viernes, 30 de octubre de 2009

tias buenas macizas culo tetas sexo

No os asustéis. Esto es parte de un experimento. Veo que la entrada más visitada de la historia del blog es aquella llamada Megan Fox desnuda... esta vez sí, lo cual no deja de ser un poco triste, pero bueno. Quiero comprobar qué pico de visitas alcanzará el blog tras publicar esta entrada, y de paso cachondearme de los pajilleros que llegarán aquí esperando encontrar algo con el que poder tocar la zambomba.

Lo siento chicos, este no es vuestro día. Siento haberos provocado un gatillazo. Unos van por ahí pidiendo caramelos vestidos de fantasma, y yo hago estas cosas. Es lo que tiene.

Visitas de ayer jueves 29: 116.

Las visitas de los próximos días las publicaré en Facebook (¿a qué estáis esperando para haceros fans del blog?) y Twitter. La verdad es que no vale la pena dedicarle otra entrada más a esta clase de chorradas xD, así que qué mejor que recurrir a las redes sociales para ello. Que para algo servirán digo yo.

Tras esto a ver si escribo una entrada dedicada a Lauren Viladecans, que les tengo unas ganas tremendas...

martes, 27 de octubre de 2009

Memoria pez

Yo iba a escribir una entrada muy larga pero ahora mismo ya no me acuerdo de qué. Últimamente me parezco a la Dori de Buscando a Nemo y me olvido de cosas en un pis pas (es la primera y última vez que escribo esta mierda de expresión). A veces me asusto y todo, pero en fin, qué se le va a hacer.

Este año sudaré de ir al Salón del Manga de Barcelona. Como muy bien sabréis, al menos de momento (y ya van unos cuantos meses) el manga ya no me motiva, y menos como para moverme en autobús hasta Hospitalet, tragarme una cola insufrible rodeado de gente disfrazada y pagar cinco euros para entrar en un mercadillo de manga. Pues no me da la gana. Para perder el tiempo y el dinero voy al Norma Comics o a la Fnac que no me cobran entrada y no tendré que aguantar según qué cosas. Además, antes tenía su gracia porque había escenario y podías ver a los frikis cantar cuatro chorradas y pasar un buen rato riéndote de ellos. Ahora como lo han puesto en otro recinto y hay que tragarse más colas y más autobuses, pues como que me quedo viendo Sálvame que es prácticamente lo mismo pero gratis (sin acritud).

Y ahora iba a escribir algo más pero se me acaba de olvidar. En serio, creo que tengo que ir al médico o algo. O eso o simplemente ponerme a dormir, porque acabo de llegar a casa tras catorce o quince horas sin parar en un momento y como que mi persona empieza a irse a pique.

Ah sí, que sepáis que vendo los 34 tomos que tengo de Naruto. ¿Algún interesado/a?

Ah sí (parte 2), me acabo de acordar de qué iba a escribir. Que iría al salón solamente para conocer en persona a los chicos de Kurogami. Pero, nenes, que además de no estar motivado por ir, no me va muy bien de tiempo xDD. Otro año será. ^^ Besotes y que vaya muy bien!!

Modo Facebook OFF

sábado, 24 de octubre de 2009

Want Your Bad Romance

¿Cansado de rediseños cada vez peores y sin ninguna razón de ser?

¿Quemado por la gracia de hacerse fan de cosas?

¿Agotado de que lo único que importe es subir fotos de forma compulsiva (aún y con ese contrato de privacidad), y de que la peña te etiquete sin que te consulten?

La respuesta a todas estas preguntas las tiene un pajarito de color azul...

miércoles, 21 de octubre de 2009

Canguelo Strikes Back

Como todo buen aficionado al fútbol debe saber, ayer el Barça perdió 1 a 2 contra un equipo ruso que no sé ni cómo se llama.

Esperad, que googleo... Ah, sí, el Rubin Kazan. Este conjunto ruso de nombre de criajo poligonero le metió dos golitos al Barça que lo ha ganado todo sin despeinarse, con unas contras brutales que por increíble que parezca no pudieron parar los culés.

