jueves, 24 de febrero de 2011

Partidos políticos que se posicionan públicamente en contra del matrimonio homosexual pero que sin embargo utilizan una canción dedicada al amor homosexual para sus campañas electorales


miércoles, 23 de febrero de 2011

Días difíciles

Habréis notado que no he actualizado mucho el blog desde hace al menos un par de semanas. Lo cierto es que he estado pasando días bastante complicados, si no es por una cosa es por otra, y eso me ha ido restando las ganas y/o los ánimos de escribir tanto aquí como en Cinefilo.es.

Agarraros que va para largo:

El fin de semana posterior al estreno de Born This Way me puse bastante enfermo. Qué coño, ese mismo día ya empecé a agonizar. La gripe que arrastraba desde mi viaje a Londres para celebrar el 2011 volvió a salir de su escondite, pero esta vez me pilló desprevenido y me dio todo lo fuerte que la mala puta pudo. Tuve tanta fiebre que estuve al borde de los 40 grados de temperatura, y esa misma noche, después de pasar un par de horas de mierda tumbado en el sofá sufriendo la terapia de choque de pañuelos mojados en la frente y en las muñecas, me llevaron al médico sin mucho éxito, ya que no me dijo gran cosa (pues no sé lo que tienes, ¡pero tómate esto!).

Al día siguiente, a eso de las siete de la mañana, la cosa fue un poco a peor. Seguía rozando los 40ºC de fiebre, el malestar general era cada vez más insoportable, y los altos niveles de acetona que tenía me provocaban mareos, náuseas y vómitos. Mis padres decidieron llevarme al hospital donde me ingresaron unas tres horas para hacerme varias pruebas y descartar mierdas que no estuvieran relacionadas con la gripe. Llegué tan débil que mis padres tenían que cogerme para andar. Viéndome así me tumbaron en la cama y me enchufaron dos botellines de suero a full, no sin antes sacarme sangre desde la vía. Más tarde me sacaron sangre de la arteria, el pinchazo más doloroso e hijo de puta que he experimentado nunca, para luego tomarme la presión varias veces, hacerme un par de radiografías y un electro (que aún no sé ni para qué sirve). Total, me dijeron que tenía un cuadro gripal y que a drogarme seis días.

Ahora estoy como una rosa, pero la impotencia que siento por haberme perdido el examen de Mugendo que tenía ese fin de semana no me la quita nadie. No sabéis lo mucho que me jodió estar en el hospital sufriendo pinchazos y mareos, y estar perdiéndome una subida de grado que me preparé a conciencia durante las dos semanas anteriores. Iba a subir a cinturón verde y estaba muy motivado y tenía muchas ganas para ello. Ahora tendré que fastidiarme y esperar otros dos meses hasta el próximo examen.

Otra de las cosas que me ha tenido mosca ha sido el decidir dejar las clases donde estudiaba hasta ahora. No entraré en muchos detalles porque es algo muy personal y de lo que no me apetece mucho hablar, pero básicamente, me quemé del lugar y del tema y además, hoy por hoy, no podemos permitirnos pagar el dineral que nos costaba. Así que a tomar viento. Aún no sé qué es lo que haré, de momento a vivir el presente y ya veré qué pasa en el futuro.

