viernes, 5 de octubre de 2012

Columbine otra vez

Ayer una noticia me puso los pelos de punta. Un joven de 21 años pretendía emular la masacre de Columbine en la Universidad balear, repartiendo artefactos explosivos por el recinto mientras remataba con armas de fuego a rezagados, terminando la faena con su propio suicidio.

Lo curioso de todo esto es que se están volviendo a repetir los mismos errores que se cometieron cuando Columbine. Se describe a Juan Manuel como alguien que detestaba a la sociedad. El problema es que esa sociedad es la primera en señalar con el dedo y prejuzgar en este tipo de casos. Incluso desde las altas esferas políticas se le ha llamado perturbado.

Nadie es capaz de preguntarse qué se le pasaba por la cabeza a Juan Manuel. Qué tipo de situación le ha llevado a la conclusión de que masacrando una universidad suicidándose luego todo estaría en orden. En realidad no es más que nuestro fracaso como sociedad que estos casos se acaben dando, como también son sinónimos de fracaso el prejuicio y la condena sin ser capaces de tener ni un mínimo de preguntas que hacernos.

Seguimos siendo una sociedad de organizar festivales a bombo y platillo para contemplar cómo un reo es ejecutado a garrote vil. O al menos eso parece a veces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Recuerda que un blog vive gracias a tus comentarios. :)