Sin duda una derrota que no se esperaba nadie, pero que va bastante bien para esa afición tan engreída a veces como lo es el barcelonismo (incluyéndome a mí).

Pero hay algo que me preocupa. El juego del Barça no es el mismo del año pasado. Ya no juegan ni tan sueltos y ni tan frescos como cuando ganaron el triplete. Les cuesta, como si llevasen una losa encima que les pesase una tonelada. Como si de repente se hubieran echado cinco años encima. Y algo me huele a chamusquina. Porque ya sucedió lo mismo cuando se ganó la Champions de París. El equipo alcanzó la cima de sus posibilidades, para caer en la más absoluta de las desgracias durante las dos temporadas siguientes.

¿Puede repetirse la historia? ¿Está maldita la suerte del Barça, que no sabe gestionar como es debido el mayor de los éxitos? ¿O simplemente estamos ante un bache sin ningún tipo de importancia?

El tiempo lo dirá, y esperemos que diga que es lo tercero xD. Pero una cosa es segura: Pep Guardiola no es Frank Rijkaard. No es ni tan permisivo ni tan "panolis" repitiendo sus sistemas durante años. Es un entrenador que se hace confiar, y yo confío en él.

Al menos de momento.

lunes, 19 de octubre de 2009

Esto es Halloween 2009

Desde hoy hasta el próximo 2 de noviembre, tendré el diseño del blog “ligeramente” modificado para celebrar Halloween 2009; look que probablemente le encantará a Orenji xD, y que como es temporal, pues no me he molestado en cambiar el color de fondo de la gran parte de los botones.

Como ya os he adelantado –más o menos- esta mañana por Facebook, la portada vendrá acompañada de un clip de las mejores películas de terror que nos ha regalado el séptimo arte desde su existencia… POR DÍA, durante las próximas trece noches. Yo quería poner una foto de Robert Pattinson, pero al final he creído que esto sería mejor.

Para los más miedosos, he incluido un par de botones que puede detener la película flash o, simplemente, enmudecerla. Vuestra es la decisión.

¿Qué os parece? Es mi primer trabajito flash que hago público y creo que me ha quedado la mar de cuco xD. Es de lo más basicorro, pero que me quiten lo bailao, que alguna vez tendré que fardar de estudios.

Ahora vendrá el típico quejica de cada año, vociferando en contra del terrible imperialismo norteamericano y de la globalización.

Me la suda. Me gusta Halloween, ergo lo celebro como yo quiera, obviamente sin dejar de lado las tradiciones de aquí como la Castañada o el Día de Todos los Santos.

Además, como Halloween es una festividad tan ligada al mundo del cine, pues razón de más.

viernes, 16 de octubre de 2009

Ha muerto Andrés Montes

De piedra me he quedado al leerlo hace poco más de media hora, que Andrés Montes había muerto esta misma noche. Es una de esas noticias totalmente inesperadas, que cuando llegan, no sabes muy bien cómo encajar porque no te las acabas de creer.

Lo que no termino de creerme es que este señor no volverá a deleitarme jamás con sus comentarios en el fútbol, pero sobretodo en el baloncesto, su deporte favorito y el que sin duda se le daba mejor. Andrés Montes simplemente le añadía al deporte esa pizca de show entertaining personal que tanto hace falta en muchas ocasiones, cuando lo que ves en pantalla no hace más que provocarte hastío y monotonía, cuando no ganas de matar por los verdaderos ineptos que se ponen al micrófono.

Leo que su fallecimiento aún no está claro. Que un familiar lo ha encontrado en su casa de Madrid, con 53 años y la pata estirada. El que exclamaba "¡tiburón!" cuando Puyol tocaba el balón. El que llamaba "decodificador" al ex jugador del Barça, Deco. El que convertía los partidos de la NBA en un espectáculo aún más grande si cabe. El que ponía motes a todo Cristo y describía lo que sucedía en el campo de batalla con más o menos acierto, pero consciente de sus propias posibilidades y del jugo que podía sacar en cada momento. El que se inventó el término "tiki-taka".

