domingo, 2 de febrero de 2014

Ha muerto Philip Seymour Hoffman


Según el Wall Street Journal, han encontrado muerto al actor Philip Seymour Hoffman en su apartamento de Manhattan. Tenía 46 años y una de las carreras más brillantes del mundo de la interpretación. En el día de mi cumpleaños, no me salen las palabras ante esta trágica noticia. Solo reconocer su inmenso trabajo y sentir profundamente su fallecimiento, recordándolo con el vídeo que abre este post, con un extracto de su interpretación en Capote, y que le valió su primer y único y merecido Oscar.

Descansa en paz, master.

lunes, 20 de enero de 2014

Los Juegos del Hambre: En Llamas y sus dos formatos de imagen


Cuando vi Los Juegos del Hambre: En Llamas en un cine de Barcelona el pasado mes de noviembre, por desgracia me perdí uno de los aspectos visuales más relevantes del filme: el cambio de su formato de imagen en un momento clave de la historia. Esto es debido a que en cines convencionales de España, la película se proyectó en 2.35:1 en la totalidad de su metraje, como es lógico puesto que así son la amplia mayoría de pantallas, y proyectarla de otra manera alteraría negativamente la experiencia.

domingo, 19 de enero de 2014

Las 10 mejores películas de 2013 (según yo, claro)


Voy tarde, pero me da igual. 2013 ha sido un año un poco regulero de películas. Las que tenía muchas ganas de ver, no me han gustado tanto. Y las que menos me esperaba que me gustaran mucho, lo han hecho. De hecho, ha sido un año en el que por un motivo u otro, he ido muy poco al cine, por lo que me ha costado bastante reunir esta lista de diez películas, las que considero que son las mejores del año por el orden en que las presento (en mi Facebook había publicado una provisional y sin orden, podéis consultarla aquí).

Como ya hay bastante texto que leer, simplemente os dejo con el ránking que, recuerdo, es personal, por si aterriza por aquí el típico señorito que se cree en posesión absoluta de la verdad universal.

(En imagen: el Cinema Urgell de Barcelona, que lamentablemente cerró sus puertas el pasado mes de mayo).

jueves, 16 de enero de 2014

Mercadillo Manga


Necesito pasta rápida y sacarme de encima cosas de las cuales ya he perdido el interés y solo hacen que ocupar espacio inútilmente. Entre ellas está mi colección de mangas. Atrás quedaron esos tiempos de otaku, salones y gastarse más de 7 euros en tomos que me duraban media hora.

De momento ya me he deshecho de más de 50 tomos de Naruto y de Bleach, pero me interesa encontrarle salida a todavía más, así que para ello abro este post que titulo Mercadillo Manga: será más accesible ver lo que veo que entrando en Ebay, y además así no colapso mis redes sociales con cincuenta mil enlaces.

lunes, 13 de enero de 2014

6 grandes momentos de los Globos de Oro 2014


La ceremonia de entrega de los Globos de Oro de este año se ha acabado hace poquito, y esta ha sido la primera vez en mucho tiempo en que no he visto ni seguido la gala. Cosas de la vida. En fin, que he empezado a escribir este post a las 6 y media de la mañana, me he despertado y desvelado media hora antes sin venir a cuento, así que qué mejor manera de aprovechar el tiempo antes de que el resto del mundo se ponga en pie que repasar lo que ha pasado esta noche en Los Angeles, y destacar aquí los que para mí han sido auténticos momentazos tanto de la gala como de la alfombra roja. "¡Pero si no has visto la gala!", ya, pero para eso está Internet, y Twitter, y Youtube, bitch.

viernes, 10 de enero de 2014

Sherlock 3x02: The Sign of Three


Yo sigo a lo mío, ¿eh? Eso sí y, como siempre, libre de spoilers y más breve que en la anterior entrada.

Lo cierto es que este segundo capítulo (The Sign of Three) de la tercera temporada de Sherlock me ha parecido mucho mejor que el primero, y eso que siguen cagándola con muchas cosas en las que antes se movían como pez en el agua: siguen con la comedia desenfrenada como si esto fuera el Sherlock Holmes de Robert Downey Jr. y mira, no, ese no fue para nada el trato inicial. Además sobra metraje en secuencias que podrían resumirse en un par de líneas, por lo que esa desmesura que no sé muy bien de dónde viene continúa, por desgracia.

