en humildad y sobrado en prepotencia.

¡200.000 visitas!

Estaba preparando otra entrada cuando me he dado cuenta de que ¡el blog ha superado las 200.000 visitas! Puede parecer toda una minucia pero a mí me parece una nueva cima superada. Y más ahora, en esta etapa de mi vida en que escribo cada vez menos por falta de tiempo, una etapa en la que, irónicamente, se han batido récords de visitas, cuya media a día de hoy aún no ha bajado.

A pesar de que este pequeño rincón que inauguré en noviembre de 2004, y en el que he hablado de un amplio catálogo de temas, no es lo que era antes, me gustaría agradeceros a todos los que me seguís que, precisamente, sigáis haciéndolo.

200.000 sinceras gracias a todos, de verdad.

viernes, 3 de julio de 2009

12 meses, 12 portadas: 'Up'

Es cierto, quería cerciorarme antes de dedicarle la portada del mes de julio del blog si era realmente buena... y lo cierto es que lo es mucho, de buena. Os anticiparé bien poco de ella, porque para eso publicaré la crítica en Cinefilo.es la semana del estreno (a finales de este mes), tan sólo deciros que estamos ante una obra maestra, un cuádruple salto mortal con pirueta de Pixar que parecía imposible después de Ratatouille y Wall-E. Pero lo han vuelto a hacer, y se han superado ellos mismos y a los éxitos que preceden a esta maravillosa película sobre un anciano, un niño, un perro, un pájaro, un aventurero loco, un grupo de perros, unos globos y una vida.

La vida, como nunca antes retratada en el séptimo arte.

jueves, 2 de julio de 2009

Tomorrow, tomorrow...

Mañana voy a un sitio a ver una cosa. Y si esa cosa me gusta, le dedicaré la portada del mes de julio. Sí, a mí también me cansa ya ver al Barça con la copita, pero es que además de esperarme a mañana a ver esa cosa, no he tenido mucho tiempo que digamos durante esta semanita.

¡Que me he apuntado a la autoescuela! De momento vamos bien, aunque sólo haya ido un día (ayer). La de entradas antológicas que saldrán en cuanto empiece las prácticas, dentro de más o menos doce años, jajajaja.

Bueno, voy a ver si me relajo que hoy ha sido un día de perros. Pero de perros de perrera y eufóricos y de todo, no de los caseros y los que se pasan todo el día tocándose la bolsa escrotal. Ay omá.