El que se ha ido.

Espero sinceramente que se aclare lo sucedido pronto. Eso sí, dependiendo de lo que haya pasado, mi opinión sobre él nunca cambiará. Al fin y al cabo, a las personas no se las juzga por cómo mueren, sino por cómo viven.

Porque la vida es muy puta y tiene estas cosas, pero también puede ser maravillosa, Salinas.

El Vuelo del Globo Plateado

Os diré yo lo que pasa aquí.

Los impresentables padres del pobre Falcon Heene son unos farsantes, unos caraduras. Falcon es el niño que ha tenido al mundo en vilo durante unas horas porque, presuntamente, se quedó atrapado en un globo aerostático que construía junto a su papá, mientras éste (el globo, no su padre) emprendía el vuelo a lo Carl Friedericksen hasta el infinito y más allá. Presuntamente, porque hasta que el globo no se ha desinflado y ha caído donde Jesucristo perdió sus converse de color rosa fosforito, pues no se ha descubierto que el crío estaba escondido dentro de una caja (!!!???), en el altillo del garaje de su casa, porque “su padre estaba de mala hostia le había chillado y tenía miedo de su reacción” al ver que el globo se iba sin remedio.

Pues vaya. Pues no me lo creo.

Los padres de Falcon ya son conocidillos donde viven por mil y una historias, pero sobretodo por sus ganas de retener la atención de los demás. El padre presentó un programa de televisión sobre fenómenos metereológicos porque es cazador de tormentas (ajá…), y la madre ya protagonizó varios reality shows en el pasado.

Pues por mucho que me diga el pobre Falcon que estaba asustado y por mucho que me lloren los padres delante de mil cámaras y flashes, pues que no me creo esta porquería de montaje. Porque tenemos mejores cosas a las que prestar nuestra atención y tiempo, e infinitamente más importantes. No voy a negar lo icónica televisivamente hablando que resulta la imagen del globo-platillo-whatever volando, como si fuera una versión bizarra y futurista de Le ballon rouge de Lamorisse. Pero que no, que no, que no me trago la cucharada de papilla para la alienación del populacho.

Además, mientras escribo estas líneas, el chico (que ya tiene cara de globo y muy bien podría protagonizar un live action de Padre de familia en el papel de Stewie) dice literalmente y sin despeinarse que “We did this for a show”.

En fin. Acabo con un tweet que he leído hoy por parte de @Hidro_boy:
¡hola! Tengo ladrones en mi partido político, aunque sólo dimita uno. Pero la culpa es DEL GOBIERNO!!!
Adieu.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Yo ahora mismo

Ay Dios, no sé qué me está pasando esta tarde que bostezo dos veces por minuto, no tengo ganas de hacer nada salvo tumbarme un rato e intentar echar una cabezadita para mandar a tomar por culo este sueño raro, pero cuando me tumbo no hay manera de intentar pegar ojo. Y no, no será por la jungla silvestre y belenestebanera que es la plaza de mi barrio, más bien porque mi sistema orgánico es un cabrón puñetero con ganas de tocar las narices.

En fin, menuda entrada más irrelevante. Para estas cosas ya está el Twitter o el Facebook. Ah no calla, que al no ser el blog una red social quizá este tipo de texto pasa a tener alguna clase de caché.

Allá va otro bostezo... joder, qué difícil es escribir con los ojos desganados.

El otro día vi La ola y me gustó. Ahora iba a escribir que estoy escuchando a Cat Stevens pero me ha venido un bostezo más en menos de un minuto y medio. Y además de todo esto quiero un puto iMac pero no tengo ni espacio ni dinero ni etiquetas con que clasificar esta entrada.

Hala, ahora suena Lady Gaga.

Me voy a preparar un colacao caliente mientras hago tiempo para que empiece Física o química, que los cabrones ahora no sé por qué pero además de emitir en panorámico (por fin algo de cordura en este país de políticos corruptos) se pasan como media hora de resumen del anterior capítulo. Que digo yo que los responsables de la serie faltaron a clase el día en que se impartía la asignatura "Resumiendo con dos cojones", porque si no, no me lo explico.