Lo último ha sido sin lugar a dudas lo peor de estas últimas semanas. Una gran amiga mía, Estela, sufrió una infección bacteriana que la ha dejado muy grave en el hospital. Aunque a día de hoy su situación se está estabilizando poco a poco, la cosa ha sido considerablemente chunga y hemos pasado un fin de semana muy difícil. Yo nunca he rezado y en los últimos años no me tenía por un hombre religioso, pero esto que ha pasado ha sido como una descarga eléctrica que ha hecho que volviera de golpe y porrazo toda la catequesis y todo ese Rafa que creía en Dios y en todas esas cosas. Cuando llegas a estas situaciones nunca sabes cómo va a reaccionar tu cuerpo ni tu mente, y los míos desde luego me han dejado KO. He sido fuerte y he tenido mucha fe y esperanza en que todo saliera bien, pero por desgracia en algunos momentos también me he puesto en lo peor, supongo que inevitablemente. Existen muchas formas de temer la marcha de un ser querido: cuando se trata de alguien mayor temes ese momento en el que se va a ir, pero en cierto modo ya estás mentalizado de que es ley de vida y no llega a afectarte tanto como alguien que se va prematuramente. Es algo jodidamente injusto, y desde luego no estaría preparado para soportar algo así... otra puta vez.  No, de ninguna de las maneras.

En fin, que una de las formas en las que he podido sobrellevarlo ha sido creando el hashtag #PonteBienAletshe en Twitter, con el que mucha gente se ha volcado mostrando apoyos y repartiendo abrazos. Tengo muchas ganas de que Estela lea todos esos tweets, pero sobretodo tengo aún más ganas de volver a hablar con ella y verla sonreír. Por culpa de mi gripe no la veo desde hace al menos tres semanas, y volver a verla el otro día tras todo ese tiempo saliendo de quirófano y muy grave... Espero que siga estabilizándose y que el próximo viernes que vaya al hospital pueda verla consciente y despierta. Y si no, a seguir teniendo fe y esperanza en ella y en su fortaleza, como estamos haciendo todos los que la queremos. Está luchando como una campeona.

La única buena noticia que me he llevado últimamente fue precisamente ayer, que me pesé y descubrí que bajé de peso hasta los 90,9 kg. Normal, con lo enfermo que he estado... Ya estoy a menos de un kilo del objetivo que me propuse de llegar a los 90 kilos de peso, pero no sé si llegaré porque seguramente recuperaré todo el músculo que he perdido en el gimnasio. Todo se andará, de momento no me importa gran cosa y como ya deberéis suponer, no es ni mucho menos lo que me quita el sueño ahora mismo.

viernes, 11 de febrero de 2011

Born This Way: Mi modesta y humilde opinión


Yo estaba escribiendo una entrada extensa comentando mis impresiones sobre el nuevo single de Lady Gaga, Born This Way, que se ha estrenado esta mañana en todo el mundo y en el blog de Perez Hilton (que todos sabemos que son dos sitios distintos), pero lo he enviado todo a la mierda debido a los mareos y dolores de cabeza que tengo por culpa de una gripe de mierda que me está jodiendo la vida y el fin de semana. Además, he recibido una noticia que me ha puesto de muy mal humor (aún más), así que seré claro y conciso:

Me encanta Born This Way, no paro de escucharla y la amo locamente.

PERO me esperaba más. Y sobretodo algo más del estilo The Fame Monster. Coño, con los temas cojonudos que tiene esta mujer, pensaba que no sería capaz de bajar el listón. Me descoloca la gay parade pasada de rosca hecha canción que nos ha ofrecido la Gaga. Y desde luego las "influencias" de Express Yourself de Madonna y Waterfalls de TLC son más que evidentes.

PERO me suda la polla todo. Así de claro. A bailar y a disfrutar de la puta vida, que son dos días.

PD: Me hace gracia la gente que se queja de que la voz de Lady Gaga está super retocada. ¿HOLA? ¿MÚSICA ELECTRÓNICA? Ya son ganas de quejarse por tonterías.

martes, 8 de febrero de 2011

Born This Way Week: La carátula


Lady Gaga fue franca ayer por la tarde en su Twitter. "No puedo esperar más, el single se estrenará el viernes." Se refería, obviamente, al lanzamiento del primer single de su tercer disco de estudio, Born This Way (Nacido/a así), que saldrá a la venta el próximo mes de mayo. En un principio, el single iba a salir este domingo, pero parece que a la Gaga le ha entrado la urgencia de sacarlo ya porque tiene prisa por hacerse las ingles, y ya de paso pillar a toda la muchachada little monster de fin de semana para que lo compren como posesos tanto en formato físico como digital (yo considero que los verdaderos fans de la Germanotta deberían mostrar su apoyo y agradecimiento a su deidad por su existencia sobre la faz de la Tierra gastándose un euro en su nueva canción, qué menos la verdad, peor sería sacrificar a la virgen del pueblo abandonándola en las montañas).