Menos mal que el capítulo remonta y mucho gracias no solo a un guion (pese a todo) ingenioso y a una estructura narrativa brillante, sino a ciertos detalles repartidos sobre todo al final, y que me llevan a pensar que, quizá, los defectos que todo Dios encuentra en esta tercera temporada (y que ya he mencionado) sean premeditados ante el too much drama que probablemente nos caiga encima para la traca final. Lo veremos en un par de días.

martes, 7 de enero de 2014

Sherlock 3x01: The Empty Hearse


Estreno este 2014 en el blog precalentando con esta entrada de opinión sobre el primer episodio de la tercera temporada de Sherlock, la celebrada serie de la BBC que, básicamente, dio fama internacional a sus dos protagonistas: Martin Freeman y Benedict Cumberbatch. Y digo precalentando porque me servirá para eso mismo en relación al top 10 de cine estrenado en 2013 que estoy preparando, sabiendo que voy algo tarde (porque ya estamos en pleno enero del año siguiente), y sabiendo también que el ir precisamente tarde me importa bien poquito porque este es mi blog y aquí mando yo.

Pero al lío. Decía en mi Twitter, nada más ver el 3x01 de Sherlock, The Empty Hearse ("El coche fúnebre vacío"), que no me explicaba lo que acababa de ver. En resumidas cuentas, el regreso del re-imaginado personaje de Sir Arthur Conan Doyle por Steven Moffat se me había antojado demasiado descafeinado, algo aburrido y tremendamente previsible. Desconozco si algo habrá tenido que ver el teatrillo que tiene esta gente por agenda, pero parecen haberse acomodado en la colosal fama que han cosechado con seis episodios (de una hora y media de duración cada uno, y a cada cual más bueno), y en el saber que esa estirpe de fans que inunda redes sociales y foros de internet con su entusiasmo aplaudirán cualquier cosa que hagan, incluso tirarse un pedo.

martes, 31 de diciembre de 2013

Acaba un año y comienza otro, pero no me apetece celebrarlo


Porque no encuentro demasiados motivos para hacerlo. Después de cuatro años de desidia y porquería a chorro, el paso de un año viejo a otro nuevo ha dejado de ser algo especial. Ya no veo la diferencia entre eso y el ver una hora, un día, una semana o un mes nacer, vivir y morir. Ya no le veo la importancia. Ya me importa un bledo, el mismo bledo que me importa quienes lean esta entrada y piensen ¡pobre amargado!. Qué le voy a hacer.

Prefiero esperar, sufrir, trabajar y vivir el día a día en el que mi entorno y yo estamos instalados, hasta que lleguen los motivos que sí merezcan celebraciones especiales. He pasado a celebrar motivos, en lugar de fechas ficticias porque es lo que nos marcan el tiempo y la sociedad. He dejado de tener expectativas en unos nuevos 365 días porque tenerlas no sirve para nada, porque nada nos los garantiza, porque ya estoy harto de hacerlo y porque esos nuevos 365 días bien podrían comenzar un 20 de marzo que no un 1 de enero. Si luego esos nuevos 365 días son mejores que los anteriores, entonces seré el primero en proponer un brindis, beber, bailar y celebrar hasta que salga el sol, y ya de paso recuperar todas las energías que estos últimos años me han quitado.

Nada me impide sin embargo seguir con el protocolo que la sociedad espera de todo el mundo durante estas fechas, y desearos a todos un feliz año nuevo 2014 en el que todo lo que os propongáis –simplemente porque nuestro planeta ha dado otra vueltecita al sol– se haga realidad, y todo eso. Así que chin chin.

lunes, 30 de diciembre de 2013

Mis 15 fotogramas preferidos de Lo que el viento se llevó


Tiene delito que, amando el cine tanto como lo amo y teniendo veintiséis años, todavía no hubiera visto Lo que el viento se llevó, la legendaria superproducción de Hollywood que, hasta la fecha, es la película más taquillera de la historia del cine (si ajustamos los datos a la inflación).

Pues bien, eso acabo de hacer. Mi opinión personal del film es muy, muy positiva, sobre todo respecto a su primer acto. Durante el segundo la historia, al pasar a convertirse en un melodrama puro y duro, me ha dejado de interesar menos, pero el "daño" ya estaba hecho y, pese a la duración (prácticamente cuatro horas), la película me ha fascinado de principio a fin, especialmente en su aspecto visual.

Como una imagen vale más que mil palabras, he hecho una selección de mis 15 fotogramas preferidos de Lo que el viento se llevó. Eso valdrá por 15.000 palabras, así que con un poco de trampa, he aquí la reseña más larga que jamás haya realizado para una de las películas más largas jamás realizadas.

domingo, 22 de diciembre de 2013

Oprah: El escalofriante relato de un acontecimiento muy relevante de un domingo por la tarde


Yo no solo escribía sobre "oh cómo me gusta el cine soy super intelectual", sino que también me sacaba de la manga posts chorra sobre cosas muy curiosas que me pasaban en la vida y que merecen la pena ser contadas (porque si os explico las aburridas y deprimentes, quizá os queráis tirar de un ático), así que como he resucitado el blog hace poco, pues allá va el primero de esta nueva etapa.

Resulta que hace 10 minutos me ha pasado una de las cosas más asquerosas que recuerdo, junto a la invasión abejil de la que por desgracia nunca hablé por aquí...