Venga, que me ha quedado una entrada la mar de absurda, digna secuela de la mierda de libro que es Tokio Blues de Haruki Murakami. Un Twitter de doscientas y pico de páginas (o más, pero no puedo comprobarlo ahora, porque lo tiré a la papelera, y es un hecho verídico y con pruebas gráficas) del que no quiero saber nada más en la vida.

Adieu.

viernes, 9 de octubre de 2009

Los hindúes son moros

Queridos responsables de marketing de Televisió de Catalunya. Me dirigiría a vosotros en catalán, pero como quiero que me entiendan todos los que me leen, pues lo haré en castellano. Supongo que eso no os supondrá ningún problema, teniendo en cuenta que cada vez estáis más españolizados.

Hace un rato habéis emitido un anuncio promocionando el pase en vuestra cadena de uno de los últimos trabajos de Quentin Tarantino, Death Proof. Parece ser que después de ésta, pasaréis también Hostel, incluyéndola según se mire en el mismo paquete. No me parece nada mal el plan para una noche de viernes. Sin duda es una doble sesión más maja de lo que la programación televisiva patria nos viene ofreciendo habitualmente, aunque vuestras intenciones sigan siendo la de aprovechar el éxito que ha supuesto en nuestro país Malditos bastardos.

Pero si hay algo en esta vida que odio mucho, muchísimo, es la desinformación. Desconozco si os habéis parado a ver las películas que emitís o simplemente ponéis el DVD y le dáis al play, porque habéis dejado bien claro que no os informáis sobre ellas.

Si no fuera el caso... no me cabe en la cabeza que alguien promocione Death Proof y Hostel en el mismo paquete como DOS PELÍCULAS DE QUENTIN TARANTINO.

Está claro que hay publicidades que son muy hijas de perra, y que en el cartel de Hostel se ponía primero el nombre de Tarantino que el de Eli Roth, que es quien verdaderamente dirige todo el cotarro. Pero hay que leer. Tarantino presenta y es productor ejecutivo, y Roth escribe y dirige. Y todo en el mismo cartel, e incluso en los mismos créditos del film.

De verdad, y ya no sólo va por TV3, sino por todos aquellos que aún sigan creyendo que, yo qué sé, Anastasia es una película de Disney (!!!): NO CUESTA TANTO.

12 meses, 12 portadas: Batman Arkham Asylum

Me ha costado decidirme con la portada de este mes. Tanto, que he tardado más de una semana en hacerla y ponerla. Y es la primera vez que me pasa xD.

En fin, que después de considerar que parte de principios del mes de septiembre he estado completamente enganchado a Batman Arkham Asylum en la Xbox, pues qué menos. El argumento no es nada del otro jueves y a priori es bastante facilito, pero me ha tenido absorbido como hacía tiempo que no lo hacía uno antes (a ver, ahora estoy en pleno FIFA 10, pero no es ni mucho menos lo mismo). Así que hala, de cabecera, por mucho que diga Diego en la página de Facebook del blog que es sosainas xDD.

Por cierto qué calor que hace. He estado como dos semanas sopas perdido, constipado hasta los huesos, y esta calor que está haciendo ahora mismo es lo pior que puede estar pasando ahora. Tanto para mi bienestar como para mi salud. ¿O son los cascos gigantes que llevo con música puesta? Pues no sé, pero como no empiece a hacer frío de verdad me voy a morir con el maldito entretiempo de las narices. Que me mata, me mata mucho, ¡criminal!

Crepúsculo mierda mormona. ¡A ver cuándo me siento para vomitar en ella!

Saludos y besos. Menos a la Meyer, claro. Qué asco.