De momento, la tía ya ha desvelado también en su Twitter la portada del single (no la del disco), que no es otra que la imagen que encabeza esta entrada. Lo cierto es que a mí no me ha producido ninguna sensación. La primera impresión ha sido más bien fría, y no tengo yo muy claro a qué se debe. Me esperaba algo más raro, quizá, o incluso más trascendental debido a una letra tan relevante en el pop actual como la que posee la canción (y quien me lo niegue ya puede estar haciendo cola para enfrentarse a un duelo a muerte conmigo).

El próximo viernes, si tengo algo de tiempo libre y no me pilla ningún toro, escribiré mi opinión sobre el single, que pienso comprar ipso facto en iTunes en cuanto esté disponible. Las expectativas están altas, aunque por precaución no bajaré la guardia por muchas miraditas que me lance Lady Gaga.

jueves, 3 de febrero de 2011

Mi colección de películas en Blu-ray


Cuando varios factores coinciden, pasan cosas maravillosas. En mi caso: ser un cinéfilo, un comprador compulsivo coleccionista de películas en Blu-ray, y el hecho de regalarme algo para mi cumpleaños, navidades o cualquier otro evento. Claro que si me conocéis bien pensaréis en el acto que el mejor regalo que podáis hacerme es un Blu-ray. Pero como tengo tantos porque soy un comprador compulsivo coleccionista, pasa lo que pasa: que al final acabáis por comprar uno que ya tengo xDD.

Así que voy a confeccionar esta –solicitada– lista a modo de consulta entre mis conocidos para que no la liéis parda cuando toque. Comienza el festival.

miércoles, 2 de febrero de 2011

24

En este preciso instante, a las siete de la mañana de este miércoles que está amaneciendo, hace veinticuatro años que mi señora madre acababa de parirme con todo su sufrimiento, sudor y lágrimas (bueno, todo esto lo supongo, yo no lo vi, así que no tengo constancia de lo que llegó a sufrir me señora madre para traerme a este mundo). Nació un servidor, yo, moi, aquí donde me veis, el pimpollo al que leéis con tantas ganas y expectativas, o al menos eso hacéis que parezca la gran mayoría de los que me conocéis en persona.

Han pasado 8.766 días desde el momento en el que el señor médico me dio una palmada en el culo, empecé a llorar como un gorrino, y mi –por aquél entonces diminuto– miembro de amor empezó a disparar orina encima de una enfermera de forma totalmente descontrolada. True story.

Las cosas desde entonces han cambiado un poco: Ya no me meo encima de las enfermeras, aunque sí me gustaría comentario censurado porque mi señora madre lee este blog y sería realmente fuerte para ella; engordé 120 kilos y perdí 26 en menos de un año; he visto aproximadamente dos mil películas y me habré comido varios miles de millones de pechugas de pollo rebozado en honor a la dieta equilibrada a la que me acostumbró mi querida progenitora. Habré escrito 1.168 entradas de blog solo aquí, y por no contar lo que estoy llegando a escribir en Cinefilo.es. En veinticuatro años solo he montado en seis aviones y comprado más de un centenar de DVDs y Blu-rays, ya que estoy mencionando datos aleatorios e irrelevantes.

Pero lo más importante son los veinticuatro años, diez años, cinco años o solo uno compartiendo mi vida con quien quiera que se corresponda de vosotros. Muchas gracias por estar ahí, y espero que sigamos así por muchos años más.