PD: Ahora que me doy cuenta... me ha quedado la Hiedra Venenosa (sí, esa, la prima mala y vegetariana de Ariel de La Sirenita) un poco fea en cuanto a proporciones... en fin, da igual xD.

martes, 6 de octubre de 2009

Voyage à Paris! 3ª parte: Versalles, Notre Dame, Cementerio del Père-Lachaise, Noveno Distrito y el 4,10

Sigamos recuperando mis peripecias por París de la primera semana del pasado agosto, que las he dejado muy abandonaditas ellas, pobrecitas.

Después de una ajetreadísima jornada por todo el centro, no me imaginaba levantarme aún más temprano al día siguiente para continuar con la faena. Pero lo hicimos, por la cuenta que nos traía, ya que cuando estemos hechos unos viejunos echaremos de menos ese infernal dolor de pies y nuestro aguante duodenal en todos los sentidos.

El caso es que a las siete y media de la mañana ya habíamos iniciado nuestra rutina habitual con el transporte público parisino. Bus, tren y metro para coger un tren de la línea amarilla, la que te lleva a tomar por culo del mundo. Destino: el Palacio de Versalles. A ver cómo vivía la monarquía francesa en los tiempos en que acabaron perdiendo la cabeza. El viaje en tren hacia el ahora suburbio parisino fue tranquilísimo, en unos trenes que personalmente se me antojaban idénticos que los de dos pisos de Renfe. Pero mejores, claro. Aquí no ponen asientos acolchados ni hartos de vino. Y menos en Cataluña.

Llegamos sobre las nueve de la mañana, y al salir de la estación aquello fue un mini drama porque no nos ubicábamos ni para atrás. Pero gracias a los franceses, que son muy amables ellos (menos cuando te eliminan de mundiales), pues vimos un cartel que no era más que un folio enganchado en una farola con una indicación hecha en Microsoft Word hacia el Palacio. “Château de Versailles, hacia la derecha” (léase “hacia la derecha” como una simple flecha, claro; benditos símbolos ajenos a fronteras y lenguas).

No sé cómo será la ciudad en general, pero a simple vista parecía un lugar tranquilo y agradable, aunque naturalmente algo acosado por nosotros, los turistas, en las zonas que tengan algo que ver con el Palacio en sí. De camino a éste (sin ninguna perdida una vez encarrilado), muchas tiendas y padaritas vendiendo souvenirs de todo tipo relacionados con Versalles y París.
Y al llegar, pues bueno, pues bien, llegamos al Palacio y a sus territorios. Era gratificante estar en el patio de entrada por lo que sucedió allí durante la Revolución (si no me equivoco, todo aquello lo ocupó el pueblo en general, armado y pidiendo la cabeza de los que vivían tan humildemente en semejante chabola), pero el tamaño del palacio no era gran cosa.

Una vez hechas las fotos de rigor, enfeadas por unas obras de restauración que se estaban llevando a cabo en un ala del palacio, nos quedamos un poquitín aturdidos entre las riadas y decenas de colas de turistas que nos iban rodeando.

Veinte minutos después (xD) preguntamos por dónde se accedía a los jardines. Como nos dijeron que los interiores eran una mierdecilla y que no valía la pena pagar y esperar tanto por ello, pues nos fuimos a los jardines (al final nos acabamos arrepintiendo de ello...).

El primer chasco nos lo llevamos al llegar y comprobar que para acceder a los jardines también había que pagar… pero no había nada de cola. Y cuando digo nada es nada. Néant. Así que al lío. No recuerdo (o no quiero recordar) cuánto nos costó, pero con el carnet de estudiante salía más barato. Y como yo no tengo, pues me tocó joderme vivo.
Entramos y aquello era muy bonito. Pegaba el sol, pero daba igual. La primera impresión no podía ser más positiva. Las vistas de los jardines desde el patio que daba al pie del palacio eran impresionantes, y el entorno personalmente me cautivaba más por su contexto histórico que por su belleza y/o importancia artística. Tras cinco minutos haciendo fotos, pabajo. Bajamos las escaleras principales en dirección al Gran Canal, y nos colamos por un pasillo que no sabíamos a dónde conducía. Afortunadamente teníamos los mapas que cogimos a la entrada, así que más o menos nos fuimos guiando. Mientras más bajábamos, más erosionado se iba quedando el entusiasmo. Fuera del entorno de Palacio, aquello no eran más que unos jardines normales y corrientes por los que habíamos pagado una eurada.

Y repleta de bichos. Abejas, abejorros, y tal.

Que a mí me da igual, claro. Pero a otras no.
Tras dar la vuelta padre nos quedamos un buen rato por los alrededores de la Fuente de Apolo (ver imagen), haciendo fotos del paisaje y de un cisne muy majo que había allí. Tras hartarnos de aquello, del calor y de los bichos voladores, nos adentramos por uno de los jardines hasta llegar al “Bosquet de la Colonnade”, que no me hagáis buscad su nombre en español porque no tengo ganas y no sé.

Allí yo estaba muy bien pero otras no porque había bichos. El más gordo de todos, una mujer enorme como el Gran Canal que estaba allí vigilando para que nadie, y digo nadie, tocara nada de lo que había allí. Sólo los escalones, claro, para pisarlos (que para eso están) y sentarte en ellos. Antes de percatarme de su existencia, logré hacerme una foto apoyado con toda mi pachorra en una de las columnas.
Y no me di cuenta de que mientras apoyaba mi sobrepeso sobre aquello, el otro sobrepeso me avisaba a pleno grito pelao (con pitidos y todo, en francés, claro) que no tocara la columna. La que se dio cuenta fue mi amiga Laura, que al ir a hacerse la misma foto que yo, se pegó el susto de su vida con los pitidos que daba la mastodonta gabacha. El resultado: una de las mejores fotos de la historia, que no pondré aquí porque si no me mata. Ah, qué obra cumbre se pierde la humanidad…

Como ya eran las doce y estábamos hasta la polla de calor y jardines, nos fuimos, riéndonos de la inmensísima cola que había ahora para entrar. Así que cogimos al tren y nos piramos de vuelta a la capital.

La estación de metro nos dejaba al lado de Notre Dame y además estaba de camino, así que decidimos rematar el asunto pendiente que siempre ha sido la catedral de París.
Imponente y postrada en uno de los lados de la pequeña Isla de la Cité, el templo de estilo gótico siempre es un lugar especial. Se hace mucho más agradable su visita cuando está nublado o está a punto de llover, pero en esos momentos el sol picaba sobre la plaza de Parvis como un hijo de la gran puta. El terrible gentío que había (y no me voy a engañar: siempre ha habido) no ayudaba nada en absoluto. Unas cuantas fotos, y nos fuimos para adentro, que al menos yo nunca la había visto antes.

Como siempre pasa en estos casos, sentí un poco de indignación al principio. No es que sea religioso, ni mucho menos, pero es que aquello parecía o un parque temático o un mercadillo de domingo, con paraditas de todas las clases en el interior del templo. Está muy bien que la gente vaya a visitarlo, pero, ¿de verdad hace falta prostituirlo de esta forma? Y ojo, no sólo pasa en Notre Dame, sino que es algo que he visto también en la Catedral de Barcelona.

En fin, todo muy bonito, como era de esperar, y con mucha gente dentro haciendo fotos con flash cuando estaba prohibido. No sólo la Iglesia Católica hacía lo que le salía de sus (presuntamente) vírgenes genitales, sino también la gente en general. Para ir variando, claro.
Con la tontería, el día se nos iba acabando. Ya no teníamos pies, pero nos quedaba otra asignatura pendiente: el Cementerio del Père-Lachaise, que estaba a tomar viento y tuvimos que coger una línea de metro que no estábamos acostumbrados a coger.

Construido a principios del siglo XIX, es el cementero más grande de la ciudad intramuros, y uno de los más conocidos del mundo. Entre muchas otras celebridades, allí están enterrados Oscar Wilde (escritor y dramaturgo irlandés), Jim Morrison (vocalista de The Doors), y la que más me interesaba visitar: la cantante francesa Édith Piaf.

A pesar de ser tétrico de cojones, la verdad es que era un lugar muy apacible y con mucha gente visitándolo. Como es obvio, había tumbas antiquísimas, y su visita resultó la mar de curiosa. Había tumbas desquebrajadas y todo, con lo cual podías entrever su interior si te atrevías, porque la verdad es que daba mucho respeto.
Los momentos en que visitamos a Jim Morrison, Édith Piaf y Oscar Wilde fueron momentos muy especiales, pero extraños a su vez. Estar ante el lugar de reposo eterno de alguien célebre, a quien admiras y que obviamente nunca has conocido, es algo realmente indescriptible.

Tras casi hora y media en el cementerio, fuimos a visitar muy brevemente el Noveno Distrito de la ciudad, en el cual están la Ópera de París y las Galerías Lafayette.
La Ópera es simplemente impresionante, un edificio brutal al que te quedas mirando y haciendo fotos un buen rato. Aparentemente Lafayette era de lo más normalito, como los Corte Inglés de Madrid o Barcelona, pero como no entramos porque estábamos agotadísimos, pues no pudimos ver su precioso interior.

Después de dar un largo rodeo buscando algún sitio donde comer o tomar algo, encontramos un local que estaba justo al lado de Lafayette. Todo el mundo se pidió unas crepes, menos yo, que pedí una Fanta de naranja porque sólo tenía sed.

Y bueno, aquello fue un robo a mano armada.

Vale que estás al lado de las Galerías Lafayette, pero tio, ¿cobrarme cuatro putos euros con diez jodidos céntimos por una maldita Fanta de naranja de tamaño normal no es ABUSAR?

En fin, que no hace falta decir que la disfruté como si fuera la última Fanta de naranja que me iba a tomar en toda mi vida. Me la bebí muy lentamente y saboreando cada burbuja, cada mililitro, cada adherente químico, cada colorante. Incluso me zampé los hielos, algo que nunca hago, incluso en tiempos de sequía.

Aquí tenéis un antes y un después:
Dolió. Y esa crepe que se ve de fondo seguramente sería la rehostia.

La jornada terminó con una noche algo loca en la habitación del hotel. Pero no bajamos la guardia: al día siguiente había que volver a madrugar.

Esta vez, nos esperaba Disneyland París. ^^

lunes, 5 de octubre de 2009

En LaBlogoteca de 20minutos...

A esto se le llama captar la esencia e imagen de un blog y lo demás son tonterías xDDD.

De aquí

viernes, 2 de octubre de 2009

Juegos 2016: Y mi apuesta es Río

Quien me vaya siguiendo desde hace tiempo sabrá que salvo algunas excepciones puntuales, odio los nacionalfavoritismos, un término que me acabo de sacar de la manga, el cuál dícese de aquella actitud favorable a algún lugar, algo o alguien solamente por pertenecer al mismo país de procedencia.

Toma ya.

Pues ahora mismo, y sintiéndolo mucho, no estoy con Madrid 2016. Evidentemente me alegraría por su elección porque los Juegos Olímpicos volverían a España, pero sinceramente, hace un rato he echado un vistazo a todos los planes olímpicos, y me parece la peor candidatura de todas. El tema de las proximidades entre sedes es una gozada, al igual que el gran apoyo popular que está teniendo.

Pero personalmente me decanto por Río de Janeiro (o Río20!6). No me gusta el estadio (el mejor es sin duda el japonés), pero el plan es algo extraordinario, a la altura de unas Olimpiadas del siglo XXI. Además, ¿ya toca en América del Sur no? Si no recuerdo mal, serían las primeras. Y en Europa ya tendremos en 2012 las de Londres. Sería repetirse...

En fin, a ver qué pasa esta tarde. Mi predicción sobre cómo quedarán las votaciones del COI es ésta:

1. Río
2. Chicago (que también estaría MUY bien)
3. Tokio
4. Madrid

¿Y las vuestras?

PD: Ya sé que tengo que cambiar la portada... YA LO SÉ xDDDD.